Huelva

El precio medio de veranear supera los 1.200 euros por quincena

  • Alojarse en un piso o un apartamento tiene un gasto aproximado de 1.000 euros

  • La cuantía supera los 1.400 euros en el caso de chalets y casas adosadas durante este periodo

Arrendar una vivienda en verano en primera línea de playa implica un gran desembolso económico. Arrendar una vivienda en verano en primera línea de playa implica un gran desembolso económico.

Arrendar una vivienda en verano en primera línea de playa implica un gran desembolso económico. / josué correa

Comentarios 1

Llega el periodo estival y una de las opciones más usadas por los onubenses y por las personas de otras provincias -tanto de Andalucía como de otras comunidades autónomas- es el alquiler de apartamentos, chalets o pisos para pasar unas merecidas jornadas de descanso en algunas de las playas del litoral onubense. Desde Matalascañas hasta Isla Canela, la costa occidental y oriental de Huelva ofrece una gran oferta de inmuebles para quienes se decantan por esta opción clásica de veraneo, más familiar que algunos establecimientos hoteleros.

Con la llegada de la crisis económica en 2007, muchos propietarios decidieron alquilar sus viviendas, en caso de que no usaran estos inmuebles. Aunque en los últimos años ha mejorado la situación de muchas familias, aún se ven carteles que anuncian inmuebles a renta, si bien en estos días de sol y playa cada vez son menos. Junto a los particulares, inmobiliarias y empresas de alojamiento vacacional publicitan en internet algunas ofertas para aquellos que aún no han decidido un destino. Si ése es su caso, una advertencia: el verano es una buena fecha para algunos estafadores que cuelgan anuncios para cometer fraude. Por tanto, hay que extremar la cautela cuando se sospeche de una oferta demasiado golosa.

Sobre el coste de alquilar una vivienda en la Costa, no hay un precio fijo para el arrendamiento de los inmuebles, pues son muchos los factores que inciden en que aumente o baje. En primer lugar, el precio varía según la tipología y, sobre todo, de su capacidad. Por ejemplo, una casa con 4 habitaciones y camas para 12 personas resulta más cara que un piso para 4 personas.

Otra circunstancia que afecta a la cuantía económica final es la cercanía de la vivienda con respecto a la orilla, pues no vale lo mismo residir en primera línea de playa que a 10 minutos de caminata de la orilla. La proximidad y la vista al mar aumenta el precio. Y también, dentro de una misma localidad costera, el importe cambia de una zona a otra. Por otro lado, que un inmueble se encuentre en una urbanización con zonas verdes y piscina también eleva el precio final.

Así las cosas, con estos y otros condicionantes no es fácil estimar un precio medio, más aún cuando los alquileres por esta época no se realizan para larga duración, sino que habitualmente es por meses, quincenas y semanas durante junio, julio, agosto y septiembre. Incluso hay particulares que alquilan viviendas por días. No obstante, según ha podido comprobar Huelva Información, el precio medio de arrendar un inmueble para 15 días es de 1.200 euros. Y, por otro lado, Punta Umbría y El Rompido son las zonas más caras.

Matalascañas

Los precios del alquiler de inmuebles en la playa almonteña varían y dependen de la zona donde se encuentren, ya sea en el centro, en primera línea de playa, en Caño Guerrero o cerca del coto. Desde inmobiliaria Alquivir, su gerente indica que el precio medio de un piso, por quincenas, es de 1.000 euros, mientras que para un chalet es de 1.500 euros. Además, señala que la procedencia de los inquilinos es de Sevilla y Extremadura. En otra empresa de alojamiento turístico, estos números suben considerablemente. Y es que la cuantía, no obstante, puede ir a la alza o bajar si el inmueble está próximo o lejano del mar, si cuenta o no con piscina y, además, por la capacidad de personas para dormir. Lo dicho anteriormente.

Según los datos consultados en un conocido portal inmobiliario de internet, son los particulares quienes más inmuebles ofertan para arrendar durante las vacaciones veraniegas, al igual que en el resto de núcleos costeros de Huelva. En la zona más próxima al coto de Doñana, un propietario oferta un piso de 2 habitaciones, a 5 minutos de la playa, por un precio de 1.000 euros para la primera quincena de julio y 1.250 para la segunda quincena. El precio aumenta aún más en agosto: 1.350 para los primeros quince días y 1.300 para los del resto del mes. En septiembre el precio decae hasta los 900 euros para la primera quincena.

En el caso de un chalet adosado con 3 habitaciones y ubicado junto al campo de golf, se alquila durante todo el año a 550 euros, pero en verano los precios son de temporada. Así, arrendar este inmueble con piscina durante junio y septiembre tiene un precio de 1.500 euros al mes, mientras que en julio y agosto es de 3.000 euros, con posibilidad de alquilarlo por quincenas. Otro chalet, en este caso con un precio inferior a la media, es para 10 personas y está a 10 minutos a pie de la playa, con un precio por semana (500 euros), quincena (900) o mes (1.500). La vivienda con el mayor precio encontrado por este periódico, junto al campo de golf, cuesta más de 4.000 euros al mes durante agosto.

Mazagón

En el núcleo costero de Palos de la Frontera y Moguer, la inmobiliaria Brisamar facilita algunos datos indicativos medios sobre el precio que tienen los inmuebles en Mazagón para los meses de verano. Por ejemplo, un piso se suele alquilar entre un arco de 1.500-1.600 euros al mes, y un chalet entre 2.400-2.500 euros mensuales. También se realiza por quincenas, aunque por semanas no se suele realizar el alquiler. Por días es misión imposible.

Entre la oferta disponible en internet, un inmueble con 3 habitaciones, a 10 minutos a pie de la orilla, tiene un precio conjunto para julio y agosto de 4.100 euros. Si se alquila sólo en julio la cuantía es de 2.000 euros, mientras que para agosto sube a 2.200 euros. El mes de septiembre la cifra baja hasta los 1.600 euros. Otro precio es el de un chalet junto al mar que consta de dos habitaciones, en la zona de Ciparsa, que tiene un precio mensual para esta época del año de 3.000 euros mensuales, o de 100 euros al día, como figura en el anuncio en un portal inmobiliario nacional. También hay otras opciones menos económicas, como alquilar un apartamento de 3 habitaciones en primera línea del mar a un precio de 3.800 euros al mes durante el verano. La cuantía más elevada, también en la zona de Ciparsa, es la de un chalet frente al mar con un precio de 5.000 euros al mes.

Punta Umbría

Milagros, de la inmobiliaria +qkasas, comenta que el precio de las viviendas que se alquilan en esta playa cambia según su ubicación y zona, pero en líneas generales los pisos pueden costar unos 1.200 euros la quincena, mientras que este precio se eleva hasta los 2.200 euros para quince días si se elige una casa. Sin embargo, explica que la mayoría de la oferta disponible en esta localidad son pisos, cuyo precio se incrementa cuanto más cerca de la playa esté, además de si cuenta con ascensor. Así mismo, como es tradicional, durante el mes de agosto se experimenta un incremento del precio en los inmuebles. Por otro lado, desde esta inmobiliaria comentan que la mayoría de las personas que arriendan inmuebles en esta zona costera proceden de Sevilla y Extremadura.

En algunos portales cibernéticos se pueden encontrar diversas opciones para veranear en Punta Umbría, algunas más económicas y otras más caras. A un kilómetro de la orilla playera se encuentra la opción más asequible encontrada por Huelva Información. Para el próximo mes, un piso de 3 habitaciones se alquila al precio de 1.200 euros, mientras que si es por quincenas es de 800 euros cada una, y 500 euros la semana. En agosto la cuantía sube hasta los 1.500 euros por el mes completo, la quincena a 1.000 euros y la semana a 600 euros. En septiembre, cada semana saldría a 300 euros.

Lógicamente, cuanto más cerca de la playa esté el inmueble el precio sube sensiblemente, pero también en otros puntos céntricos, como la calle Ancha, la cuantía suele ser elevada. Así, un piso de 3 habitaciones, por ejemplo, se alquila durante julio por 2.300 euros, mientras que en agosto cuesta 2.400 euros. El precio se dispara aún más en La Canaleta, con algunas viviendas que pueden llegar hasta los 5.000 euros mensuales.

El Portil y Nuevo Portil

Para conocer el precio del arrendamiento estival en esta zona, además de Nuevo Portil, la agencia inmobiliaria Marta Martín informa a este periódico que este año se ha adelantado el alquiler desde el periodo de Navidad. Sobre el coste de veranear en estas playas, desde la inmobiliaria señalan un precio medio en torno a los 900 - 1.000 euros para un apartamento, y para un piso un poco más, con un aumento de tarifa para el mes de agosto.

Un piso de 3 habitaciones con capacidad para 6 personas, con piscina y ubicado en el centro del núcleo costero y a poco más de 100 metros de la playa, según aparece en un anuncio en internet, tiene un coste de 1.300 euros para cada quincena de agosto, mientras que el mes entero sale a 2.500 euros. Otro caso orientativo es el de un apartamento, también de 3 habitaciones, con vistas al mar y situado en una urbanización con jardines y piscina, que tiene un precio de 1.500 euros para cada quincena de julio y agosto, mientras que se puede veranear un mes completo por 2.900 euros.

El Rompido

En este núcleo costero de Cartaya, el precio de las viviendas es similar al de otras localidades, aunque sí es cierto que hay algo menos de oferta. Una de las más llamativas es la de un chalet de lujo en una urbanización privada, con cuatro habitaciones y aparcamiento para 6 coches. Una agencia inmobiliaria es la encargada de su alquiler, a un precio de 3.000 euros para la primera quincena de julio, mientras que el coste para los siguientes 15 días es de 3.500 euros.

Pero en esta playa existen otras propuestas con un precio aún más elevado. Es el caso de un chalet de 6 dormitorios, con un coste de 1.200 euros la semana, 2.400 euros la quincena y 4.000 euros al mes, durante julio y agosto.

La Antilla-Islantilla

Estas zonas costeras destacan por la abundante oferta de alquiler veraniego. De acuerdo con la información aportada por Gestión Inmobilaria La Antilla, un apartamento de dos dormitorios con piscina tiene un coste en torno a los 800-900 euros para la primera quincena de julio, 1.250 para la segunda, 1.500 para los primeros 15 días de agosto y 1.250 para la segunda quincena. Por otro lado, también comentan que no es frecuente el alquiler de chalets.

Como ejemplos, un piso en La Antilla con 3 habitaciones tiene un precio de 1.800 euros al mes, mientras que la quincena sale a 1.000 euros. Por otro lado, un dúplex de 2 habitaciones en Islantilla, en urbanización con piscina, sale con un precio mensual para julio de 1.900 euros, mientras que en agosto sube a 2.500 euros.

En la playa lepera, un chalet en primera línea tiene un coste de 4.500 euros para el mes de julio, mientras que el precio de los primeros quince días del mes es de 2.000 euros, y la segunda quincena de 2.400 euros. No es el importe más caro, pues en la zona de Urbasur, en el término municipal de Isla Cristina, un chalet de 4 habitaciones, con piscina y próximo a la playa y al centro comercial de Islantilla, se alquila por 2.200 euros cada quincena y 4.000 euros durante el mes de julio. Para agosto, cada quincena tiene un coste de 2.500 euros, mientras que el mes completo sale por 5.000 euros.

Isla Cristina

En L.M.C. Inmobiliaria, uno de sus comerciales nos explica que las quincenas más demandadas son la segunda de julio y la primera de agosto, que es cuando los precios son más altos para alquilar un inmueble en la localidad. El precio medio puede ser de 1.200 euros la quincena, para una vivienda de 2-3 dormitorios. Si tiene piscina y está más cercano a la playa, el coste aumenta.

Al ser Isla Cristina una de las localidades con más población de la provincia, también cuenta con una gran oferta de viviendas en alquiler, ya sea en el centro, junto al puerto deportivo o en las modernas urbanizaciones ubicadas en la avenida del Carnaval y otras cercanas a la carretera en dirección a Islantilla.

Por ejemplo, un piso en la avenida del Atlántico, de dos habitaciones, con piscina y vistas al mar, tiene un coste para el mes de julio de 3.000 euros, y las quincenas salen a 1.500 euros para los primeros quince días, y 1.600 euros para el resto. Otro particular arrienda su apartamento, próximo a la playa según la fotografía del anuncio, por 500 euros a la semana. Si son chalets, el precio se eleva aún más, al igual que en el caso de otras promociones encontradas en webs de alojamiento vacacional.

Punta del Moral e Isla Canela

Finalmente, en las dos playas de Ayamonte se alquilan apartamentos, pisos y algún dúplex, casi todos en urbanizaciones con piscina, con un precio superior a los 1.000 euros para la primera quincena de julio, que se eleva casi a 1.500 euros para los días posteriores. Los precios también aumentan -como en otras playas- si se opta por arrendar un inmueble ofertado por alguna empresa de alojamientos turísticos. Otra opción más económica es alquilar alguna vivienda en el centro histórico de Ayamonte o en alguna de sus urbanizaciones, ya que la localidad se ubica a pocos kilómetros de la costa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios