Huelva

El Colegio de Veterinarios denuncia ante Salud la bajada del 10% de inspectores en la provincia

  • Se ha pedido a la delegada territorial reponer las plazas “con la mayor celeridad posible”

El presidente del Colegio de Veterinarios Fidel Astudillo, el vicepresidente, José Luis Carrillo y la delegada territorial, Manuela Caro

El presidente del Colegio de Veterinarios Fidel Astudillo, el vicepresidente, José Luis Carrillo y la delegada territorial, Manuela Caro / H. I.

El Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios ha trasladado a la Delegación provincial de la Consejería de Salud y Familias “el profundo malestar” del Colegio y los colegiados de la provincia por la importante disminución de inspectores veterinarios y la redistribución de plazas que se ha llevado a cabo desde los Servicios Centrales, que ha llevado a que Huelva pierda un diez por ciento de estos profesionales en los distritos sanitarios.

El presidente del colegio Fidel Astudillo, junto con el vicepresidente, José Luis Carrillo, han mantenido una reunión con la delegada territorial de la Consejería de Salud y Familias en Huelva, Manuela Caro, a la que solicitaron “que se diera marcha atrás a esa modificación de la plantilla y que se repusieran esas plazas con la mayor celeridad posible”.

En dicha reunión se trató la situación sobrevenida en la provincia respecto a las plazas de inspectores veterinarios que desempeñan su actividad en el SAS y la redistribución que de ellas se va a realizar en Andalucía. La normativa que ampara la plantilla contempla 20 plazas en el Distrito Huelva-Costa y 28 plazas en el Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva, de donde se han detraído tres plazas a cada uno

El Colegio puso de manifiesto que la provincia cuenta en el Distrito Huelva-Costa “con cuatro Lonjas pesqueras, (una de ellas la de mayor facturación de Andalucía), depuradoras de moluscos, industrias cárnicas, matadero, sala de tratamiento de caza, industrias pesqueras, hortofrutícolas, catering, mercados, más de 4.000 establecimientos de restauración y un sinfín de establecimientos para enumerar, así como una gran población flotante que se multiplica en verano".

Por su parte, en el Distrito Sierra, las industrias, en su mayoría relacionadas con el cerdo ibérico y con un peso fundamental en la economía de la provincia, necesitan una respuesta firme y ágil para su desarrollo y su salida al mercado exterior. “Con esta merma de inspectores veterinarios difícilmente se podrá tener esa agilidad que requiere el sector”, ha lamentado Fidel Astudillo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios