Huelva

El nacimiento de los sextillizos en 1996 captó la atención nacional

  • La medicina nuclear supuso un gran salto en la autonomía asistencial de la provincia

Uno de los primeros actos sociales de los sextillizos. Uno de los primeros actos sociales de los sextillizos.

Uno de los primeros actos sociales de los sextillizos.

El primer director del Juan Ramón, Manuel Alén, y la jefa de Rehabilitación, Isabel Amores fueron los encargados de la parte más nostálgica del acto de las Bodas de Plata del hospital. Hay dos hitos importantes por encima de todos los demás: uno de ellos especialmente mediático y otro que supuso una auténtica revolución asistencial.

El primero de ellos tuvo lugar en diciembre de 1996 cuando Rosario Clavijo dio a luz a sextillizos. Los últimos días de la gestación y los primeros de vida de los pequeños de esta familia de Bollullos levantaron una enorme expectación a nivel nacional que obligó a que se tomaran extremas medidas de vigilancia en el hospital y que no escapó de cierto carácter escaparatista. Alén recordó ayer que la asistencia a la madre y a los bebés "nos produjo la felicitación de las autoridades sanitarias andaluzas y nacionales".

El traslado del Manuel Lois al nuevo hospital se realizó en tan solo un par de días

El segundo hito tiene más carácter asistencial y fue la puesta en marcha del acelerador de neutrones para el tratamiento de los enfermos de cáncer. Tuvo lugar en 2005 y evitó numerosos y penosos desplazamientos a Sevilla si bien la radioterapia, y con ella la medicina nuclear, dio comienzo 10 años antes. La resonancia magnética se incorporó en 2002.

Manuel Alén recordó lo que supuso la implantación del Juan Ramón que ponía fin a un Manuel Lois que se había quedado pequeño tras 40 años de servicio. Incluso la configuración arquitectónica hablaba de una nueva concepción de la atención hospitalaria que ponía fin a las grandes consrrucciones de la Sanidad franquista, para dar paso a espacios más amplios y luminosos tal y como ocurrió con esta obra del arquitecto Alfonso Casares.

El exgerente hizo asimismo referencia al traslado, en diciembre de 1993 que se realizó en tan solo un par de días.

Amores recordó que el presupuesto de la construcción fue de 7.825 millones de pesetas a los que hubo que sumar 1.835 millones en equipamiento técnico. Amores subrayó pasos como la aparición de la laparoscopia en las intervenciones quirúrgicas y de la cirugía mayor ambulatoria "que salvó definitivamente el futuro del Vázquez Díaz", un hospital que estaba en funcionamiento desde 1962. Asimismo hizo referencia a la evolución de Cardiología y la puesta en marcha de Neurocirugía.

Mencionó también los procesos de digitalización que empezaron con el Programa Saltés hasta llegar al Diraya, con accidentados comienzos. En 2005 nació por otro lado, la Fundación Fabis que lleva a cabo diferentes proyectos de investigación, algunos de ellos con la Universidad de Huelva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios