Huelva

El poder de amar, por encima de todo

  • Las muertes de Orlando y la represión planean en la marcha del colectivo LGBT, que muestra su luto con "felicidad, besos y caricias"

Comentarios 1

"Amamos a las personas. Ni más ni menos. Porque amar es amar". El mensaje es sencillo y claro. Y acabó siendo la proclama que cerró ayer la marcha en Huelva por la igualdad de lesbianas, gais, bisexuales y transexuales (LGBT). Amar por encima de todo, sin distinciones. Sin rechazo y sin odio. Con la tolerancia que igual crece en unos sitios, que no aparece en otros. Como en Orlando, conocida ya más por la matanza de medio centenar de personas, "víctimas del odio y la ignorancia" hace unos días, que como ciudad de Disney World.

Éste no es un año más. En parte las celebraciones del Orgullo Gay de este final de junio han llegado marcadas por las recientes muertes de Estados Unidos. Pero no van a paralizar el movimiento contra las desigualdades. "Ni un solo color de las banderas arcoiris se caerá este año. Seguiremos reivindicando la libertad sexual como sabemos hacerlo. Con alegría y determinación. Nuestro luto lo mostramos así, con felicidad, besos y caricias", apuntaba el manifiesto final, ayer, ante la puerta del Ayuntamiento.

La marcha en Huelva fue convocada por la Fundación Triángulo, creada en 1996 para conseguir la igualdad de derechos políticos y sociales para lesbianas, gais, bisexuales y trans. Tuvo el respaldo de una quincena de organizaciones, entre ellas varios partidos políticos: no faltaron Izquierda Unida, PSOE, Ciudadanos, Mesa de la Ría, Participa Huelva y Equo. Y también contó con algunas caras conocidas en la cabecera, como el actor y cantante onubense Frank Romero, o la concursante de Gran Hermano, Amor Romeira.

 

"Por desgracia -reflexionó la famosa televisiva- ha tenido que pasar algo malo como lo de Orlando para que ocurra también algo bueno. Han tenido que morir 50 personas en pleno siglo XXI para que mucha gente se sensibilice. Hasta que no ven algo así no son capaces de identificarse con la discriminación que sufrimos".

Pero no todo se queda en Orlando. Hay muertes que se repiten en todo el mundo a diario. En más de 60 países está castigada con pena de cárcel la homosexualidad. Y con la muerte en Irán, Sudán, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Somalia, Mauritania, Yemen y Níger. Por eso piden que se rompan relaciones diplomáticas y comerciales con todos ellos.

Hay un camino recorrido en la comprensión social, pero queda mucho por andar. De ahí la necesidad de reivindicar la igualdad y de contar con la participación de todos. "No se trata sólo de una reivindicación de LGBT. Todos tenemos que salir a la calle y luchar por las libertades", apuntó antes de la marcha el presidente de la Fundación Triángulo en Andalucía, Raúl González.

En esta lucha por la igualdad ya están trabajando con intensidad en la provincia de Huelva. Con los colegios, sobre todo. Ahondando en la educación entre jóvenes de Secundaria. Este año se ha incidido en la normalización en un 30% de los centros educativos de la provincia, llegando incluso a las zonas más alejadas, como Cumbres Mayores. El objetivo es alcanzar el 60% el próximo curso, confiesan desde Triángulo. Y parece que lo conseguirán. Porque la dedicación por la igualdad, asegura Raúl González, no es cuestión de salir a la calle un día sino trabajar durante todo el año.

A ello podría contribuir decisivamente las leyes andaluza y estatal por la igualdad social de lesbianas, gais, bisexuales y personas trans que vienen reivindicando las organizaciones hace tiempo, más allá de la "pionera" ley trans que entró en vigor en Andalucía hace dos años. Queda la preocupación por el daño que sufren muchas niñas transexuales en los colegios, empezando por sus propios profesores. También la incomprensión hacia las familias LGBT o la que sufren los bisexuales. Falta tener claro que "la capacidad de amar es ciega".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios