Huelva

El prometido espacio para la Cultura Iberoamericana no llega

  • La Junta anunció en 2009 la creación de un centro referente en Andalucía del que no se ha hecho nada

  • Un foro de difusión de ideas y una institución aglutinadora de esfuerzos

El Monumento a Colón en la Punta del Sebo sigue siendo referente de lo colombino en Huelva. El Monumento a Colón en la Punta del Sebo sigue siendo referente de lo colombino en Huelva.

El Monumento a Colón en la Punta del Sebo sigue siendo referente de lo colombino en Huelva. / alberto domínguez

Comentarios 1

Va para una década la propuesta de la Junta de Andalucía de un Centro de la Cultura Iberoamericana con sede en Huelva. Se fijó el proyecto al espacio del antiguo edificio del Banco España, ahora cerrado el debate del uso al que se destinará que será un Museo, es el momento de plantear y recuperar el proyecto que la Consejería de Cultura tenía en 2009, la creación del "más importante Centro Andaluz para la Cultura Iberoamericana", como anunció la consejera Rosa Torres.

Huelva no se puede permitir el lujo de perder los escasos proyectos culturales que se le presentan, cuando hay otros espacios vacíos con vocación cultural que pueden acoger esta iniciativa como son el Cuartel de Santa Fe, la Estación de Sevilla, la vieja cárcel o en lo privado la Casona, por poner algunos ejemplos. Es cuestión de reclamar este proyecto para que no quede en la larga lista de buenas intenciones, como sucediera con el Guggenheim para La Rábida. El Centro para la Cultura Iberoamericana vendría a completar lo ya existente como es el caso de la Sede Iberoamericana de la Rábida, en lo académico; el Foro Iberoamericano, como centro de espectáculos y exposiciones, o el Muelle de las Carabelas, que es la expresión colorista y estética de lo colombino.

Huelva tiene capacidad para hacer realidad la acogida de este Centro para la Cultura Iberoamericana en Andalucía. Ahora es el momento de reivindicarlo. Mientras se viene esperando desde 2009 qué va a hacer la Junta de Andalucía con ese gran proyecto, hay ciudades como Cádiz que ha puesto en marcha una Casa de Iberoamérica, lo mismo que se muestra este deseo en otras ciudades cercanas. Siempre nos van pisando los talones.

Es el momento de recordar lo que entonces dijo la consejera Rosa Torres. Se pretendía dotar a Huelva del gran Centro Andaluz para la Cultura Iberoamericana. Lo mismo que otras provincias han sido agraciadas con el Centro Andaluz de la Fotografía y Filmoteca, de las Letras, de Arte Contemporáneo, del Flamenco... a Huelva le correspondería el de la Cultura Iberoamericana. De alguna forma, se iba a hacer por una vez justicia histórica con esta provincia en su sentido americanista, dotándola de un espacio que le es propio y del que siempre unos y otros le han ido desde fuera arrancándole un pedacito de lo que le pertenece.

El proyecto de Cultura es ilusionante, se contaría con un gran espacio cultural para ponerlo en marcha que contaría "con una biblioteca y un archivo audiovisual, que nos permitirán el estudio y la divulgación de la cultura iberoamericana, acercándonos a las vanguardias actuales y a su legado histórico-cultural, tan común con el nuestro desde hace siglos".

La clave del nuevo Centro para la Cultura Iberoamericana se centra en cuatro aspectos, según la Consejería de Cultura en el folleto que difundió en junio de 2009 bajo el lema de Un espacio en Huelva para la Cultura Iberoamericana.

Así se pretendía desarrollar un espacio abierto a todos los pueblos de Iberoamérica que se configura como:

Un foro permanente de difusión, debate intercambio de experiencias; para la generación y transmisión de ideas que contribuyan al mejor conocimiento de la realidad que se vive en cada uno de los países iberoamericanos; que ayude a buscar nuevos canales de cooperación y a profundizar en los existentes para aumentar su eficacia.

Una institución que, desde su vocación americanista, mantenga una comunicación fluida y permanente con otros organismos y colectivos ciudadanos de su entorno que trabajen en la misma dirección, y potencie la colaboración con -y entre- todo tipo de instituciones andaluzas y agentes sociales cuya actividad tenga que ver con las manifestaciones culturales de cualquiera de los países que conforman el área iberoamericana.

Un ámbito de referencia para Andalucía capaz de aglutinar proyectos y discursos dispersos y fomentar desde una posición privilegiada el conocimiento y las relaciones con centros afines de Iberoamérica y de otros países del mundo.

Un lugar con clara vocación de servicio público que sirva para crear y fortalecer vínculos de amistad, solidaridad y cooperación con los pueblos hermanos de la otra orilla atlántica.

Esta era la carta de intenciones de la Consejería de Cultura que ya había puesto de manifiesto el entonces delegado, Juan José Oña, lo mismo que también la directora general de Bienes Culturales, Guadalupe Ruiz, que también apoyó en su momento esta propuesta. Es necesario recuperar aquel proyecto del que nada se sabe ni nada se dice al ocuparse el Banco de España, que era su destino, por el nuevo Museo de Arqueología.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios