Puerta del Mar

Los retablos de la iglesia de la Concepción

  • La parroquia encarga la restauración del altarito de la Virgen del Rocío a Daniel Sánchez

El Simpecado de Almonte en la parroquia de la Concepción, que preside una réplica de la Virgen del Rocío durante la Magna Rociera. El Simpecado de Almonte en la parroquia de la Concepción, que preside una réplica de la Virgen del Rocío durante la Magna Rociera.

El Simpecado de Almonte en la parroquia de la Concepción, que preside una réplica de la Virgen del Rocío durante la Magna Rociera. / Josué Correa

Un nuevo proyecto tiene en marcha el párroco de la Inmaculada Concepción, Diego Capado. Si hace unos meses volvió al templo restaurado el magnífico retablo de San José, ahora se propone la vuelta del dedicado a Nuestra Señora del Rocío.

La verdad que le hace falta a la Virgen del Rocío, que se encuentra en una hornacina sobre una pared desnuda. Las iglesias se deben vestir de la belleza y arropada por los retablos es otra cosa. Lo vemos con la vuelta del de San José y los que ya tienen restaurados la Virgen del Carmen y del Perpetuo Socorro.La Virgen del Rocío es también un referente en este templo, al que históricamente estuvo vinculado en sus orígenes la Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Huelva. Incluso en varias etapas bien distintas se pensó en la creación de una hermandad rociera con sede en este templo inmaculista.

La hermosa Virgen del Rocío, obra de Sebastián Santos, de 1936, es de las reproducciones más acertadas de la Patrona de Almonte. Cada año preside el altarito que la parroquia instala en la puerta de Méndez Núñez para recibir a las hermandades de Huelva y Emigrantes. Con el tiempo constituye uno de los momentos entrañables de la salida de los rocieros camino de la aldea almonteña.

Ese espíritu rociero se deja fluir en la Concepción, más cuando su párroco fue tantos años también de Almonmte y capellán del Rocío. La Magna Rociera que tuvo como centro este templo sin duda habrá influido en esta decisión.

La restauración la realizará Daniel Sánchez Vázquez y se espera que esté concluida para la Pascua de Pentecostés, cuando retorne la Virgen a su retablo tras un solemne triduo. La vuelta del retablo a todos ha sorprendido, pues se pensaba que se había perdido, como otros de la parroquia en el obligado y triste periodo de la restauración del templo, por las obras del aparcamiento de Méndez Núñez.

Es, sin duda, una pena que otros retablos de la categoría artística del de la capilla de la Oración en el Huerto acabara hecho trocitos. Mientras se anunciaban entonces que iban a realizar uno nuevo que aún no ha llegado, sólo se cubre sus paredes con una tela roja.

El retablo de la Buena Muerte que estaba cedido a la Hermandad de la Soledad, la cofradía lo desechó a la hora de tener que restaurarlo y volvió a la Hermandad de al Buena Muerte. Sabemos que sigue guardado sin destino y en lamentable proceso de deterioro. En este afán de dignificar artísticamente la iglesia de la Concepción bien estaría igualmente su vuelta aunque ahora aun lugar nuevo lugar. Seguro que estaría bien adaptado en la capilla del sagrario, que preside el Sagrado Corazón de Jesús.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios