Turquía Los bomberos de Huelva rescatan a una mujer con vida del terremoto

Balance anual

Las listas de espera pasan a ser la mayor preocupación sanitaria

  • Aumentan las quejas de los onubenses que acuden al Defensor del Paciente

Intervención quirúrgica en el Juan Ramón Jiménez.

Intervención quirúrgica en el Juan Ramón Jiménez. / Alberto Domínguez (Huelva)

Tras el descenso experimentado en 2017, la provincia de Huelva ha vuelto a registrar un repunte en el número de denuncias que los usuarios de la sanidad han hecho llegar a la Asociación del Defensor del Paciente (Adepa). Dicha asociación lleva ya años emitiendo un informe anual que hace un retrato de los principales problemas de la sanidad nacional teniendo en cuenta las distintas autonomías y provincias.En su Memoria 2018, esta entidad expone que le ha llegado desde la provincia onubense, un total de 82 quejas y denuncias de los usuarios sobre el funcionamiento de la sanidad. Difiere de las 71 de 2017 si bien se aproxima a las 88 de 2016 y aún está lejos del récord que alcanzó en 2014 con 92.

El aumento de este número supone un incremento del 13,5% respecto a 2017. El incremento a nivel andaluz es del 4,5% también.La estadística que realiza Adepa tiene como base las presuntas negligencias médico-sanitarias en las que se percibe la impresión que los ciudadanos obtienen del sistema asistencial. De hecho, su trabajo anual tiene una gran repercusión. Los servicios o las circunstancias que producen más quejas entre los usuarios son las listas de espera, Urgencias, Cirugía General, Traumatología y Ginecología y Obstetricia.

Es digno de destacar que por vez primera desde 2015, los servicios de Urgencias son desbancados del primer lugar a cargo de las listas de espera. Precisamente fue en 2017 cuando el tema de las listas de espera apareció dentro de los cinco puntos de mayor preocupación o insatisfacción entre los usuarios de la sanidad.

La Asociación del Defensor del Paciente estima que las denuncias que les llegan representan la cuarta parte del cómputo real. En estos casos quedan incluidas tanto las que provienen de la asistencia sanitaria pública como de la privada. Adepa argumenta que la mayor parte de estas denuncias tiene su origen en la atención hospitalaria, aunque poco a poco se va percibiendo un incremento de las reclamaciones en la atención primaria.

En todo caso, el criterio que maneja Adepa desde hace ya bastantes años es que el 40% de sus datos corresponden a denuncias puestas ante el juzgado.La radiografía que hace de la sanidad andaluza no puede ser más negativa. Dentro del despiece por comunidades que hace, afirma que “Andalucía va de mal en peor. Junto con Canarias y Cataluña, es la comunidad que peores servicios sanitarios tiene de todo el territorio español” y añade que “los casos más alarmantes que hemos recibido este año pertenecen a la comunidad andaluza. Es intolerable que se den situaciones graves en pacientes con patologías oncológicas a los que tardan meses en llamar para practicar una biopsia, por ejemplo, u otros que se encuentran al borde de la incapacidad aguardando más de un año a pasar por quirófano”.

Adepa lamenta que la situación de la sanidad del país ofrece una lamentable panorámica de dos Españas en materia sanitaria: “Las listas de espera son un símbolo de desigualdad entre ciudadanos y clases sociales de distintos territorios, puesto que sigue habiendo dos Españas en sanidad según se viva por ejemplo, en Canarias o País Vasco”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios