Huelva

Huelva registra en 2017 más de 120 delitos contra la libertad sexual

  • La Guardia Civil y la Policía Nacional esclarecen el 74,8% de los hechos conocidos

  • Siete de cada diez son abusos y agresiones sexuales | El 84% de las víctimas es mujer

Un experto en ciberdelincuencia sexual de la Guardia Civil investiga unas imágenes de pornografía infantil. Un experto en ciberdelincuencia sexual de la Guardia Civil investiga unas imágenes de pornografía infantil.

Un experto en ciberdelincuencia sexual de la Guardia Civil investiga unas imágenes de pornografía infantil. / H. Información (Huelva)

Los delitos de naturaleza sexual han crecido exponencialmente en España desde 2012. Lo hacen con mayor celeridad impulsados por las nuevas tecnologías, caldo de cultivo y parapeto para los agresores, que tratan a toda costa de preservar su identidad, aunque afortunadamente no siempre lo consiguen. Según consta en el Informe sobre delitos contra la libertad e indemnidad sexual 2017, publicado recientemente por el Ministerio del Interior y al que ha accedido Huelva Información, solo en nuestra provincia se clausuró el ejercicio con 127 infracciones penales de estas características.

La cuestión no es baladí. De ellos, 93 hechos denunciados están tipificados como abusos y agresiones sexuales, es decir, un nada desdeñable 73,2%: 58 fueron abusos sexuales, dos abusos sexuales con penetración, hubo 24 agresiones sexuales y otras nueve con penetración.

Asimismo, se registraron en la provincia hace dos años un total de cuatro delitos de acoso sexual, nueve de exhibicionismo, cuatro de provocación sexual y tres de prostitución. Estos últimos, destaca el Gobierno, "tienen una tendencia claramente decreciente" en el último lustro.

El Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil consiguieron esclarecer 95 de estos delitos inventariados en 2017, el 74,8% del global conocido, un éxito -según el Ministerio del Interior- que refleja su impacto en la estadística nacional, con una mayor ratio de resolución en los de índole sexual que en el resto de delitos.

Al Estado le llama la atención el elevado volumen de víctimas femeninas: "Se muestra una proporción extremadamente alta de mujeres, comparativamente con el de hombres". Ellas significan el 84% de una fría estadística que queda lejos del reguero de vidas destrozadas que los delincuentes sexuales dejan por el camino. También hay hombres entre los perjudicados, niños básicamente, el 16% del total.

Para ambos sexos, en la franja de edad de los menores es donde se concentra el mayor número de victimizaciones, seguido por la de 18-30 años (ambas franjas representan las tres cuartas partes de los damnificados). El 72% de los perjudicados es español, pero también hay un 22% extranjero, de Rumanía y Marruecos básicamente.

En Huelva, 63 personas fueron detenidas o investigadas por estos hechos de naturaleza sexual en 2017, 37 de ellas por abuso sexual (con y sin penetración), un delito que se cerró entonces con un macabro saldo de 62 víctimas.

Estas personas arrestadas fueron, prácticamente en su totalidad, hombres (el 96%). Destaca la evaluación de Interior que las mujeres solo obtienen algo de protagonismo como responsables del delito en el 35% de los de prostitución o del 10% en la corrupción de menores. Siete de cada diez detenidos es español. El porcentaje de extranjeros se limita al 30%.

El lugar seleccionado por los depredadores para abusar de las víctimas suele ser la intimidad del hogar, aunque en segunda posición se sitúan los espacios abiertos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios