Huelva

Las rupturas de pareja aumentan un 2,5% en Huelva durante el confinamiento

  • Las separaciones, la opción menos tajante, decrecen un 58,3% con respecto al primer trimestre

Los divorcios han aumentado de manera considerable en el confinamiento. Los divorcios han aumentado de manera considerable en el confinamiento.

Los divorcios han aumentado de manera considerable en el confinamiento. / Archivo

El confinamiento total (y la posterior desescalada) decretado por el Gobierno central con el anterior estado de alarma –el de la primavera– para frenar la propagación de la Covid-19 ha causado estragos en los matrimonios onubenses. Obligados a permanecer meses encerrados, batiendo todos los récords de horas de convivencia bajo el mismo techo, muchos ciudadanos decidieron poner punto final a su pareja.

En concreto, como se extrae de la estadística de Divorcios, Separaciones y Nulidades ingresados en los juzgados de la provincia que publica el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), fueron 245 los matrimonios que se fracturaron formalmente en el segundo trimestre de este año. Son el 2,5% más que entre enero y marzo, cuando se contabilizaron 227.

Las nulidades matrimoniales se quedaron a cero en nuestro territorio en el segundo cuarto de este ejercicio, como en el primero. Buena muestra de que la paciencia de los matrimonios alcanzó su punto culmen durante el confinamiento se percibe en los datos de separaciones y divorcios. Las primeras descendieron de 12 a cinco en solo un trimestre (-58,3%), quizá por ser la opción menos tajante; los segundos, los divorcios, ascendieron a 240. Y esto es el 5,7% más.

Sin embargo, es destacable el crecimiento de aquellos divorcios que se llevaron a cabo de mutuo acuerdo entre los cónyuges. Se registraron 102, 15 más que en el trimestre anterior, aunque la modalidad estrella sigue siendo la de los divorcios no consensuados, que ascendieron a 138 (pese a que significan dos menos que entre enero y marzo).

También se percibe un crecimiento en las modificaciones de medidas, circunstancia que suele tener que ver con la imposibilidad de algunos de los padres de afrontar los gastos de manutención de los hijos por un cambio en su situación laboral. La proliferación de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y los despidos de los meses de encierro han podido estar entre los factores que han fijado estas modificaciones en 120 en el segundo trimestre, el 4,3% intertrimestral más.

Otro apartado de la estadística del CGPJ que permite analizar el comportamiento de las parejas onubenses en los meses de movilidad restringida es el que se refiere a la guardia y custodia de los hijos menores no matrimoniales. En este caso la pareja no está casada, pero la coyuntura es prácticamente idéntica a la de un divorcio. Estas peticiones fueron 140 entre abril y junio y reflejan un comportamiento contrario a la de las demandas conyugales: han sido ocho menos que en el trimestre primero de 2020, el 5,4% menos.

En estos noviazgos que tocaron a su fin en plena pandemia, crecieron las solicitudes de guardia y custodia de los hijos ante el Juzgado de Familia que sí contaban con el beneplácito de alguna de las partes. De 40 pasaron a ser 55. La buena sintonía entre los exnovios con hijos en común se hace así patente, puesto que las peticiones de guardia y custodia no consensuadas menguaron drásticamente, concretamente un 21,3%, con 85 en el segundo trimestre frente a las 108 inventariadas entre los meses de enero y marzo de este inédito ejercicio marcado por la pandemia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios