Astronomía

Enorme eco del impacto de un meteorito en pleno eclipse lunar

  • El fenómeno fue detectado por el astrofísico de la UHU José María Madiedo

Lugar concreto del impacto de la roca. Lugar concreto del impacto de la roca.

Lugar concreto del impacto de la roca. / H.I. (Huelva)

Enorme repercusión internacional ha tenido la detección del impacto de un meteorito en la luna, durante el último eclipse total del pasado día 21. El eclipse fue total. La imagen ha sido obtenida a través de los equipos con los que cuenta el astrofísico y profesor de la Universidad de Huelva (UHU) José María Madiedo. Es la primera vez que hay imágenes del impacto de un meteorito durante el desarrollo de un eclipse. Ni la NASA ni la Agencia Espacial Europea lo habían conseguido de modo que suponía todo un desafío. De ahí que medios de todo el mundo estén estos días bombardeando al profesor de la Onubense.

El propio Madiedo explicó que se percató de la imagen, una vez que el programa con el que realiza sus observaciones, dio el aviso y además, ese aviso decía que no se trataba de un impacto insignificante. Eso le impulsó a presenciar la secuela de imágenes y comprobar el fenómeno que quedaba grabado por vez primera en las circunstancias de un eclipse. El científico indicó que “ese impacto equivalió a la explosión de media tonelada de TNT y alcanzó la superficie lunar a una velocidad de 61.000 kilómetros por hora”, lo que es lo mismo que decir que se puede recorrer la distancia entre Huelva y Encinasola, en tres segundos. Dada la magnitud y la velocidad del fenómeno, se produjo un destello que no suele ser habitual en los impactos de la superficie lunar.

La BBC, el New York Times o National Geographic son algunos de los medios que se han puesto en contacto con José María Madiedo para hacerse eco de este hallazgo. El profesor de la Facultad de Ciencias Experimentales explicó que la Luna recibe tantos impactos como puede estar dirigidos hacia la Tierra al estar “ambas muy cerca teniendo en cuenta las distancias astronómicas”. La diferencia estriba en la ausencia de atmósfera en el satélite lo que hace que sea directo el impacto en su superficie, lo que no pasa en la Tierra donde una gran parte de esos elementos son frenados produciendo en su desintegración, estrellas fugaces o bolas de fuego si son de mayor dimensión. En la Luna lo que sí se puede detectar son los destellos del impacto en la superficie pero para ello hay que tener en cuenta las dimensiones del meteorito que influirán decisivamente en la intensidad de dichos destellos.

El registro del impacto durante el eclipse total hay que enmarcarlo en el Proyecto Midas que lo desarrollan la Universidad de Huelva y el Instituto de Astrofísica de Andalucía. Precisamente el nombre Midas corresponde a las iniciales en inglés de Detección y análisis de impactos contra la Luna. Dicho proyecto se lleva a cabo desde tres observatorios situados en España: Sevilla, La Hita y La Sagra, estos dos últimos en la provincia de Toledo. Además, algunas campañas específicas de monitorización de impactos en la Luna se realizan desde el Observatorio Astronómico de Calar Alto (Almería). La detección del impacto del meteorito, que tuvo lugar en la madrugada del día 21 a las 5:41, hora española, impactó en el hemisferio norte del satélite aunque para Madiedo, el lugar de la colisión carece de relevancia.

El estudio del impacto de los meteoroides en la Luna es muy importante ya que, por su proximidad a la Tierra, da datos fiables acerca de la frecuencia con la que estos elementos, que giran alrededor del Sol, llegan a nuestro planeta. La llegada de estos elementos a la superficie lunar es diez veces superior a lo que se creía.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios