Nuevo Gobierno de la Junta | Peticiones de los empresarios De las promesas..., a los hechos

  • Los diferentes sectores económicos recuerdan al Gobierno regional las actuaciones que son indispensables para el desarrollo de la provincia

Ilustración Ilustración

Ilustración / Daniel Rosell

Tras una campaña en poesía, llega el momento de gobernar en prosa, como bien dijo el que fuera gobernador de Nueva York Mario Cuomo. Tras las promesas de la campaña del 2-D, los empresarios esperan que el nuevo equipo de Gobierno de la Junta pase del dicho al hecho y no deje olvidadas en un cajón esas premisas sin las que “ es imposible” avanzar en materia de empleo y riqueza en la provincia de Huelva.

Han pasado casi tres meses y desde todos los sectores económicos se entiende que ha llegado el momento de reactivar la maquinaria para que Huelva no pierda una vez más el tren y quede a la cola de la planificación presupuestaria y al margen de proyectos que impulsan el desarrollo económico, social y empresarial de la provincia. Para ellos es esencial que se lleve a cabo una simplificación burocrática, una política de incentivos a la formación y búsqueda de empleo, así como una apuesta clara por la industrialización y por dotar a la Administración de personal cualificado, entre otras premisas.

Es iluso pensar que todo lo que se dice en campaña se llevará a cabo, más aún “cuando se llega tras la salida de un gobierno que ha permanecido un período de tiempo tan largo como es el caso. Lo primero es tomar conciencia de la situación y posiblemente haya algo que no se pueda llevar a cabo”, como entiende el presidente de la Federación Onubense de Empresarios (FOE), José Luis García-Palacios.

Pero hay asuntos que “han de considerarse como de Estado”, y ahí entra la simplificación burocrática que en tantas ocasiones se ha reclamado desde Huelva, porque es “inadmisible” que una simple licencia pueda necesitar para su tramitación casi un año. “Lo que ordena una sociedad es la burocracia y sin ella, lo único que se tiene es una sociedad desordenada” y así en todos los ámbitos.

El futuro inmediato de la provincia no se entiende sin una “clara apuesta por la industrialización” por cuanto es capaz de crear riqueza y empleo de calidad. Y Huelva está a la cola . Una situación que aún se entiende menos si se tiene en cuenta el carácter estratégico de la provincia, que se une a la capacidad transformadora. “Somos líderes en la producción química y básica a nivel mundial y hay que facilitar la capacidad de transformación”, detalla el presidente de los empresarios, que además reclama esa misma capacidad para la minería.

¿En el ámbito laboral? García-Palacios no duda. Considera “ineficaces” las normativas actuales porque no se ajustan a la realidad y “dejan unos niveles de paro en Huelva que no son comprensibles con la riqueza que hay en la provincia”. Y lo explica: “Las ayudas nunca deben ser paliativas, sino regenerativas y la falta de proactividad no debe ser un lastre”. Comerciantes, constructores, empresarios agrícolas y turísticos reivindicaron en su día las necesidades que entendían más acuciantes y que dependen directamente de la Administración andaluza.

Interior de una empresa envasadora de fresas. Interior de una empresa envasadora de fresas.

Interior de una empresa envasadora de fresas. / H.I.

Desde el comercio, un sector que emplea directamente a 15.000 onubenses y a 50.000 de forma indirecta, se espera un cambio en la normativa que regula las rebajas para que se limiten los períodos en los que se aplican los descuentos. Entienden que un mes es la duración más idónea, así como que se fije una ficha de inicio y otra de finalización para todo el sector, de lo contrario “el comercio tradicional sufre graves perjuicios”. Entre sus principales demandas se encuentra la negociación de la libertad horaria.

Una vez más, se ven incapaces de competir con las grandes superficies y argumentan que los pequeños comerciantes no pueden mantener los negocios abiertos 14 horas al día y menos, los domingos. “Si abre el comercio, ¿por qué no lo hace también la Seguridad Social y Correos, por ejemplo?”, responde el presidente de los comerciantes en Huelva, Antonio Gemio, cuando se le demanda un servicio que reclama la sociedad. “Al final solo se benefician las grandes superficies y los domingos, los onubenses no van de compras y abrir es perder dinero”.

Lo han intentado en varias ocasiones y aseguran que la caja de los establecimientos “no se ha movido”, ni siquiera cuando lo han hecho para dar servicio a los cruceristas que llegaba en domingo. Para el comercio es esencial el respaldo de la Junta a los Centros Comerciales Abiertos (CCA) porque son entes dinamizadores de los centros históricos de los municipios en los que se ubican. Junto a los de la capital, Ayamonte y Valverde, en breve se sumarán en los provincia los de Moguer (que ya ha pasado el primer trámite para su asignación) y Lepe. Ese apoyo que reclama el sector también para los mercados de abastos se traduce en iniciativas que sirvan para dinamizar el centro y atraer al mayor número posible de clientes.

El sector agropecuario es uno de los motores de la economía provincial y desde Asaja-Huelva instan a los dirigentes a regular jurídicamente la administración pública de forma que “se evite la indefensión del administrado”. Reclaman una ordenación real porque, especialmente en la Delegación de Agricultura de Huelva, “existe un problema público y notorio de falta de personal y la cualificación del personal disponible es escasa o ha quedado obsoleta”.

La patronal considera que las órdenes de ayudas “no se ajustan a las necesidades” ni a la realidad de los sectores a los que se supone que pretenden impulsar y que tampoco “hay unificación de criterios entre provincias de una misma comunidad autónoma”. De ahí que vean preciso dotar a la Administración de “personal cualificado” y “abandonar la práctica de seguir engordando empresas públicas que suponen una administración paralela”, además de “dejar de usar los recursos públicos como moneda de cambio electoral” y publicar las ayudas “cuando las necesidades del sector así lo requieren, no cuando el calendario electoral lo marque”.

En la gestión de la PAC actual, es directa la intervención de la Junta de Andalucía y Asaja entiende que hay un “exceso de burocracia”. A su juicio, se debe que “exigir” a la Junta que se apoye en las entidades colaboradoras y confíe en su criterio. La seca de la encina avanza a un ritmo demoledor y para evitar que continúe así, exigen “investigación seria y decidida”, así como ayudas para la dehesa que permitan su rentabilidad.

En el ámbito de la ganadería, el informe de peticiones pasa por la creación de campañas “claras y firmes” dirigidas al consumidor. Ademas, reclaman el establecimiento de una pedagogía que ayude al consumidor a diferenciar los productos, así como fomentar su consumo y evitar así su desaparición.

Para los agricultores, es básica la ejecución de infraestructuras hídricas que llevan lustros pendientes y que posibilitarían no sólo el mantenimiento de las hectáreas de cultivo que ya están en activo, sino la puesta en producción de otras en comarcas como el Andévalo. Entre la demandas más inmediatas se encuentra el trasvase de agua superficial al Condado. Y para ello, Asaja ve “una prioridad irrenunciable la remodelación y ampliación de la capacidad del Túnel de San Silvestre. “Sólo así se garantiza el abastecimiento de la agricultura, de otros sectores económicos y del propio consumo doméstico”.

También los constructores vienen demandando desde hace años inversiones para reactivar no sólo al sector, sino al tejido empresarial y a la propia sociedad onubense, así como para poder rebajar las listas del desempleo. Son claros en sus demandas al nuevo Gobierno regional y su listado de obras comienza por la conexión de Huelva y Cádiz, en su tramo de Hinojos a Lebrija.

Dos obreros trabajan en una construcción. Dos obreros trabajan en una construcción.

Dos obreros trabajan en una construcción. / H.I.

Las conexiones con los municipios costeros desde la A-49, especialmente Lepe, Isla Cristina y Ayamonte, ocupan un lugar prioritario en sus demandas, así como el enlace por carretera de los municipios de la Sierra. Desde la Asociación de Empresarios de la Construcción (Aeco) se reclama además, la construcción del hospital de Bollullos, así como las estaciones depuradoras de aguas residuales (Edar) para ocho localidades de la provincia (El Granado, Sánlucar de Guadiana, EL Cerro del Andévalo, Calañas, La Zarza-El Perrunal, Campofrío, Rosal de la Frontera y Galaroza).

Coincide con el sector agrario en reclamar la culminación de la presa de Alcolea, así como el plan de regeneración de las playas ante la falta de arena que sufre un año tras otro nuestro litoral. Ésta es una demanda histórica del sector turístico, que cree “inadmisible” que los planes que autorizan el desarrollo de actividades turísticas en la playa “no se realicen hasta bien entrado el mes de julio”, según denuncia el secretario general del Círculo Empresarial de Turismo, Rafael Barba.

La playa es el principal activo para el sector y “debe estar operativa y dotada con los servicios necesarios el mayor tiempo posible”, y al comienzo de la temporada (al menos desde la Semana Santa). Como concepto general, desde el Círculo no se entiende que Consejería de Turismo, comparta responsabilidades en materias “tan absolutamente dispares, y algunas de ellas de gran relevancia”, como regeneración, justicia y administración local. Es más, esta distribución se traduce en “un paso atrás respecto de la consideración del sector turístico como pieza clave en el desarrollo socioeconómico de la región”.

Un veraneante se asoma a una de las pasarelas de acceso a una playa de la Costa onubense. Un veraneante se asoma a una de las pasarelas de acceso a una playa de la Costa onubense.

Un veraneante se asoma a una de las pasarelas de acceso a una playa de la Costa onubense. / Josué Correa

De forma periódica, el sector asiste a la publicación del decreto que regula los planes de inspección de la consejería, “sin que de manera definitiva hayamos sido capaces de convencer de la necesidad de combatir la oferta ilegal o clandestina”. Una oferta que ha crecido año tras año hasta alcanzar las 23.500 plazas, prácticamente las mismas del sector hotelero. Aquí, además, se reclama a la Junta que actúe ante las acampadas ilegales, si bien “la solución pasa por la implicación de otras administraciones, como la central y la local”.

El turismo es imagen y hablar de ello es mencionar la promoción. “La Junta debe fortalecer las acciones promocionales desarrolladas por el sector en el ámbito local de la mano de nuestro Patronato de Turismo”. El Círculo no duda de la fuerza del paraguas de la marca Andalucía, pero la oferta de Huelva “se ve diluida en ocasiones al compartir espacio y campañas promocionales con otros destinos más potentes”. Desde el Consejo Empresarial de Turismo de la FOE se pide además que “se impulse una verdadera coordinación entre la Administración competente a nivel provincial y los representantes empresariales”.

Se entiende además que el fomento de los destinos turísticos no deben ceñirse a la Costa y deben contemplar la Sierra, Doñana, así como el turismo industrial, del descubrimiento, gastronómico o religioso.Las peticiones son claras y los empresarios confían en que esas promesas que llegaron de los diferentes partidos a los representantes de cada sector salgan de los dossiers para ser una realidad y no se caiga en una nueva baza electoralista a la vista de los próximos comicios para los que ya ha comenzado la cuenta atrás.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios