Huelva

Los más pequeños aprenden el valor de la lectura en el Día de las Librerías

  • El establecimiento Welba reunió a estudiantes para ofrecerles talleres que resaltan la importancia de leer

Taller de lectura en la librería Welba dirigido a los alumnos del colegio Santa María de Gracia. Taller de lectura en la librería Welba dirigido a los alumnos del colegio Santa María de Gracia.

Taller de lectura en la librería Welba dirigido a los alumnos del colegio Santa María de Gracia. / Josué Correa (Huelva)

La Librería Welba fue ayer punto de encuentro para los lectores de la ciudad con motivo de la celebración del Día de las Librerías. Para conmemorar la presente edición, el lema elegido a nivel nacional fue Las librerías nos tocan, con el que se pretende reivindicar así la cercanía, la familiaridad, el trato individualizado y las relaciones personales que se establecen con los lectores y resalta el importante papel que ejercen estos espacios en sus barrios, pueblos o ciudades, donde no sólo actúan como centros de dinamización cultural, sino que son espacios imprescindibles para la creación de comunidad. El encuentro fue planteado por la Asociación provincial de Librerías, quien ofrecerá descuentos del cinco por ciento a sus clientes. 

Durante la jornada matinal de ayer se realizaron charlas a alumnos de diferentes colegios por parte de la directora de teatro y profesora, Carmen Sara Floriano. Las mismas versaban sobre el papel que cumple la lectura en la vida de los ciudadanos. Seguidamente, cuando llegó la tarde se ofreció en este mismo establecimiento un cuentacuentos con el título Historias que merecen un final feliz, así como un encuentro con la escritora Belén Rubiano, autora de Rialto 11, a las 19:00. En otoño de 2002, esta mujer despertó de su sueño de ser librera después de haber sido aceptada para un puesto de trabajo que demandaba “un varón fuerte y licenciado”. Más tarde fundaría su propia librería y sobre sus experiencias se vertebró su discurso.

En este sentido, el presidente de la Asociación Provincial de librerías, Juan Antonio García Villadeamigo, considera que “es necesario poner en valor a las librerías como comercios de cercanía y reconocer la entrega y el afecto con el que trabajan nuestros libreros y libreras frente a la frialdad, la estandarización y el desapego que imponen las multinacionales de venta online”.

De esta forma, se resalta el papel del librero como esa persona de confianza de cuyo criterio te fías a la hora de emprender una nueva lectura o de hacer un regalo. “Entre otras cosas porque te conoce, se preocupa por saber qué te gusta, te orienta y sabe. Te saluda, sabe tu nombre y conoce tus circunstancias”, asegura.

La Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico, a través del Centro Andaluz de las Letras (CAL), y la Federación Andaluza de Librerías extendió a toda la comunidad andaluz esta iniciativa, de manera que los autores Yolanda Morató, Juan Bonilla, Vicente Luis Mora, Irene Vallejo, Belén Rubiano, Emilio Lara, José María Conget y Jesús Marchamalo aportaron una especial visión de lo que son las librerías, compartieron con los asistentes su perspectiva como lectores, su relación con las librerías como espacios para la cultura y que albergan el crisol de visiones y perspectivas que el lector puede encontrar en ellas, como espacios de conocimiento, de contacto y de disfrute.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios