Huelva

El 95% de las adopciones en el centro municipal son desde el extranjero

  • La asociación HADA contabiliza la gestión de unos 1.400 perros en más de tres años

La Asociación HADA se encarga de pasear a los perros y de su cuidado sanitario. La Asociación HADA se encarga de pasear a los perros y de su cuidado sanitario.

La Asociación HADA se encarga de pasear a los perros y de su cuidado sanitario. / Josué Correa

“Los españoles ganamos en abandonos pero no en adopciones”. Son palabras de la presidenta de la Asociación HADA (Huelva Ayuda y Defensa Animal), Elena Vázquez, que asegura que el 95% de las adopciones que se registran en el centro municipal de acogida son para personas que viven en el extranjero. “Tenemos el mayor número de adopciones en países como Holanda, Alemania o Bélgica”, por tanto el centro se sostiene en unos índices altos porque “colaboran con nosotros varias asociaciones extranjeras” con las que trabajan codo con codo para la mayoría de las adopciones, así como para los traslados de los animales y demás cuestiones en las que comparten gastos. “Los animales salen todos con los requisitos sanitarios, su pasaporte, su microchip, sus vacunas y eso hay que costearlo”. 

HADA se sostiene gracias a donaciones particulares de las que también son protagonistas los extranjeros. Camas, collares, correas.. lo envían personas extranjeras en su mayoría. “El año pasado nos ayudaron con un tráiler de alimentos que repartimos entre otras asociaciones”. La implicación es tanta que los extranjeros son lo que, prácticamente, “sostienen anímicamente y económicamente la asociación”.

La asociación es independiente del centro municipal. El Ayuntamiento es el responsable del centro, una empresa lo gestiona con el mantenimiento, la limpieza y el trabajo diario, y HADA, que es una asociación protectora independiente del centro municipal y está compuesta por voluntarios que pasean a los animales, los llevan a clínicas para la realización de tratamientos o incluso acompañan al adoptante para que conozca al animal.

Labores de mantenimiento en el centro municipal. Labores de mantenimiento en el centro municipal.

Labores de mantenimiento en el centro municipal. / Josué Correa

HADA, que tiene firmado un convenio de colaboración con el Ayuntamiento de Huelva contabilizó más de 200 adopciones el pasado año y durante los tres años aproximados que lleva trabajando ha gestionado unos 1.400 perros, de los cuales, la inmensa mayoría vuelan fuera de Huelva a un nuevo hogar. La asociación se creó, entre otros motivos, para ofrecer a estos animales “una oportunidad de no quedarse allí en el olvido” mediante una labor de difusión de fotografías de los perros para que sea más fácil sumar un mayor número de adopciones, que también las gestionan.

Actualmente hay en el centro municipal alrededor de 80 perros. También hay unos 30 gatos y en ocasiones han tenido caballos, hurones, conejos o tortugas. Las mascotas que acogen son porque “están abandonadas” o porque la gente las lleva allí ya que “la ley ampara” al ciudadano en ese aspecto. Elena Vázquez recuerda de todos modos que el centro tiene una “capacidad limitada”. El ciudadano “no puede pensar que llevar un perro a un centro municipal porque ha tenido una camada es una solución”, sino que la solución pasa “por tener un control de natalidad de los animales y que no haya camadas”, además de que la sociedad “sea un poquito más responsable y consecuente a la hora de adoptar”.

No es fácil adoptar. Es necesario pasar una serie de requisitos que empieza por un formulario con preguntas acerca de la experiencia de la persona con animales. Después tiene lugar la entrevista donde se rechaza a mucha gente. “Nosotros estamos aquí por el bien de estos animales. No se trata de despachar a un animal para que acaben en un sitio peor”, explica la presidenta de HADA. Por ejemplo la asociación se preocupa mucho en los núcleos familiares.

Algunos de los perros que se encuentran en el centro municipal. Algunos de los perros que se encuentran en el centro municipal.

Algunos de los perros que se encuentran en el centro municipal. / Josué Correa

No es lo mismo vivir en un inmueble propio que en uno alquilado porque “hay veces que el casero no quiere animales”. También a los jóvenes “les preguntamos con quienes viven para ver si todos los miembros de la familia están de acuerdo” con el objetivo de que nadie meta en su hogar a un animal a la fuerza. Y bajo ningún concepto se deja adoptar a los menores de edad. Tampoco se puede adoptar a un animal si el motivo es un regalo, ya sea de Navidad o cumpleaños. “Siempre vemos quién va a ser el responsable del animal y tiene que estar de acuerdo”.

En HADA no se guían por las prisas ni por las urgencias ya que un animal que tenga que volver al centro municipal porque la adopción ha salido mal “es un fracaso”. Cierto es que “tenemos muy poco índice de retroceso, no llega al 1%”.

Por otro lado, Vázquez explica que las épocas prevacacionales suelen ser cuando más perros abandonados llegan. Finales de mayo, junio, julio.. y también en los meses de marzo y abril debido a la postnavidad. “El perro ya tiene ahí los 3-4 meses y ya se ha pasado el antojo del niño y los padres ven que el perro es para ellos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios