Muere José Luis García Palacios Empresario y gran mecenas de Huelva

  • Preocupado por la vida de la ciudad en lo empresarial, social y cultural

José Luis García Palacio, en la primera levantá del palio de Rocío y Esperanza. José Luis García Palacio, en la primera levantá del palio de Rocío y Esperanza.

José Luis García Palacio, en la primera levantá del palio de Rocío y Esperanza. / H.I.

Comentarios 1

José Luis García Palacios es uno de los hombres que ha hecho Huelva. De los que se preocupó más allá de su profesión empresarial por su ciudad y estuvo en la primera línea como mecenas de acciones sociales y culturales, así como en el plano político como cofundador y senador de la UCD.

José Luis García Palacios estudiaba Ingeniería Agrónoma en Madrid cuando falleció su padre, lo que le obliga en 1960 a dejar la carrera y a ponerse al frente de la explotación agraria-ganadera de la familia. Continuó con esfuerzo trabajando y estudiando, hasta convertirse en perito agrícola. Ve el futuro de la agricultura en el cooperativismo, en un mundo agrícola que estaba desunido. Las cooperativas que existían eran antagónicas, por lo que decide fundar en 1969, para darles dinamismo, la Unión Territorial de Cooperativas de Campo (Uteco). Al mismo tiempo se hace cargo de la presidencia de la Cámara Agraria.

Echaron en falta inmediatamente la confianza del sector bancario hacia las cooperativas cuando tenían que pedir préstamos. En aquel momento, ni las cajas de ahorros ni los bancos les recibían. Así, ve la necesidad de la puesta en marcha de las cooperativas de crédito, que les ayudarán económicamente para que con los ahorros de los cooperativistas se pudieran financiar las propias cooperativas. La Caja Rural se crea en 1968, con García Palacios como figura clave en la entidad. Allí entrará de vocal en 1970 y a los dos años le hacen presidente hasta que en 2000 se fusiona con la de Sevilla para ostentar la presidencia de la actual Caja Rural del Sur hasta mayo de 2017.

A nivel nacional crea, en 1990, el Banco Cooperativo Español, del que fue presidente de 1990 a 1995 y desde 2001 hasta 2017.Los pilares de la agricultura eran la Cámara Agraria, donde se hacía la política que se podía en el franquismo, las cooperativas y las cajas rurales. En todas las provincias había un pugilato, era difícil que en las instituciones estuvieran de acuerdo. En Huelva fue más fácil, José Luis García Palacios era el presidente de las tres. Eso facilitó que pudieran hacer una serie de propuestas que tuvo la satisfacción de ver cumplidas. Así, se preocupó de la formación, a lo que se unía la necesidad del regadío de los campos; había sólo 6.000 hectáreas y desde la Cámara Agraria se pretendía aprovechar la pluviometría de Huelva, por lo que fue impulsor de la Huelva Verde.

Nunca tuvo interés por la política, pero en 1977 le insisten para formar parte de la UCD. Buscaban en García Palacios a una persona con capacidades y buena relación en Huelva, era joven y presidente de la Caja Rural, de la Cámara Agraria y de la Unión de Cooperativas. Contra todo, quienes pensaban que iban a ser flor de un día se vieron gratamente sorprendidos por la respuesta del pueblo de Huelva, que les dio mayoría de votos, con uno de los porcentajes más grandes del país. Vivió una experiencia inolvidable, porque estuvo en las Cortes Constituyentes en la Primera Legislatura. Es de los que habla desde entonces de un diálogo político sin crispación y tolerancia. Reconocía que había una camaradería grande, eran adversarios políticos pero no enemigos, todos llevaban problemas de la gente e incluso les pedían que les ayudara en gestiones ante el Gobierno. Eso es lo que consideraba que a día de hoy se había perdido.

Uno de sus logros en esta etapa fue el establecimiento del Servicio Madrid-Huelva del Talgo y como presidente de la Comisión de Agricultura del Senado le fue concedida la Medalla al Mérito Constitucional. Además, fue ponente de la Ley de Doñana en el Senado y miembro del Patronato de Doñana durante 20 años.

Participó de otras actividades empresariales, por ejemplo en las juntas directivas de la Federación Onubense de Empresarios y de la Confederación de Empresarios de Andalucía.

Fue fundador y posteriormente presidente del diario Huelva Información durante 10 años, también de la cadena de televisión Teleonuba y de la cadena Radio Rocío.

Fundó y presidió el Centro de Resonancia Magnética de Huelva (Cermahsa) durante cinco años, a petición de un grupo de médicos andaluces.

También promovió y creó desde la Cámara Agraria Provincial, la Asociación Freshuelva, fundamental en la defensa del sector fresero.

Presidente y fundador de Asagaf de Huelva y posteriormente de Asaja de Huelva y Asaja Andalucía.Su preocupación por los temas locales le llevó a ser presidente y fundador de la Asociación Huelva potencia económica con el único objeto social de desarrollar el proyecto del Centro de Excelencia de Sistemas no Tripulados, de la que era su presidente desde su constitución.

José Luis García Palacios fue más que un empresario, un mecenas para la ciudad de Huelva y desde todos los campos se le requería por sus conocimientos y permanente disposición para el desarrollo de esta provincia.

Su especial sensibilidad por la ayuda a los demás le llevó desde 1983 a trabajar decididamente por la Asociación Española de Lucha contra el Cáncer de Huelva, de la que fue un activo presidente.Fue miembro del Patronato de la Fundación Princesa de Asturias y de su comisión para la designación del Premio a la Concordia.

La inquietud por la Cultura llevó a José Luis García Palacios a poner en marcha la Fundación Caja Rural del Sur, de la que ha sido su presidente desde su constitución en 2002. Desde entonces ofreció a Huelva en su sede de la calle Mora Claros un gran centro cultural y expositivo del que carecía.

Una de las grandes aportaciones promovidas por la fundación es el Otoño Cultural Iberoamericano, la más extensa y diversificada convocatoria de las que se celebran con esa temática en la comunidad iberoamericana. Una de las últimas aportaciones fue acercar hasta hace unos días en una excepcional exposición la obra de Vázquez Díaz a las salas de Huelva.

Impulsor y promotor desde la fundación cultural de diversos monumentos públicos, como el dedicado a Cristóbal Colón en la Plaza de las Monjas, al cantaor Paco Toronjo, al Inca Garcilaso de la Vega, a Platero en Huelva y en Moguer, a los aceituneros y a los ferroviarios en Gibraleón, y en San Bartolomé de la Torre a la pareja romera a caballo. Colaboró en los monumentos a la Inmaculada y al Rocío en Huelva.

Promotor de numerosos de la publicación de libros a través de la fundación, el último presentado está dedicado al Centenario de la Coronación Canónica de Nuestra Señora del Rocío. Igualmente fue una persona vinculada a las hermandades, con una especial colaboración con la Semana Santa, así como con la Hermandad de Nuestra Señora de la Cinta, de la que fue miembro de su junta de gobierno; hermano de la Hermandad del Calvario y de la Pía Unión del Santísimo sacramento.

Una de las grandes pasiones de José Luis García Palacios fue siempre la del toro bravo y como ganadero compró el emblemático hierro de Concha y Sierra, que vendería después y adquiere de los hermanos Domecq el hierro de Albarreal.

Una vida dedicada a la ciudad tuvo la recompensa del afecto de los onubenses y de las instituciones que le reconocieron su desprendimiento con todo tipo de homenajes. Recibió la medalla de la ciudad de Huelva, así como la de su Universidad. En 1985 Huelva Información le concede el galardón Onubense del Año y en 2017 el Premio Especial del Jurado de este mismo galardón.

Le otorgaron la medalla al Mérito Constitucional de las Cortes Españolas y el reconocimiento del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Andalucía, además de insignias de oro y distinciones diversas de cooperativas agrarias. Medalla y reconocimiento público de las Comunidades de Regantes de Palos de la Frontera y de Lepe. Insignia de Oro y Brillantes de la Asociación Española de Lucha contra el cáncer.

Insignia de oro del Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen de vinos y vinagres del Condado de Huelva. Premio Alfonso X El Sabio otorgado por el Cabildo de Alfonso X El Sabio de Sevilla en reconocimiento a su actividad en favor del Desarrollo del Sector Agrario y Financiero Andaluz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios