Elecciones autonómicas 2-D

Díaz se pone el mono de trabajo

  • La presidenta de la Junta muestra su apoyo a la agroindustria de la transformación en Usisa y Cobella. Pide el voto a los vecinos de la Hispanidad “para que nadie nos frene”

Su intensa agenda de campaña le llevó a recorrer varios puntos de la Costa occidental, el Condado y la capital. Susana Díaz (y su séquito) centró ayer todos sus esfuerzos en obtener la confianza de quien aún no sabe a quién dará su voto dentro de once días.

Para ello, se puso el mono de trabajo, tiró de cercanía y se dejó querer en una provincia que históricamente es bastión rojo pero en la que los socialistas se juegan su sexto parlamentario en el 2-D.

La primera parada de la candidata a la Junta, que inició su tour en La Redondela, fue en la empresa Unión Salazonera Isleña (Usisa), en Isla Cristina. Allí dejó clara su apuesta por el sector agroalimentario, pero "sobre todo por la agroindustria de la transformación", para la que "contamos con los trabajadores cualificados necesarios en nuestra tierra".

Díaz destacó que empresas como Usisa, que demuestran que municipios como Isla Cristina "son capaces de asumir retos de futuro", permiten liderar las exportaciones con récords históricos en Andalucía, y con la previsión de cerrar el actual ejercicio 2018 con unos 33.000 millones de euros, "lo cual supondría 2.000 millones más respecto al pasado año".

Acompañada por el fundador, Juan Vázquez Méndez, recorrió varias salas en las que cientos de mujeres procesan diariamente cientos de kilos de pescado que posteriormente es comercializado en conserva y subrayó, en relación a la pesca, que se trata de un sector al que "vamos a seguir mimando y cuidando" porque "tenemos que tener precios justos en origen".

"Si nuestros pescadores, agricultores y ganaderos no tienen precios justos en origen, y en cambio el cliente lo está pagando en el terminal de venta, supone que hay un desequilibrio en la cadena comercial", manifestó. Así, abogó por que las grandes superficies de venta al consumidor "tengan también en cuenta a quienes llenan la despensa y a quienes hacen posible que esos productos acaben en nuestras mesas".

La maratoniana agenda de la presidenta de la Junta tuvo su siguiente parada en Lepe, donde recorrió las plantas de manipulado de caqui sharoni, cítricos y berries de la Cooperativa Nuestra Señora de la Bella –Cobella–, una de las principales empresas de la localidad, perteneciente al grupo Onubafruit, el mayor exportador de berries de la provincia de Huelva. El presidente, Francisco J. Contreras, le explicó los detalles del procesado de la fruta durante el recorrido por las instalaciones.

Ya por la tarde, merendó en La Hispanidad, granero de votos socialistas. Hubo flores y el presidente de la Asociación de Vecinos Nuestra Señora del Pilar, Andrés García, le entregó el premio Hispánico 2018 que no pudo recoger hace unas semanas por problemas de agenda.

Entre piropos, selfies y besos, la candidata aseguró que su gran responsabilidad pasa ahora por "cerrar las heridas" de la crisis y estar "al lado de los barrios y familias que más la han sufrido".

El fomento del empleo de calidad (se comprometió a "ayudar al alcalde" a incrementar los planes puestos en marcha y a centrarse en los parados de más de 45 años) será su "primer objetivo", al que seguirán infraestructuras, educación y sanidad.

Al respecto, recordó a los vecinos algunas de las medidas anunciadas en lo que va de campaña, como la gratuidad de los libros del texto para los alumnos de tres a seis años, el refuerzo de la Atención Primaria, la incorporación paulatina de los adultos al sistema Flash para diabéticos o la mejora de las condiciones de empleo de trabajadoras y trabajadores de la atención a la dependencia.

Y tras la ristra de promesas, la encomienda: "Os pido que me ayudéis". De este modo, frente a la "moda nueva de bloquear las instituciones", pidió el voto para que, "ahora que viento va a favor, nadie nos frene". Como aval, se refirió a los cinco años de trabajo en los que, según valoró, ha tratado de desempeñar su función "como me enseñaron en casa: con honradez, decencia y honestidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios