Contenido patrocinado

19 de noviembre, Día Mundial del Retrete

  • Para preservar los recursos hídricos, cada vez más amenazados por el cambio climático, es fundamental apostar por la reutilización del agua depurada

Vista aérea de la EDAR de Huelva.

Vista aérea de la EDAR de Huelva.

EL 19 de noviembre se celebra el Día Mundial del Saneamiento (o también llamado del Retrete), promovido por Naciones Unidas. Este año la celebración pone el foco en los 3.600 millones de personas en todo el mundo que carecen de servicios de saneamiento gestionados de forma segura. Más allá de ser un derecho, es necesario que todas las personas de una comunidad dispongan de retretes para proteger su salud de manera transversal. Por eso, agua y saneamiento para todos es el sexto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), la hoja de ruta mundial para un mundo más justo y sostenible.Los episodios climáticos extremos, como inundaciones y sequías, y el aumento del nivel del mar que provoca el calentamiento global son un grave riesgo para los elementos de los sistemas de saneamiento (las tuberías, los tanques y las plantas de tratamiento). Eso obliga a dotar a los territorios, urbanos y rurales, de sistemas más resilientes y adaptados a la nueva situación climática. Nuestra provincia de Huelva puede dar fe de estos problemas en los recientes episodios de inundaciones sufridas en Isla Cristina, Cartaya, Ayamonte y Lepe el pasado 23 de septiembre.

Colaboración público-privada para mantener las instalaciones

Aún con niveles altos de desarrollo, España, tiene camino a recorrer en materia de aguas residuales. La Unión Europa indica a sus estados miembros la necesidad de seguir apostando por el tratamiento avanzado en los sistemas de depuración. Ello supone invertir, con un modelo de colaboración público-privada, de manera sostenida en las instalaciones para atender las directivas europeas y para lograr sistemas más resilientes ante el impacto del cambio climático.Hay que estar preparados para gestionar el nuevo régimen de precipitaciones, incorporándose a la economía circular, buscar el reaprovechamiento constante de los recursos, la emisión cero de residuos y hacer nuestras ciudades más resilientes ante todos estos retos.De la mano del Ayuntamiento e Hidralia, AGUAS DE HUELVA ultima los proyectos de cara al medio plazo, presentados para captar inversión en beneficio de la ciudad, tanto de los fondos de recuperación Next Generation, como de otras subvenciones que puedan llegar. La empresa pretende hacer frente al desafío climático y hacer más sostenible el ciclo integral del agua en Huelva, impulsando la evolución de las depuradoras tradicionales en “biofactorías”, un nuevo concepto basado en la economía circular. Estas instalaciones regeneran, mediante sistemas de tratamiento avanzado, toda el agua que tratan, lo que permite su reutilización en nuevos usos, como el riego de zonas verdes o la agricultura. Además, valorizan todos los residuos generados durante la depuración y se autoabastecen de energía.

Entorno del embalse de Beas. Entorno del embalse de Beas.

Entorno del embalse de Beas.

Reutilizar el agua para completar el círculo

Digitalización, Agua, Reutilización, Energía, Residuos, Salud Ambiental, Cambio Climático, Renaturalización y Ciudadanía son conceptos que constituyen una verdadera revolución verde para un crecimiento sostenible, justo y resiliente.AGUAS DE HUELVA trata de buscar las soluciones que permitan aumentar el aprovechamiento, la reutilización y el ahorro energético. Los proyectos más significativos que se prevén son: –Proyecto de Resiliencia Urbana ante el cambio climático, enfocado a mejorar la respuesta de la ciudad ante episodios extremos de sequía o de inundaciones, que abarca tanto las redes de agua como de drenaje, tanques de tormenta, etc.–Proyecto Smart Huelva, de digitalización de la ciudad, ya comenzado mediante el despliegue de la telelectura en la ciudad o el uso de tablets y tecnología para el control operativo de redes de abastecimiento y saneamiento de los operarios de la compañía. Asimismo, se quiere incrementar la monitorización y control total de la red mediante un mayor protagonismo del Telemando.

Decantadores de la EDAR de Huelva. Decantadores de la EDAR de Huelva.

Decantadores de la EDAR de Huelva.

–Proyecto Ecociudad, un proyecto innovador para un crecimiento sostenible que tiene por finalidad la conversión de la depuradora de Huelva en una ecofactoría capaz de producir recursos para la ciudad, mediante la reutilización de las aguas, buscando sinergias con la industria cercana. Este proyecto pretende minimizar los impactos al entorno natural y la producción cero de residuos, valorizando lo que hasta ahora eran residuos como subproductos. Igualmente se persigue el objetivo de ‘cero dependencias energéticas’, el autoabastecimiento y hasta la producción de combustible verde para el exterior. Incrementar el aumento del ahorro energético a través del biogás se complementaría con la implantación de placas fotovoltaicas en las instalaciones (sede, ETAP y EDAR), otro de los retos de la empresa para los próximos años.

La importancia de no tirar residuos al inodoro

Con motivo del Día Mundial del Saneamiento, es necesario recordar la importancia de no tirar residuos por el inodoro, tales como colillas, aceite, productos para el cuidado personal (toallitas higiénicas, pañales de bebés, bastoncillos de algodón, discos desmaquillantes, tampones, etc.), así como medicamentos, un mal hábito con una costosa factura económica y medioambiental.Según la Asociación Española de Abastecimiento de Aguas y Saneamiento (AEAS), en una ciudad española de unos 300.000 habitantes se recogen alrededor de 10 kilogramos de estos residuos por persona al año. Estos desperdicios obstruyen las canalizaciones y suponen un sobrecoste total estimado de unos 230 millones de euros al año. Debemos recordar siempre que el alcantarillado de la ciudad comienza en nuestra propia casa.