Huelva

Un punto de encuentro para pequeños y adultos

  • El recinto colombino cuenta con más de 40 atracciones dirigidas a todas las edades

Un punto de encuentro para pequeños y adultos Un punto de encuentro para pequeños y adultos

Un punto de encuentro para pequeños y adultos

UNO de los principales motivos de las visitas a las Fiestas Colombinas son indudablemente lo que todos conocen como los cacharritos, y que suponen un punto indispensable y muy ambientado de los festejos.Este espacio, que abarca cerca de un tercio del recinto, consta de seis áreas diferenciadas entre las que se encuentran múltiples tipos de atracciones disponibles para todo tipo de edades.

Dos de estas zonas están dedicadas a las atracciones de adultos donde priman el riesgo, la velocidad, la altura y la liberación de adrenalina y entre las que se encuentran la mítica montaña rusa, el Ala Delta y el Ratón vacilón gato comilón, unas de las más frecuentadas. También se pueden ver algunos acordes con las altas temperaturas de estos días, como es la del Nuevo río vacilón rápidos, donde los onubenses pueden refrescarse, y otras para los más atrevidos como son la del Extreme y el Inverter. Por otra parte, los coches locos, El Rodeo o El látigo, una de las más antiguas, se han convertido en el perfecto punto de encuentro para muchos jóvenes.

Los más pequeños también cuentan con una zona para atracciones infantiles en la que estos pueden disfrutar desde los cacharritos más tradicionales, como son los tiovivos, las camas elásticas de Divertilandia, el tren de las brujas o El canguro, hasta otros más novedosos como son El Rockin' Tug, un barco que se desplaza lateralmente de un lado a otro, o La Regata, que frecuenta grandes colas. Otra de las más populares es la Nave Q-Zar, en la que los niños forman varios equipos y pueden luchar con sus pistolas láser en un escenario muy conseguido.

Además, los asistentes a las fiestas pueden encontrar un área de espectáculos donde se encuentran las atracciones más terroríficas de la feria, como son El hotel o La casa del miedo, y en las que durante un intrigante recorrido una serie de actores disfrazados asustan a las personas. Otro recorrido, menos miedoso y pensado para los más aventureros es el de El Grand Prix, una atracción muy completa en la que superan diferentes pruebas. Por otro lado, la noria ofrece la posibilidad de disfrutar de unas agradables vistas a la ciudad, ya que es la atracción más alta del recinto.

Finalmente, y como opción más tranquila, en el apartado de tiros y juegos de destreza, los visitantes pueden vivir la emoción de afrontar retos a través de dardos, encestes, pesca o tiros de puntería, con lo que podrán obtener artículos como juguetes, muñecos de peluche, balones, accesorios de moda y otros grandes premios.

La zona se encuentra rodeada por múltiples bares en los que los visitantes pueden aprovechar para probar desde hamburguesas, perritos calientes o pizzas hasta los típicos churros mientras pasean por las calles del área más divertida de las Colombinas.En definitiva, los cacharritos crean un lugar lúdico y muy completo en el que abundan el entretenimiento, la diversión, la aventura o el riesgo y aseguran momentos inolvidables junto a amigos y familiares, llenos de risas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios