Cárcel de Huelva Cuatro internos acaban en aislamiento tras insultar y agredir a varios funcionarios

  • Uno de los trabajadores tiene que ser atendido en el hospital por lesiones en una mano

  • Es el séptimo ataque que recibe la plantilla penitenciaria en lo que va de año

Patio central del penal onubense. Patio central del penal onubense.

Patio central del penal onubense. / Josué Correa (Huelva)

La Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip) ha denunciado un grave incidente "de extrema gravedad" que aconteció el pasado domingo en uno de los módulos residenciales de mayor hacinamiento y más conflictivo del Centro Penitenciario de Huelva y que se ha saldado con un funcionario de prisiones lesionado y cuatro internos trasladados al módulo de aislamiento.  El sindicato mayoritario en el penal onubense enfatiza que el altercado "no tuvo mayores consecuencias gracias a la gran intervención de los trabajadores del centro".

Todo se originó cuando una interna que realizaba labores de limpieza en la zona de seguridad (en a que se encuentran los funcionarios) del módulo 7 recibió varios insultos machistas por parte de otro recluso, que llegó a decirle que "ese culo se lo quería...", como han confirmado a este diario las fuentes penitenciarias consultadas.

Los trabajadores de la cárcel reprendieron al interno y fueron "atacados violentamente por este", quien finalmente fue trasladado al módulo de aislamiento. Fue ese preciso instante el que aprovecharon otros tres presos con "un historial lleno de altercados en el Centro Penitenciario de Huelva para alterar gravemente el orden" del módulo con su actitud violenta hacia los funcionarios.

Según lo que denuncia Acaip, se profirieron insultos contra los trabajadores y el incitador arengó a los demás internos del módulo para que lo secundaran "con el único fin de llevar a cabo un plante y obstaculizar la labor de control y apaciguamiento de los funcionarios". Incluso uno de los protagonistas del incidente se lanzó a agredir a un funcionario, al que consiguió lesionar en una mano cuando intentaba repeler el ataque. El trabajador ha necesitado atención hospitalaria por este motivo y los cuatro reclusos están en aislamiento.

Siete agresiones en once meses

Acaip evidencia que hechos como este son "un claro exponente" de lo que viene denunciando desde hace varios ejercicios, la inseguridad laboral que viven los trabajadores públicos de la penitenciaría onubense. En lo que va de año, según calcula el sindicato, han sido siete las agresiones que se han registrado en el penal de La Ribera, muchas de ellas con el resultado de "lesiones de diversa consideración". Entre las causas, destaca "el hacinamiento y la mala clasificación interior, convirtiendo los módulos residenciales en verdaderas torres de babel donde se alojan internos con diferentes perfiles delictivos".

En este sentido, el sindicato apunta a la "situación insostenible" que se da en todas las unidades: sobreocupación de población reclusa en los módulos mientras que la plantilla para mantenerla bajo control es "cada vez más reducida". Harían falta, como mínimo, 50 efectivos más para realizar funciones de vigilancia. Y esto, claro está, pone en peligro la seguridad de la prisión y de sus trabajadores.

Existe, pues, una imperiosa necesidad de que los funcionarios de prisiones sean considerados agentes de la autoridad "para que hechos como los descritos anteriormente no salgan tan baratos como en la actualidad". Una amenaza o una agresión contra un funcionario de prisiones "tienen que tener la misma repercusión que si se ejerce contra otros servidores públicos del Estado, como por ejemplo policías, guardias civiles, médicos o maestros", entre otros.

Entre los siete agredidos no están contabilizados los seis enfermeros que se intoxicaron con metadona el pasado 15 de noviembre tras ingerir (posiblemente leche) el desayuno. La investigación interna de Instituciones Penitenciarias apunta a la posibilidad de que resultaran envenenados y que no se tratara de una intoxicación involuntaria, aunque será la Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía, encargada de las pesquisas, la que determine las circunstancias del incidente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios