Operación Tardo Un detenido en Aljaraque y cinco registros en Trigueros, Punta y Huelva

  • La segunda fase del operativo de la Guardia Civil acaba con la incautación en la provincia de dos armas largas, una embarcación rápida y sofisticados sistemas de comunicaciones

  • Habrá próximos arrestos en Huelva, puesto que el dispositivo continúa abierto

Los narcos del Campo de Gibraltar buscan una salida a la asfixiante presión policial que vienen padeciendo desde el pasado verano y se están asociando con los traficantes onubenses. La Guardia Civil los tiene cercados y cada vez caen más cabecillas y colaboradores.

Así lo constata la operación Tardo, cuya segunda fase se llevó a cabo ayer en la provincia de Huelva, Cádiz y Sevilla, con registros en cinco viviendas y locales de Aljaraque, Trigueros, Punta Umbría y Huelva. En la capital onubense se han llevado a efecto dos entradas y registros para ser exactos, como han confirmado las fuentes de Huelva Información.

En estos se han intervenido una embarcación rápida, dos armas largas y sofisticados sistemas de transmisiones, desde teléfonos vía satélite hasta dispositivos para evitar que las comunicaciones sean interceptadas por los investigadores, indican las fuentes de este rotativo.

Hubo una persona detenida en la provincia, concretamente en la localidad de Aljaraque, pero se espera que se produzcan muchos arrestos más en breve.

En total, la Benemérita detuvo en la intensa jornada de ayer a 14 personas y llevó a efecto un total de 20 registros: 15 en domicilios, uno en una nave, tres en empresas náuticas y otro más en un narcoembarcadero. Además de en Huelva, se han realizado estos registros en las localidades gaditanas de Los Barrios, Algeciras, San Roque y La Línea de la Concepción, y también en Sevilla. Fueron incautadas cuatro embarcaciones semirrígidas en total en el dispositivo.

Hasta el momento el Instituto Armado ha aprehendido 6.200 kilos de hachís en el marco de la operación Tardo

Hasta ahora no se habían producido detenciones en Huelva durante la primera fase del operativo. Aunque sí se habían incautado de grandes cantidades de hachís. De hecho, hasta el momento el Instituto Armado ha aprehendido en el marco de la operación Tardo 6.200 kilos del estupefaciente elaborado en Marruecos. Sigue abierta y habrá más detenciones en los días venideros.

En paralelo, la Guardia Civil explotó ayer la segunda fase de la operación Freno, en la que fueron arrestadas nueve personas y se realizaron dos registros domiciliarios en las localidades de San Enrique de Guadiaro y Vélez-Málaga. En la primera fase de este dispositivo especial antidroga fueron detenidas 43 personas, fueron recuperados tres vehículos que figuraban como sustraídos y aprehendidos otros diez coches, una embarcación semirrígida, armas cortas y largas, y otros efectos. Y se incautaron 2.900 kilos de hachís.

Con estas operaciones han sido desmantelados embarcaderos que eran utilizados por diversas organizaciones para botar embarcaciones semirrígidas a alta mar, con las que llevaban a cabo los alijos de hachís. Las fuentes de este diario explican que suelen ser viviendas con acceso directo al río o al mar que permiten descargar un alijo a toda velocidad o sacar una goma rápidamente si los narcos se ven obligados a huir. Uno de estos embarcaderos estaba situado en la provincia de Málaga y el otro en la de Sevilla, concretamente en el río Guadalquivir.

En las operaciones desarrolladas por la zona de la Guardia Civil de Andalucía han participado cerca de 300 agentes de las Comandancias de Huelva, Algeciras, Málaga y Sevilla.

Estos efectivos, además de los especialistas contra el tráfico de drogas, pertenecen al Servicio Marítimo, al Servicio Cinológico (perros), al Servicio Aéreo, a la Agrupación de Reserva y Seguridad y al Grupo de Acción Rápida.

Todos los guardias han estado coordinados por los juzgados de Vélez-Málaga y San Roque (Cádiz), así como por las Fiscalías Especiales Antidroga de Málaga y Algeciras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios