Celebración El Rocío refuerza su seguridad este fin de semana con motivo de la celebración de la Candelaria

Análisis

La regulación de las salidas extraordinarias en Huelva: ¿Y ahora, qué?

Salida extraordinaria en 2022 de las Tres Caídas por el LXXV aniversario del traslado de La Milagrosa al Sagrado Corazón.

Salida extraordinaria en 2022 de las Tres Caídas por el LXXV aniversario del traslado de La Milagrosa al Sagrado Corazón. / Alberto Domínguez

Acatarla. Esta es la respuesta que tiene que ser a la pregunta del titular. No queda otra. Como todo en la vida, cuando las órdenes vienen de arriba... no hay más que hablar. Guste o no. Analizando en profundidad el nuevo decreto que regula a partir de ahora la erección canónica de hermandades, procesiones extraordinarias y coronaciones canónicas, hay que empezar por el principio. Esto se veía venir. Y para muchos cofrades era "necesario". Se había abierto tanto la mano que lo extraordinario se había convertido en ordinario.

Ya lo avisó el obispo de la Diócesis de Huelva, Santiago Gómez, en una entrevista a este periódico el pasado mes de abril. Todo comenzó sobre un borrador conjunto por los obispos de Andalucía, pero "no pasó de conversaciones y de intercambiar puntos de vista, aunque luego se dijo que cada Diócesis hiciese su propia legislación o reglamento". Así, reconoció que "nosotros lo queremos trabajar, precisamente para destacar que son momentos singulares. Si se prodigan las procesiones extraordinarias llega un momento en que ya no son extraordinarias, ya son ordinarias. Igualmente, las coronaciones canónicas. Entonces, buscando esa medida justa queremos hacer ese reglamento, que es el encargo que tiene la Delegación de Hermandades y Cofradías para hacerlo en este tiempo. No tenemos tampoco una prisa especial". Poco más de siete meses después se ha aprobado.

Eso sí, no hay que olvidar que la última palabra siempre la ha tenido el propio Obispado. Antes y ahora. Todas las salidas extraordinarias de una imagen han tenido la aprobación desde arriba. Antes de la regulación. Y seguirá siendo así a partir de ahora. 

Entonces, ¿para qué una regulación?. Una de las claves puede estar en el artículo 16 del decreto donde aparece que "sólo se podrán solicitar salidas procesionales extraordinarias...", es decir, se pretende reducir el número de solicitudes. O lo que es lo mismo, el "no", ya lo adelantan. Así, la solicitud tiene que estar argumentada con un XXV aniversario, o múltiplo de veinticinco, de coronación canónica o la erección de una hermandad. Si esto se cumple, la Virgen de la Amargura, que se coronará canónicamente en 2023, no volverá a salir en procesión extraordinaria después del próximo junio hasta el año 2048. Siempre y cuando lo solicite la Hermandad y lo apruebe el Obispado.

Este artículo, por tanto, deja fuera de juego los aniversarios, que no sean múltiplos de 25 -un 80 o un 90 aniversario por ejemplo-, o los que celebren, por ejemplo, como efemérides, la hechura de la imagen o la bendición de la misma. 

La primera Hermandad en sufrir estas consecuencias es la de la Salud. El año que viene celebra el XXV aniversario de la bendición del Señor, y entre sus actos estaba la pretensión de hacer una salida extraordinaria. Eso sí, cuando desde el Obispado dijeron a la Hermandad que iba a salir ese decreto "desistimos. Es un decreto, lo cual es cuestión de asimilarlo y cumplirlo. Que lo cumplamos todas", expuso a este periódico su hermano mayor, José Roldán. 

Habrá que esperar el paso de los años para ver si se cumple a rajatabla este artículo 16. De ser así, en la provincia de Huelva en general -hay que recordar que esto sirve para toda la Diócesis- y la capital en particular, se reducirían considerablemente las salidas y procesiones extraordinarias. Por otro lado, habrá que ver si hay o no flexibilidad más allá. O hasta qué punto hay excepciones. Sobre el artículo 16 no, o no debería, pero el decreto deja una puerta abierta en el artículo 21, que dice: "En caso de celebración de algún evento de especial relevancia eclesial y de gran interés pastoral, éste podrá coordinarse por el Consejo Local, en aquellas poblaciones en las que exista, o por el conjunto de Hermandades y Cofradías. Estos actos extraordinarios siempre necesitan para su realización la autorización previa del delegado diocesano para las Hermandades y Cofradías". 

En este artículo entran las procesiones magnas. Pero habrá que ver si a través de este artículo no entran otras salidas extraordinarias de una sola imagen. Todo depende del Obispado. Como siempre ha sido. 

Coronación canónica de la Virgen de los Dolores de la Vera Cruz. Coronación canónica de la Virgen de los Dolores de la Vera Cruz.

Coronación canónica de la Virgen de los Dolores de la Vera Cruz. / Alberto Domínguez

El nuevo decreto es una novedad en la Diócesis de Huelva. Pero por ejemplo, en Sevilla no, puesto que tienen uno muy semejante, prácticamente calcado en las grandes cuestiones, desde 2015. Curiosamente, el actual obispo de Huelva, Santiago Gómez, se encontraba ya ese año en el Arzobispado de Sevilla. El decreto hispalense rige los mismos motivos para la celebración de procesiones extraordinarias. Si bien, ha existido una cierta flexibilidad durante los años siguientes. Algunos ejemplos se dieron este pasado otoño, donde coincidieron varias cuestiones: por un lado que tras los años sin procesiones en las calles a causa de la pandemia de la Covid, hubo una apertura a salidas extraordinarias. Se abrió la mano. Hubo un cambio de actitud. Y por otro, la llegada del nuevo arzobispo, José Ángel Saiz Meneses, recién llegado a una ciudad nostálgica de devoción en la calle. La flexibilidad existió. En septiembre fue la Virgen de los Dolores de la Hermandad del Cerro, la que salió en procesión extraordinaria bajo palio con motivo del centenario del barrio; y la Virgen de las Aguas del Museo lo hizo por el 250 aniversario de su hechura. Estas salidas, como la Santa Misión del Gran Poder por los barrios más humildes de Sevilla, si se rigiera por el decreto onubense tendrían que aprobarse a través del artículo 21. 

Además, hubo otras tres salidas extraordinarias más, de manera consecutiva, aunque sí que tenían relación por aniversarios de coronaciones o fundacionales. Eso sí, otoño ha servido en Sevilla para que exista una corriente de opinión, de cierto hartazgo, de que se hagan coincidir en el día estas salidas extraordinarias con la procesiones de Hermandades de Gloria que celebran su salida ordinaria. El tiempo, también, será el que diga si vuelve la rigidez después de tantas extraordinarias. 

En Huelva, el Consejo de Hermandades y Cofradías todavía no ha reaccionado al decreto. En cambio, hay hermandades que sí. Y a todas con las que ha hablado Huelva Información les parece bien y correcta la medida. "Hay que regularizar este tipo de circunstancias, porque podemos caer en el abuso y en el exceso", explica el hermano mayor de Pasión, Jesús Martín, aunque él sí que ve como significativo, por ejemplo, el centenario de la hechura de una imagen, algo que con el nuevo decreto tendría que entrar a través del artículo 21 si el Obispado lo aceptase. Por su parte, el hermano mayor del Santo Entierro, Javier Mesa, habla en título personal para decir que este decreto "tenía que llegar y era totalmente necesario para regular un poco todo el tema extraordinario sin justificar o con justificaciones que no tenían todo el peso necesario". Por otro lado, el hermano mayor de la Victoria, Tomás Díaz, ve el decreto "más o menos lógico", aunque cree que las salidas extraordinarias por la bendición de las imágenes "debería estar permitido".  

Para Carlos Galindo, el hermano mayor de la Buena Muerte, es "correcta" la decisión, aunque cree que "debía haber llegado antes". "Las Hermandades estamos para hacer manifestación pública de fe pero, lógicamente, controlado, reglado y con un sentido todo". Por último, el hermano mayor de La Merced, Fernando Carvajal, también le parece "bien" que se regule. "Estoy a favor de que haya salidas extraordinarias pero siempre y cuando tengan una motivación de cierta entidad y peso".  

Sin duda, este decreto, que modifica las normas diocesanas de Hermandades y Cofradías de la Diócesis de Huelva, marca un antes y un después en el ámbito cofrade onubense. Ahora hay que ver cómo se ejecuta. Y si otras Diócesis de la región siguen el mismo camino y regulan de algún modo este tipo de celebraciones.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios