Huelva

Los onubenses se decantan por la costa y las islas nacionales en sus vacaciones de verano

  • Los turistas dan prioridad "a la seguridad sanitaria" antes que al precio en la planificación de sus viajes

  • Las agencias solicitan ayudas al Gobierno, como la prórroga de los Ertes hasta final de año y la exención de tasas e impuestos por el cese de actividad

Colocación de folletos de viajes en una agencia. Colocación de folletos de viajes en una agencia.

Colocación de folletos de viajes en una agencia. / Josué Correa (Huelva)

Atrás quedan el “pesimismo y la desilusión” que tenían las agencias de viajes respecto al período estival del presente año. Cuando el pasado 23 de mayo el presidente del país, Pedro Sánchez, instaba a los españoles a planificar sus vacaciones de verano, las agencias de viajes respiraron y comenzaron a trabajar en tiempo récord para dotar de una oferta turística segura a los clientes.

La contundencia con la que Sánchez invitaba a preparar las vacaciones trajo consigo las primeras consultas en las agencias de viajes y, por consiguiente, las primeras reservas de los más veloces. El escenario ha dado un vuelco y, tal y como asegura el presidente de la Asociación Provincial de Agencias de Viajes, perteneciente a la Federación Onubense de Empresarios (FOE), Luis Arroyo, “vamos a contar con un movimiento de personas que antes era impensable”.

Arroyo sostiene que las agencias onubenses ya reciben a los primeros clientes tras el período de confinamiento y destaca que “ya se han efectuado reservas”. En este sentido, el turismo que más atractivo despierta en los clientes, por las posibilidades que ofrece y por la incertidumbre actual, es el relativo a la costa nacional, zona de interior e islas nacionales.

La mencionada preferencia se ancla en varios factores, si bien es cierto que el primer elemento que los turistas buscan es la seguridad. De hecho, aquellas zonas que, por su masificación, no generan sensación de seguridad se sitúan a la cola del listado de prioridades. Precisamente, en esta lista el precio de la reserva ha dejado de ser “un factor decisivo” para convertirse en “factor importante”, en tanto que los onubenses “priman su seguridad antes que la tarifa”, asegura Luis Arroyo.

Así lo atestigua el estudio Marco Hábitos de Consumo Post Covid-19, que establece que el 65% de los españoles considera las medidas sanitarias como el factor más importante en la elección de su destino turístico de cara a las próximas vacaciones. Igualmente, el mencionado análisis insiste en que los viajeros se sentirán seducidos por los destinos “saludables, sostenibles y seguros”.

Cierre de una agencia de viajes en el centro de la capital onubense. Cierre de una agencia de viajes en el centro de la capital onubense.

Cierre de una agencia de viajes en el centro de la capital onubense. / Josué Correa (Huelva)

En relación a la garantía que piden los turistas, el presidente de la Asociación Provincial de Agencias de Viajes, asegura que el compromiso del sector turístico con la seguridad “no tiene precedentes”, hasta el punto de que es el año en el que los hoteles “serán más seguros y cuidadosos con la higiene y la limpieza”, al objeto de eliminar cualquier riesgo de contagio por coronavirus.

De igual modo, los clientes piden a las agencias “flexibilidad” en las cancelaciones, por lo que el seguro de cancelación “se toma más en valor que el propio precio de la reserva”. Por ello, la figura del agente de viajes se ha reforzado más que en cualquier otro año, puesto que, ahora más que nunca, los turistas desean confiar en una persona “que les asesore y esté ahí durante todo el proceso de reserva y disfrute de sus vacaciones”.

Si bien el turismo de proximidad toma una posición muy ventajosa, lo cierto es que también hay viajeros interesados por visitar otros países europeos. En este sentido, Luis Arroyo señala que “muchos piensan en Europa, pero nos encontramos con el problema de la inseguridad, pues no sabemos qué países estarán abiertos”. Lo que sí es seguro que es que España abre sus fronteras al exterior a partir del mes de julio después de que el Ejecutivo anunciase la reanudación de la entrada de turistas extranjeros “en condiciones de seguridad”.

El tipo de viaje que sí está descartado por completo es el de larga distancia, como aquellos que implican un cambio de continente, pues “en estos momentos es impensable ofrecer a los viajeros la misma seguridad que si se decantan por una zona del territorio español o, en su defecto, por otro país europeo”, sostiene Arroyo.

Pese a que las agencias de viaje contemplan su actividad con una cara más optimista, los últimos tres meses han dejado “sensaciones muy duras”. Uno de los problemas reside en la incertidumbre que se cierne sobre su futuro, en tanto que pensaban que “este año no habría opción alguna de recuperación”. A ello se une un mes de marzo marcado por las cancelaciones, momento en el que tuvieron que deshacer todo el trabajo que comenzó en otoño del año anterior. Aunque hay destinos como la costa nacional cuyas reservas suelen dejarse para “última hora”, es en el período otoñal cuando las agencias comienzan a confeccionar los viajes de larga distancia o los cruceros, por lo que estas empresas han tenido que descomponer todo lo que tenían hecho.

Una mujer pregunta por ofertas de viaje antes del confinamiento. Una mujer pregunta por ofertas de viaje antes del confinamiento.

Una mujer pregunta por ofertas de viaje antes del confinamiento. / Josué Correa (Huelva)

Del mismo modo, al igual que en el resto de sectores, los meses de abril y mayo han sido “a cero”, puesto que ni los establecimientos podían abrir sus puertas ni nadie realizaba la planificación de unas vacaciones que se antojaban “impensables para estas fechas”, asevera Luis Arroyo.

Estas dificultades, sumada a la incertidumbre del sector, lleva a las agencias de viajes a reivindicar una serie de ayudas al Gobierno central, entre las que figuran la prórroga de los Ertes hasta final de año y la exención de tasas e impuestos por el cese de actividad. Del mismo modo, también solicitan a la Junta de Andalucía un bono social de consumo de viajes al objeto de dinamizar el sector turístico.

También piden la revisión urgente de la Ley de Contrato de Viajes Combinados, en tanto que la situación de crisis ha puesto de relieve, “aún más si cabe, la supremacía de los grandes grupos turísticos, quedando las agencias en segundo plano”, señala el presidente de la Asociación Provincial de Agencias de Viajes. En este sentido, Luis Arroyo pide que, al igual que sucede con las agencias, todos “tengan la misma garantía de respuesta ante los clientes”. Para ello, pone el ejemplo de las quiebras, un escenario que a los grandes agentes no les afecta tanto, pero que a las agencias de viajes les termina por condenar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios