Hospital Juan Ramón Jiménez

Un perro brinda terapia en hospitalización de Pediatría

  • Se trata de una colaboración del hospital con Cruz Roja

Lenny con su bata jugando con los niños. Lenny con su bata jugando con los niños.

Lenny con su bata jugando con los niños. / H.I. (Huelva)

Comentarios 1

Los niños que están ingresados en Pediatría del Juan Ramón Jiménez saben que el domingo por la tarde tienen un cita muy especial con un auténtico personaje. Se llama Lenny y tan solo tiene dos años de edad. Es un precioso golden retriever que hace las delicias de los pequeños con los que pasa un par de horas que les saca de la monotonía hospitalaria.

Lenny también se transforma en un perro-policía. Lenny también se transforma en un perro-policía.

Lenny también se transforma en un perro-policía. / H.I. (Huelva)

Su dueña y entrenadora es Noelia Zamorano quien lo encontró en una protectora y se encargó de su adiestramiento. Zamorano comenta que “propuse a Cruz Roja el uso de Lenny dentro de su Programa de Atención a la Infancia Hospitalizada y allí lo aceptaron muy bien”. Todo ello coincidió en el tiempo con otro proyecto. Esta vez del propio hospital. La jefa del Bloque de Pediatría, Sonia Pastor, indicó que “dentro de nuestro plan de humanización de la asistencia, teníamos recogida la iniciativa de la terapia con animales, de manera que vino todo rodado y Lenny se incorporó pronro a sus actividades en Pediatría”.

Este domingo, Lenny se encontró con un buen grupo de amiguitos en la ludoteca de la planta de hospitalización de Pediatría. La invitación estaba cursada a 14 pequeños ya que todos no están en condiciones para jugar con Lenny aunque aquellos que tienen una larga estancia, ya anhelan que llegue el domingo para reencontrarse con el perro. Con él pasaron un par de horas en el que Lenny hizo todas las habilidades que solo le permite un maravilloso adiestramiento. Zamorano incidió asimismo, en las completas medidas sanitarias que ofrece el can que pasa complejos controles y está enseñado a no lamer.

Algunas de las cosas que más gustan a los niños es su actitud de perro-manta con la que Lenny se tumba y los pequeños pueden usarlo como una mesa de lectura. También lo visten de médico (dogtor) o de policía siendo, sin duda alguna, una enorme terapia antiestrés y antifobias ya que algunos niños vencen el miedo a los perros gracias a Lenny.

El programa de Cruz Roja en el Juan Ramón engloba a 30 voluntarios cada mes que realizan su labor todas las tardes de la semana durante un par de horas. Durante el año pasado, atendieron a 1.600 pequeños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios