Huelva

Una iniciativa persigue construir una residencia para enfermos con epilepsia

  • Particulares entregan un anteproyecto al Ayuntamiento de Aljaraque con el objetivo de lograr una concesión de una parcela municipal, que antes tendría que salir a concurso

Terrenos de la parcela municipal donde la iniciativa privada quiere construir la residencia. Terrenos de la parcela municipal donde la iniciativa privada quiere construir la residencia.

Terrenos de la parcela municipal donde la iniciativa privada quiere construir la residencia. / Alberto Domínguez

Juan Miguel Columé, de 79 años, lleva tiempo con la intención de proyectar una residencia para enfermos con epilepsia y autismo. Una infraestructura asistencial y social específica que en España “no hay”. Este deseo tiene el objetivo de que su hijo, de 46 años, que padece epilepsia refractaria, tenga una atención integral en un futuro por si “algún día no vamos a estar ni mi mujer ni yo”, cuenta Columé a Huelva Información. El sueño es un centro para pacientes como su hijo. El camino para su consecución lo emprendió hace años aunque desistió por diferentes motivos. En los últimos meses volvió a fraguarse la idea a raíz del conocimiento de la existencia de una parcela municipal en Aljaraque destinada al ámbito social.

“Tuvimos una primera reunión con el alcalde, David Toscano, para plantear la idea. El primer paso que hicimos fue solicitar que se incorporase como orden del día tratar el tema de concesión de la parcela”, explicó a este periódico, el asesor legal de Juan Miguel Columé, José Ramón Corbera. Además, la idea por parte de los solicitantes está más que madurada. Tanto es así que ya han presentado al Ayuntamiento de Aljaraque el anteproyecto técnico de la residencia. El centro “se explotaría sin ánimo de lucro, por lo que los ingresos generados se ajustarían a que la actividad se desarrollara con la solvencia necesaria para su funcionamiento”, reza en el anteproyecto.

La construcción está proyectada en dos fases, con el objetivo de que puedan vivir en la residencia hasta 22 usuarios, donde tendrían una atención integral a través de profesionales –se crearían unos 18 puestos de trabajo en este ámbito– durante las 24 horas cada día de la semana. La idea es que también se realicen actividades y terapias en la misma parcela. El presupuesto final de la construcción ronda los 290.000 euros. “Esto lo voy a hacer con los ahorros de toda mi vida”, reconoce Juan Miguel Columé. Aun así se pedirán ayudas y subvenciones. Llegado el momento hablarían “con todos los estamentos que puedan ayudarnos o de los que necesitemos permisos”. “Pero todo eso será a partir de que nos concedan la concesión del terreno”. Si eso ocurre, después, “buscaremos ayuda en todos los sitios posibles”.

Aunque el deseo de Columé es que todo se realice cuanto antes, reconoce que “la burocracia es la burocracia”. Así, ahora mismo la pelota se encuentra en el tejado del Ayuntamiento de Aljaraque. Su alcalde, David Toscano, señala a este periódico que recibieron el anteproyecto “hace unos días”. “Ahora habrá que estudiarlo” y tendrían que pedir un informe a Salud. “Y si nosotros vemos que es conveniente se llevaría a trámite y entonces habría que hacer un pliego”, que saldría a concurso –la concesión de la parcela– y que podría ser adjudicada para el proyecto de la residencia para enfermos con epilepsia y autismo “o para cualquier otro” proyecto que se presentase. En este escenario, el alcalde de Aljaraque, reconoce que “esto es un proceso bastante largo y laborioso”, en el que entran otras administraciones. “Está en un periodo muy embrionario”, afirma.

Juan Miguel Columé , que pertenece a la Asociación Andaluza de Epilepsia, asegura que “en España no hay ningún centro de este tipo”, y ya el anteproyecto remarca que la residencia está movida “por intereses más justificados que los económicos”. En la primera fase del proyecto hay estimada una superficie construida de 220 metros cuadrados en la que se encuentran ocho habitaciones, una recepción/sala de espera, un espacio administrativo, enfermería, sala de visitas, almacén, comedor, cocina, dos aseos y cuatro baños. De momento toca esperar a que el Ayuntamiento de Aljaraque tome una decisión y saque o no a concurso la parcela municipal, situada en la calle Pino.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios