Huelva

La parada de la refinería deja el peor mes en el Puerto desde hace ocho años

  • El movimiento de petróleo marca un nuevo mínimo histórico

  • Los contenedores acabarán este año con más de 80.000 unidades

  • El aumento de mercancía general respalda la diversificación

Dos buques atracados en el Muelle de Palos en el Puerto Exterior de Huelva. Dos buques atracados en el Muelle de Palos en el Puerto Exterior de Huelva.

Dos buques atracados en el Muelle de Palos en el Puerto Exterior de Huelva. / Josué Correa (Huelva)

Era más que previsible, pero cuando se conoce duele más. La paralización de la actividad de la refinería de Cepsa fruto de la caída de demanda de petróleo como consecuencia de la paralización económica derivada de la pandemia de Covid, hizo desplomar las cifras del Puerto de Huelva el pasado mes de diciembre hasta niveles que no se conocían desde el mes de enero del año 2013. En especial, destaca el movimiento de petróleo durante ese periodo que con 178.725 toneladas es un nivel nunca conocido desde que existen los registros. Hay que tener en cuenta que un mal mes para este tipo de tráficos, se puede cerrar con una cantidad tres veces superior.

Lo cierto es que la falta de demanda de combustible por parte del sector aéreo mundial, principales clientes de las compañías petroleras, lastra los movimientos portuarios en Huelva de una manera directa. De hecho, la refinería comienza durante estos últimos días a recuperar ligeramente su actividad, fruto de la mayor movilidad en el transporte que se puede llevar a cabo en algunos casos con todas las medidas sanitarias correspondientes. La paralización económica llevó a que la refinería de Palos (y todas las del mundo) centraran su actividad en proveerse de las reservas suficientes y aumentar de manera significativa su nivel. Una vez satisfecha esta necesidad, su actividad es prácticamente nula y las restricciones que se ponen en marcha en buena parte de los países europeos en estos últimos días como respuesta al aumento del número de contagios, tampoco augura nada bueno.

Sea como fuere el Puerto de Huelva ha cerrado el año más complejo de toda su historia reciente con un descenso del 12%. Con todo, tampoco parece muy alejado de las previsiones llevadas a cabo por Puertos del Estado que estimaban un cierre de ejercicio con una bajada de entre el 10% y el 15%. Todo hace pensar que el mes de diciembre será notablemente mejor y Huelva se encuentre más cerca de la primera cifra que de la segunda.

Un buque en el muelle de graneles líquidos en el Puerto Exterior de Huelva. Un buque en el muelle de graneles líquidos en el Puerto Exterior de Huelva.

Un buque en el muelle de graneles líquidos en el Puerto Exterior de Huelva. / Josué Correa (Huelva)

No todo es malo. La estrategia de diversificación tiene en los datos de noviembre un dato más que esperanzador. En esos once meses, el Puerto de Huelva ha superado todos los contenedores que se movieron por las instalaciones del Muelle Sur en todo el año pasado, hasta llegar a una cifra de 75.365 cajones. Si se tiene en cuenta que, incluso con el parón económico, se mueven alrededor de 7.000 teus mensuales, Huelva superará los 80.000 durante este ejercicio. Todavía sigue siendo una cantidad relativamente modesta, pero hay que tener en cuenta que hasta hace dos años, era una actividad desconocida en las instalaciones portuarias. Lo conseguido en poco tiempo, es mucho y a poco que comience a remontar la actividad empresarial, las seis cifras no son ningún objetivo descabellado.

También merece ser destacado el capítulo de mercancía general, la otra pata de la silla en la estrategia de dejar de ser un puerto granelero y no estar sujeto excesivamente a los vaivenes de un tráfico concreto, tal y como ha sucedido este último mes con el petróleo. Superado con holgura el límite del millón de toneladas, el aumento en este tráfico supera el 14% y los proyectos que están en marcha para los próximos meses, aumentarán esa cifra.

El asentamiento de la línea comercial de Baleària y Fred Olsen con Canarias a pesar de la competencia surgida en Cádiz de la mano de la naviera Boluda, tiene buena culpa de estos dos últimos capítulos.

El Puerto de Huelva, como el resto de instalaciones en España vive un año más que complejo. Los 30 millones de toneladas que se daban por seguras a la vuelta del verano, se alejan del objetivo de la Autoridad Portuaria. Valga como dato que en lo que llevamos de año, han hecho escala en las instalaciones portuarias onubenses, 251 buques menos que en los once primeros meses del año pasado, es decir, casi uno diario, buena prueba de lo caro que se paga una ralentización económica como la actual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios