Situación sanitaria en la provincia

Más de 4.500 onubenses surgen en las listas de espera en 6 meses

  • El corte de junio de 2018 señalaba a 3.797 personas en situación de ser operadas mientras que en diciembre la cifra ascendía a 8.550

Operación de una hernia en el Infanta Elena. Operación de una hernia en el Infanta Elena.

Operación de una hernia en el Infanta Elena. / Alberto Domínguez (Huelva)

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha publicado este miércoles, los datos provincializados sobre las listas de espera referentes a las intervenciones quirúrgicas y a las consultas externas. Los últimos datos aportados, que se dieron a conocer a principios de enero, acababan en junio de 2018. Ese retraso fue justificado, por parte del Gobierno anterior, como un intento de que no influyeran en la campaña electoral.

Este nuevo corte presentado, que corresponden a diciembre de 2018, presentan un panorama muy distinto al que se hizo público en verano de ese mismo año y lo cierto es que los nuevos datos no son muy halagüeños. Respecto a las intervenciones quirúrgicas, el SAS informa que hay un total de 8.550 a la espera de una operación con una demora media de 111 días. El dato contrasta con las 3.797 que se mostraban en esa misma situación en junio de 2018 con una demora de 77 días.Supone que en seis meses han surgido 4.753 pacientes más.

En pura lógica no es posible que en medio año el panorama sanitario onubense se haya deteriorado de manera semejante ya que en tan solo seis meses nos encontraríamos con más del doble de pacientes. De este modo, lo que es lógico pensar es que se han usado distintos criterios para cuantificar el número de pacientes. También es cierto que los que se han estado usando todos estos años siempre han estado rodeados de polémica usándose la expresión de maquillar los datos lo que, por otro lado, es una práctica bastante extensible en todas las comunidades autónomas. La metodología empleada en Andalucía ya fue denunciada hace tiempo por este periódico a raíz del grave deterioro que las listas de espera sufrieron en 2013 y 2014 pero que se ha seguido manteniendo en el tiempo.

El balance de actividad que el SAS presenta a fecha de diciembre de 2018 indica que en lo que respecta a las consultas externas, asimismo nos encontramos con la misma evolución que en intervenciones quirúrgicas: hay más del doble de pacientes que seis meses atrás. Si en junio de 2018 había 15.243 a la espera de una primera consulta, seis meses después la cifra asciende hasta 33.833 y eso sin contar los algo más de 2.000 del Hospital de Riotinto. La demora media ha pasado de 61 días a nada menos que 262 –a nivel provincial– lo que hace superar la media andaluza que se sitúa en 176.

Un panorama global indica por lo tanto, que los distintos procedimientos de medición de datos indican que la situación en la provincia en por decirlo de algún modo, dos veces peor de lo que se esperaba y eso que, en los dos últimos años, se habían percibido mejoras para atajar el descalabro asistencial que supuso la crisis al que contribuyó la puesta en marcha del Complejo Hospitalario de Huelva que intentó fusionar el Juan Ramón Jiménez y el Infanta Elena.

El corte realizado omite el capítulo de las pruebas diagnósticas que se ofrecía junto a los otros dos apartados. Pero volviendo a las intervenciones quirúrgicas, el Juan Ramón Jiménez tiene 4.716 a la espera. De estos pacientes, 569 se encuentran fuera de un plazo superior de un año de espera mientras que la demora media alcanza los 96 días. El Infanta Elena tiene 2.435 pacientes en espera de los que 349 están fuera de plazo con una demora media de 99 días. La situación se deteriora enormemente en Riotinto donde la demora se dispara hasta los 181 días. Además allí, de las 1.399 personas a la espera de una operación, hay 349 fuera de plazo. La media a nivel onubense es de 111 días que sin embargo, se encuentra muy por debajo de los 208 de la media andaluza.

El capítulo de las consultas externas, viéndose punto por punto, muestra que en el Juan Ramón Jiménez que es hospital de referencia provincial en algunas especialidades, habla de un total de nada menos de 50.768 consultas pendientes. Esta cifra se consigue sumando las primeras consultas, las derivadas desde los centros de salud y las intrahospitalarias. De las primeras de éstas son 25.384. La demora en este apartado queda por debajo de los plazos establecidos aunque hay algunas excepciones.

El Infanta Elena tiene pendientes 16.898 de las que 8.449 son de primera consulta. Finalmente, en Riotinto la cifra completa de consultas asciende a 4.494 de las que 2.247 son primera consulta. Las cifras del corte de junio de 2018, señalaban una cierta mejora que solo afectaba a las intervenciones quirúrgicas. En ello, como ya se ha comentado, hay que hacer referencia al impulso que se dio para atajar las listas de espera. De hecho, suponían una mejora más que sustanciosa con lo que se estaba viviendo en junio de 2016. Sin embargo, ya se percibía un deterioro tanto en consultas externas como en pruebas diagnósticas. El global de los tres tipos de consultas en las distintas especialidades arroja una cifra a nivel provincial, de 94.520.

No se tarda lo mismo para someterse a una intervención quirúrgica. Se puede dar la circunstancia de que aquellas operaciones que tienen más pacientes en espera no sean sin embargo, en las que han de esperar más. En el caso del Juan Ramón Jiménez, las intervenciones que más tardan en llevarse a cabo son Otros procedimientos terapéuticos con uso de quirófano sobre piel y mama, con 201 días; Otros procedimientos terapéuticos con uso de quirófano sobre genitales masculinos, con 175; artoplastia de rodilla con 158 y la fusión espinal con 120. Curiosamente, la que mayor número de pacientes absorbe, que es cataratas, tiene una demora de 56 días.

En el Infanta Elena la intervención que más se hace esperar es la de Otros procedimientos terapéuticos con uso de quirófano sobre tracto gastrointestinal superior con 228 días. Le siguen la artoplastia con 173 y el tratamiento de las deformaciones de los dedos de los pies con 163.Nada de esto tiene que ver con el panorama que se observa en Riotinto donde se llega a esperar hasta 349 días para someterse a un procedimiento plástico sobre nariz, 322 para una hernia inguinal y femoral y 246 para otros tipos de hernia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios