Elecciones Generales 2019 Los partidos lanzan sus 'temas estrella' en Huelva para el 10-N

  • Los partidos seleccionan sus propuestas ‘estrella’ para llamar al voto en una semana

  • La economía centra los esfuerzos para fomentar su desarrollo en Huelva y el país

  • Sólo las infraestructuras quedan excluidas para evitar unos discursos ya conocidos

Han quedado atrás los tiempos en que cada campaña electoral era momento de grandes anuncios y promesas que pesaban años después como losas en las hemerotecas. El escarmiento parece generalizado ante la decepción sembrada en la calle, sobre todo en una provincia de Huelva cansada de ser la hermana pobre de Andalucía y de todo el país, sin inversiones que la empujen para ponerse al nivel del resto, ni tan siquiera un pequeño paso hacia adelante.

En esta nueva llamada a las urnas del 10 de noviembre, y con el AVE como símbolo de esas promesas que se quedaron en el limbo, las infraestructuras parecen haber pasado a un segundo plano. No es que hayan dejado de ser importantes para los partidos que aspiran a ocupar escaños en el Congreso; si acaso han terminado por aceptar que la prudencia es mejor compañera de viaje.

En cualquier caso, cuando se les cuestiona en Huelva por sus principales medidas para la próxima legislatura, se les pide dejar a un lado la tentación de sumarse a la indignación ciudadana de las infraestructuras con discursos ya conocidos para que den paso a otras medidas que abanderen en esta nueva campaña. Y nadie duda. Y ninguno coincide. Aunque los temas de unos y otros no se obvien entre ellos. Que en los programas casi todo tiene cabida.

Ésta no será una campaña de grandes anuncios ni imágenes de maquetas

En el PSOE tienen claro que su tema estrella es el empleo; la lucha contra el paro y el fin de la precariedad. En el PP afinan más y apuntan a los efectos de la incertidumbre del Brexit en la provincia y sus sectores productivos más dependientes de los británicos. A Ciudadanos le procupa también el empleo pero centra sus esfuerzos en la industria como vehículo de desarrollo en la provincia. Para Unidad Podemos, el futuro tiene mucho que ver también con la industria pero a través de un plan de transición ecológica adecuado. Y Vox, que se quedó en abril a las puertas del Congreso, defiende que la mejor manera de mitigar las necesidades de Huelva es volver al centralismo en España.

No dejan de ser puntos de partida de cada uno de ellos. Visiones distintas del momento en el que estamos, que quizá ayuden a clarificar un poco el panorama a los miles de votantes que están de nuevo llamados a las urnas en la provincia en sólo una semana.

Partido Socialista

La mirada en el PSOE está puesta en el empleo, dicen, muy especialmente “a favor de una vida laboral decente”. Y parten de la riqueza potencial de la provincia, “con cinco o seis grandes sectores productivos en un gran momento, que se debería corresponder con un nivel de vida y una renta mucho más altos en los onubenses”.

Una de las principales “herramientas” que tienen para elevarlo es el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que han subido un 22% este año, hasta los 900 euros. Hay ahora mismo un objetivo encima de la mesa, recogido en su programa de gobierno, de alcanzar al final de la legislatura, en cuatro años, el 60% del salario medio en España, que ahora mismo sitúan en unos 26.000 euros anuales repartidos en 14 pagas.

El candidato socialista al Congreso por Huelva, José Luis Ramos, advierte que “el Gobierno no tendría que utilizar estas herramientas si se cobrase bien”. Y el SMI, recuerda Ramos, también sirve de referencia para el cálculo de prestaciones y subsidios, y para la asistencia social.

En Huelva han sido 140.000 las personas que se han beneficiado de la subida del salario mínimo. El dato lo aporta el candidato número 3 al Senado, Jesús González Márquez, quien recuerda que esa aspiración de incremento al 60% del salario medio no es un capricho: lo recomienda la Carta Social Europea en su artículo 4, y supone superar el umbral de los 1.100 euros, siempre, advierte, con el “consenso con los agentes económicos y sociales sobre el grado con que se aplicará”.

“Una subida del salario mínimo comporta más recaudación para el Estado y más para las pensiones”, recuerda Jesús González. “La cotización es escasa y no se llega, y es sabido que una mayor renta disponible se refleja en un tirón del consumo, del empleo, de las inversiones de las empresas y de la recaudación del Estado”. Y a todas estas razones suma una más, pura “cuestión social”: “Afecta, sobre todo, a mujeres y jóvenes”.

González Márquez rebate a los críticos por otra vía: “Decían que iba a provocar destrucción de empleo, sobre todo en los primeros meses, por las dificultades entre las pequeñas empresas, pero no sólo no se destruye sino que ha subido la tasa de afiliación”. “Hay una estimación de que habría 2.000 millones de euros más disponibles. Incluso con destrucción de empleo se ganaría”.

Los socialistas abogan también por la recuperación de la negociación colectiva “desaparecida durante dos o tres años”, después de que la reforma laboral haya dejado “muy huérfanos a los trabajadores”, necesitados de un “armazón” para acceder a la negociación de forma equilibrada.

Partido Popular

Al PP también le preocupa el desarrollo de la economía onubense y en particular su número uno al Congreso en las listas, Carmelo Romero, trabaja hace tiempo en encontrar soluciones para el empresariado onubense que sufre las consecuencias del incierto proceso abierto del Brexit.

Romero asegura que Huelva “tiene mucho que perder” y censura que el Gobierno no se haya reunido “con los autónomos de Huelva y con los sectores afectados para contarles sus planes si se llega a consumar la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea”.

El dirigente popular, alcalde de Palos de la Frontera, conoce bien que el sector de los frutos rojos es uno de los principales afectados porque “casi el 40% de sus exportaciones se van al Reino Unido, y ni las cooperativas ni los agricultores saben si llegará a producirse el Brexit, o si lo hará de manera brusca o si será ordenada... les han dejado de la mano de Dios y las consecuencias las pagarán los propios agricultores y los empleados de éstos”.

Entre los populares hay preocupación también por la incidencia en el turismo, “sector tan incipiente en la provincia”, para el que reclaman un plan que amortigüe el impacto negativo.

“Lo primero –pide Carmelo Romero– es sentarse con ambos sectores y ver las consecuencias, en qué ha repercutido ya el anuncio, y cómo puede afectar una salida de la Unión Europea más o menos brusca, para estudiar cómo atajar o disminuir la incidencia que tenga. Tenemos que elaborar un plan con lo que no ha hecho el Gobierno y hacerlo ahora, a posteriori”, apunta, crítico, el dirigente popular, que tampoco olvida a los agricultores en su demanda de agua para sus cultivos, en lo que considera que aún no se les ha dado respuesta válida.

Ciudadanos

“El empleo de calidad está en la industria, con salarios más altos y mayor nivel de formación”. Esta afirmación que llega desde Ciudadanos es la base de su proyecto Huelva Revolución Industrial 4.0, con el que concreta una serie de acciones destinadas a potenciar una industria totalmente sostenible, verde, de economía circular, de residuos cero “y que impulse la transformación de las materias primas de nuestra provincia”. “Huelva tiene que dejar de ser una provincia extractiva”, defienden

El candidato al Congreso, Carlos Hermoso, pone el foco en los parques Huelva Empresarial y Tecnológico de Aljaraque, además del Centro de Experimentación de El Arenosillo para la captación de empresas de transformación y tecnológicas.

La formación naranja defiende el emprendimiento, con una especial atención a los autónomos, a través de medidas concretas como la tarifa plana de dos años para nuevos autónomos, el no adelanto del IVA o la “tarifa súper reducida” para jóvenes y mujeres en municipios pequeños, de menos de 5.000 habitantes. Pero, sobre todo, cuenta Hermoso, Ciudadanos cree en “aumentar las sinergias entre el tejido industrial y la Universidad, con encuentros permanentes entre los sectores productivos de Huelva”.

Añade Carlos Hermoso que los productos onubenses “deben ser de calidad”. “En un mercado cada vez más competitivo, la apuesta por la calidad hará traer el empleo más cualificado y con mayor poder adquisitivo”.

Unidas Podemos

Los planes para la provincia de Unidas Podemos pasan por plantear modelos económicos alternativos a los actuales y por apuntar a “una transición energética justa”. La base son los objetivos que se extraen de los Acuerdos de París, con emisiones cero en 2050 como principal reto para atender de manera urgente por la transición ecológica.

El candidato por Huelva, Alejandro García, considera la oportunidad de “generar un nuevo modelo de industria capaz de reducir un 90% las emisiones de CO2 y a la vez generar 600.000 puestos de trabajo”.

Para ello pide romper con la dependencia energética de combustibles fósiles: “En veinte años nos marcamos el objetivo de tener una producción de fuentes 100% renovables. Esto requiere un nuevo marco institucional a través de una empresa pública de energía”, una de las principales bazas que lleva Unidas Podemos al 10-N.

Esta entidad de nueva creación es considerada “actor imprescindible para liderar la transformación del mercado eléctrico, que también velará por erradicar la pobreza energética”.

En el caso de Huelva, “para migrar hacia un mercado laboral más estable, cualificado, con mayor peso industrial y sostenible y respetuoso con el medio ambiente”, consideran clave también la transición ecológica.

Vox

El rechazo de Vox a la actual configuración política de España es el eje central de su programa en las elecciones generales. El partido de Santiago Abascal se declara constitucionalista pero pide cambiar la Constitución para tener “un solo Gobierno y un solo Parlamento para el país”. Y como paso previo, señalan, la apuesta por la devolución al Estado de las competencias de Educación, Sanidad, Seguridad y Justicia, limitando todo lo posible la capacidad legislativa autonómica.

Con Tomás Fernández Ríos en cabeza para concurrir al Congreso en Huelva el 10-N, Vox sostiene que con el centralismo, “las políticas nacionales bien desarrolladas ayudarán y serán vitales para una provincia como Huelva, que por su situación periférica y los años de abandono está a la cola de todo”. Y lo harán, defienden, con políticas únicas de Sanidad y Educación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios