Universidad

La mediación llega a las administraciones públicas a través de la UNIA

  • La Sede Santa María de La Rábida acoge un taller práctico con la colaboración del Defensor del Pueblo Andaluz

Marina Otero, Jesús Maetzu, Agustín Galán y María de la O Barroso en la presentación del curso. Marina Otero, Jesús Maetzu, Agustín Galán y María de la O Barroso en la presentación del curso.

Marina Otero, Jesús Maetzu, Agustín Galán y María de la O Barroso en la presentación del curso. / Canterla (La Rábida)

Cuarta y última semana de los cursos de verano que se celebran en la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA). En esta ocasión, la Sede Santa María de La Rábida ha iniciado el ciclo con cuatro cursos que finalizarán el jueves y cuyas temáticas serán la traducción, mediación, transformación digital y arteterapia. 

La primera presentación ha sido la del Taller práctico de mediación: las especificidades de la mediación con las administraciones públicas. En la sesión inaugural, han estado presentes el director de la Sede, Agustín Galán; la directora de Secretariado, María de la O Barroso; el Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maetzu y la directora del curso, Marina Otero Reina. 

Estas clases están dirigidas a personas que desempeñan labores en colectivos, asociaciones y ONGs o entidades que permitan incorporar la mediación a su actividad profesional con el objetivo de crear un vínculo más cercano entre las personas. 

En este sentido, Agustín Galán se ha mostrado contento por la acogida de este curso y ha destacado que "la mediación es una necesidad y estoy seguro de que, viendo la organización de este curso tan práctico y el gran plantel de profesores, saldrá magnífico". 

Por su parte, Jesús Maetzu se ha declarado "orgullo de estar aquí y de presentar este primer curso en un espacio tan maravilloso como La Rábida". El Defensor del Pueblo Andaluz ha explicado que "es la primera vez que lanzamos estas ponencias y se hacen a modo de instrumento para tener más herramientas además de la supervisión que utilizamos en los servicios públicos". 

El experto ha indicado que es el ciudadano quien encomienda al Defensor para que se haga dueño de su problema, sin embargo, Maetzu cree necesario que "la gestión del conflicto la haga la propia persona para que sea partícipe de lo que pasa", siempre con ayuda de estas administraciones. Asimismo, ha apuntado que "debemos hacer la cultura de la paz a través de técnicas, habilidades y métodos para que la gente pueda hacer su proceso, aprender y enriquecerse". 

Como directora del curso y parte de la oficina del Defensor del Pueblo Andaluz, Marina Otero ha comentado que "la temática es novedosa aunque se den pasos en la administración, ya que este sistema puede ser ventajoso no sólo para los ciudadanos sino también para las organizaciones". Asimismo, ha detallado que el curso se ha diseñado como un taller de participación con poca teoría, a pesar de que esta sea "el vehículo motor". 

Durante la primera sesión, los alumnos han tratado la mediación en el Derecho Público así como los conflictos y claves para el diagnóstico de estos problemas. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios