Huelva

La producción ecológica es el resultado de mucho esfuerzo

  • El sector ecológico se ha consolidado como etiqueta de calidad

El olivar es uno de los sectores que más aporta a la agricultura ecológica. El olivar es uno de los sectores que más aporta a la agricultura ecológica.

El olivar es uno de los sectores que más aporta a la agricultura ecológica. / Josué Correa (Huelva)

La agricultura ecológica es mucho más que una denominación comercial u oficial que otorga la administración. La producción ecológica, según la define la Junta de Andalucía en su reglamento, es “un sistema general de gestión agrícola y producción de alimentos que combina las mejores prácticas ambientales, un elevado nivel de biodiversidad, la preservación de recursos naturales, la aplicación de normas exigentes sobre bienestar animal y una producción conforme a las preferencias de determinados consumidores por productos obtenidos a partir de sustancias y procesos naturales”.

Ello implica un esfuerzo por parte de los productores, su correspondiente inversión y la diferenciación en los mercados para poner en valor todo el proceso que implica. Los métodos de producción ecológicos desempeñan un papel social doble, aportando, por un lado, productos ecológicos a un mercado específico que responde a la demanda de los consumidores y, por otro, bienes públicos que contribuyen a la protección del medio ambiente, al bienestar animal y al desarrollo rural, destaca la reglamentación de la Junta.

Los sistemas de producción ecológica en agricultura, en los que Huelva es líder en superficie regional, no emplean fertilizantes químicos de síntesis ni agrotóxicos para el control de plagas, enfermedades y plantas invasoras, ni métodos que provoquen un deterioro del suelo y el medio ambiente en general. Con respecto a la ganadería, tienen como base la ausencia de antibióticos, hormonas u otras drogas como alimentos o tratamientos preventivos, y la crianza animal se basa en sistemas productivos que permitan un máximo de bienestar de los animales.

La Junta de Andalucía recuerda que la agricultura ecológica también puede ser definida como “un método de producción que procura llegar a sistemas ecológicamente equilibrados y estables”. Para ello, deben ser “económicamente productivos en cualquier escala y con eficiencia en la utilización de los recursos naturales”. En este caso, “los alimentos deben ser saludables, de alto valor nutritivo y libres de residuos tóxicos”.

Por su parte, el Ministerio de Agricultura define la producción ecológica como “un compendio de técnicas agrarias que excluye normalmente el uso, en la agricultura y ganadería, de productos químicos de síntesis como fertilizantes, plaguicidas, antibióticos, etc., con el objetivo de preservar el medio ambiente, mantener o aumentar la fertilidad del suelo y proporcionar alimentos con todas sus propiedades naturales”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios