Huelva

La peatonalización del centro de Huelva llegará en 2023 hasta la Plaza de San Pedro

Plaza de San Pedro.

Plaza de San Pedro. / Germán Rodríguez. (Huelva)

La isla peatonal del casco histórico de Huelva llegará en 2023 hasta la Plaza de San Pedro. Las obras salen a licitación por 5,6 millones de euros. La actuación, que se llevará a cabo en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de Municipios para la Implantación de Zonas de Bajas Emisiones y la Transformación Digital y Sostenible del Transporte Urbano, unirá este emblemático espacio público con el Paseo de Santa Fe e incluirá en la isla peatonal las calles La Fuente, Juan Mora y Daoiz, así como Méndez Núñez, Plus Ultra, Gravina y lateral de la Plaza de las Monjas. 

Las empresas interesadas tienen hasta el 17 de mayo para presentar sus ofertas. El plazo de ejecución de las obras es de quince meses.

Con la finalidad de priorizar la movilidad peatonal en el centro de la ciudad, restringir el tráfico rodado y potenciar el transporte público se avanza en la peatonalización del casco urbano, iniciada a finales del siglo XX en la calle Concepción, un proceso que se ha llevado a cabo de manera paulatina, con la Gran Vía como última incorporación, una trama peatonal que continuará ahora por el lateral de la Plaza de las Monjas hasta la calle Gravina, con el objeto de realzar la Iglesia de La Concepción, un Bien de Interés Cultural, y el incremento de los espacios públicos de La Placeta.

La actuación planteada en la Plaza de San Pedro y su entorno completa las determinaciones planteadas tanto en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) como en el Plan Especial del Casco Histórico de Huelva. Según se recoge en el proyecto, la peatonalización proyectada "crea un nuevo ámbito de encuentro a nivel social, cultural y económico, en el casco antiguo de la ciudad, con un diseño actual, presidido por vegetación de mayor o menor porte según la morfología de las diferentes calles con mobiliario urbano de calidad que permita la estancia confortable en este espacio".

En la calle La Fuente el tráfico rodado quedará restringido a los acceso a los garajes que hay en la zona. Al llegar a la Plaza de San Pedro se limita el tránsito de vehículos por el lateral de la misma para conexionar con la calle San Andrés, dejando totalmente peatonalizados y con la eliminación de tráfico rodado los laterales del espacio público que continúan por las calles Daoiz y Juan Mora. Las calles Juan Mora y Daoiz serán calles de doble sentido de circulación pero queda también restringida a acceso a garajes.

En la calle La Fuente se proyecta una plataforma única que no interfiera con el acceso a locales y portales. Se juega con el trazado y diseño de la vía para provocar la entrada a los diferentes garajes. Se colocarán jardineras "como elemento filtrante de las rampas de acceso a espacios de mayor altura". Al final de la calle se habilitará un espacio ajardinado con especies de citrus y aurantium, que servirá de antesala a la Plaza de San Pedro. 

Todo el ámbito de la Plaza de San Pedro pasará a ser zona peatonal. Debido al desnivel de las calles de alrededor se crearán dos plataformas que se conectarán entre sí para que no exista discontinuidad entre los  laterales y la propia plaza. Parterres ajardinados servirán de transición entre los diferentes espacios. En la plataforma superior habrá un amplio espacio central con una lámina de agua y se dispondrán bancos lineales. En la plataforma inferior, se generará otra pequeña lámina de agua en la que descargue la superior, y un espacio central con dos grandes magnolios con bancos circulares. A través de peldaños integrados se salvará la pendiente existente tras la unión de los diferentes tramos.

La calle Daoiz se plantea como continuación de uno de los laterales de la Plaza de San Pedro siguiendo con el mismo diseño de pavimento pero, al contrario que la calle La Fuente, sin ningún parterre ajardinado, debido a la dimensión de la calle y la posibilidad de tráfico rodado de manera restringida.

La calle Licenciado Juan Mora, al igual que Daoiz, se proyecta como prolongación de uno de los laterales de la plaza, es la de calle con mayor pendiente del proyecto y no tendrá en ninguna parte parterres ajardinados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios