Huelva

La sanidad onubense formará a un 14% más de profesionales

  • La convocatoria MIR de este año ha ofertado un total de 58 plazas para la provincia

Operación de una hernia en el Infanta Elena. Operación de una hernia en el Infanta Elena.

Operación de una hernia en el Infanta Elena. / alberto domínguez

La sanidad pública onubense aumentará este año en un 14% la cifra de médicos y resto de profesionales sanitarios residentes, como resultado de la última convocatoria de lo que se denominaba MIR y que ahora se conoce como Formación Sanitaria Especializada.

El sindicato Comisiones Obreras viene realizando un trabajo anual de cuántas plazas ven la luz verde del Ministerio de Sanidad y cuál va siendo su evolución. Afortunadamente para la sanidad española, los números van creciendo después de unos años muy negativos en los que la crisis también hizo mella en el futuro de la profesión médica al reducirse las posibilidades para que los graduados en Medicina pudieran formarse en una especialidad. Tal y como recuerda CCOO, se arrastra un déficit nada despreciable: "En los últimos años está repuntando el número de plazas ofertadas, pero venimos de una gran reducción en la oferta. De haberse mantenido constante el número de plazas ofertadas en 2010, se tendrían que haber ofertado 4.221 plazas más hasta 2018, por lo que se podría decir que hemos dejado de formar a más de 4.000 especialistas, una auténtica barbaridad".

Los recortes han quitado la posibilidad de tener a 4.000 sanitarios másLa Junta considera que la convocatoria debería haber sido más generosa

Los exámenes MIR que se han realizado este mismo mes presentan una oferta de 6.991 plazas, un 3,14% más que el año pasado. Andalucía es una de las comunidades autónomas más beneficiadas por el incremento, que en el caso de esta comunidad autónoma supone un 8,2% también respecto a la convocatoria de 2017. Huelva obtiene un porcentaje mejor aún: 14%.

El estudio de Comisiones muestra el reparto de los profesionales sanitarios en dos ámbitos: aquellos que van a hacer su especialidad en los hospitales y los médicos de familia, que por su peso numérico se les contempla en un capítulo aparte.

De este modo, el Juan Ramón Jiménez recibirá este año a 30 profesionales, preferentemente médicos; al Infanta Elena irán 4. El incremento afecta al primero de los centros sanitarios ya que en 2017 ofertó 24 plazas, lo que supone que en sólo un año ha ganado 6. Sin embargo, el Infanta Elena repite la misma cifra.

En lo que respecta a los médicos de familia, aquí también entra en su formación el Hospital de Riotinto. Son 24 las plazas ofertadas, una más que el año pasado.

A la hora de analizar la evolución de las distintas convocatoruias, hay que tener en cuenta la diferencia entre plazas acreditadas y plazas ofertadas. Las primeras son, por decirlo así, la capacidad reconocida que el Ministerio de Sanidad da a un centro hospitalario para asumir la formación de los profesionales sanitarios. Sin embargo, y eso ha pasado mucho en los últimos años, no todas las plazas acreditadas se ofertan, lo que supone un déficit que se ha ido acumulando en esta última década. De este modo, el Juan Ramón tiene acreditadas 31 plazas y el Infanta, 5. Esto quiere decir que los dos hospitales de la capital tienen capacidad aún para asumir un profesional más cada uno.

Desde la Junta de Andalucía se ha hecho este año mucho hincapié en que el Ministerio de Sanidad hiciera una oferta más generosa en la convocatoria de 2018. La escasez de médicos puede acentuarse en el futuro por los recortes que se han aplicado en esta última década. El estudio de Comisiones Obreras sostiene que son 4.000 plazas menos, lo que supone obviamente 4.000 profesionales sanitarios menos para un futuro inmediato o que ya deberían estar ejerciendo. Huelva no se ha escapado de esta tendencia. Entre 2012 y el año actual, el Juan Ramón ha dejado de formar a 27 de los 214 para los que tiene capacidad acreditada. El Infanta Elena ha perdido 6 de los 35 profesionales que podrían haberse preparado allí.

En cuanto a los médicos de familia la pérdida ha sido inferior, ya que en varios de los años comprendidos entre 2012 y el actua, se ha cubierto la totalidad de las 24 plazas acreditadas en la provincia.

La evolución de las plazas ofertadas indica que a nivel nacional el peor momento se vivió en 2015, cuando el cupo fue de 6.401, que contrasta con los 6.991 de este año. En Andalucía, el suelo se alcanzó en 2014, cuando a nuestra comunidad se le adjudicaron 959 profesionales en contraste con los 1.073 de este año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios