Huelva

La listeriosis de la carne mechada afecta a cinco pacientes onubenses

  • Los infectados en Andalucía se elevan a 71

  • Además de en Huelva, hay enfermos en Sevilla, Málaga, Granada y Cádiz

Entrada al edificio de Consultas Externas del Juan Ramón Jiménez. Entrada al edificio de Consultas Externas del Juan Ramón Jiménez.

Entrada al edificio de Consultas Externas del Juan Ramón Jiménez. / H.I. (Huelva)

Comentarios 0

Un total de 46 personas siguen ingresadas por el brote de listeriosis registrado en varios puntos de Andalucía en las últimas semanas, cuatro de ellas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), después de que hasta la fecha se hayan confirmado 71 casos en toda la región. Según detalló ayer la Consejería de Salud y Familias, todos los hospitalizados se encuentran en centros de Sevilla; concretamente, 27 en el Hospital Universitario Virgen del Rocío, uno en la UCI; cinco en el Hospital Universitario Virgen Macarena, cinco en el Hospital Universitario Virgen de Valme, uno en la UCI; uno, en la UCI del Hospital San Juan de Dios, y ocho en la UCIdel Nisa.

Respecto a los 71 casos registrado en toda Andalucía desde que empezara el brote a principios de esta semana, 57 se han situado en Sevilla, cinco en Huelva y tres en Málaga, Granada y Cádiz, respectivamente.

La Consejería de Salud y Familias, a través de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, decretó el jueves una alerta sanitaria sobre el producto de carne mechada con el nombre comercial La Mechá, fabricado por una empresa con domicilio en Sevilla capital. Los especialistas comprobaron que este producto es el agente causante de los brotes de listeriosis registrados en Sevilla en las últimas semanas. Desde la citada fecha, la Junta de Andalucía ha informado a los ciudadanos de que dejen de consumir el citado producto.

La alerta sanitaria, activada tras el desarrollo de los protocolos y de las inspecciones oportunas, conllevó la retirada del citado producto de la venta y consumo. La empresa que fabrica el alimento causante del brote, que ha mantenido una colaboración estrecha con Salud Pública durante la investigación, ha comunicado ya a sus clientes esta situación y ha paralizado la producción de carne mechada.

El 16 de agosto, al día siguiente de la activación de la alerta sanitaria y menos de 24 horas después de que ésta fuera decretada, el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, compareció ante los medios de comunicación en el Virgen del Rocío, junto al subdirector de Protección de Salud, Jesús Peinado, para informar sobre el estado de las personas ingresadas y la evolución del brote.

En esa comparecencia subrayó que, aunque la investigación sobre el brote de listeriosis estaba en curso con anterioridad, no fue hasta el 14 de agosto cuando Salud y Familias tuvo las “evidencias sólidas” que permitieron asociar el brote a la carne mechada de la marca La Mechá.

Según la Junta, todos los casos de listeriosis de los que ha tenido conocimiento la Consejería de Salud y Familias han sido diagnosticados y están recibiendo la asistencia sanitaria oportuna.

La listeriosis es una infección causada por el germen Listeria monocytogenes. Las personas, por lo general, enferman de ella después de comer alimentos contaminados. La infección afecta principalmente a mujeres embarazadas, recién nacidos, adultos mayores y personas con el sistema inmunitario debilitado. Es poco común que personas en otros grupos requieran ingreso hospitalario.

Todos los ingresados por esta bacteria se encuentran en hospitales sevillanos

Salud y Familias incide en que la listeriosis es generalmente una “enfermedad leve”, que produce fiebre y diarrea de manera similar a otras infecciones trasmitidas por alimentos, aunque este tipo de infección es raramente diagnosticada. “No obstante, en ciertos grupos de personas como son las mujeres embarazadas, puede causar una afección grave que afecte al feto”, subraya la Consejería, que añade que “también son especialmente sensibles las personas mayores, así como los pacientes con el sistema inmunitario debilitado pueden desarrollar síntomas”.

Las personas con listeriosis invasiva generalmente presentan síntomas entre una y cuatro semanas después de haber comido alimentos contaminados con listeria, incluso en algunos casos hasta 70 días después de la exposición. Esto motiva que el número de infectados crezca por día y no pueda hablarse pronto de un control del brote. No obstante, también hay casos en que los síntomas aparecen tan temprano como el mismo día de la ingesta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios