Huelva

Los hoteleros de Huelva reclaman mantener la movilidad entre las autonomías

  • La Junta de Andalucía tomará hoy una decisión sobre los viajes entre comunidades

  • El sector turístico lamenta el “estricto” criterio de los inspectores para la aprobación de los Ertes

Fachada de un hotel del centro de la capital onubense. Fachada de un hotel del centro de la capital onubense.

Fachada de un hotel del centro de la capital onubense. / Alberto Domínguez (Huelva)

El mantenimiento de la movilidad entre comunidades autónomas sería recibido como “un pequeño balón de oxígeno” por unos hoteleros que aseguran “no ver la luz al final del túnel”. Será hoy cuando los profesionales del sector conozcan la decisión que ha tomado la Junta de Andalucía al respecto, después de que en los últimos días el Gobierno andaluz se haya reunido con su comité de expertos y con representantes de los diferentes sectores productivos al objeto de encontrar un equilibrio entre la salud pública y la actividad económica.

Sobre la ampliación del toque de queda y la limitación de los viajes fuera de la autonomía, cabe recordar que el domingo entró en vigor un nuevo estado de alarma en en el país. El mismo cuenta con la particularidad de que, a diferencia del promulgado en marzo, las autonomías deciden ahora sus respuestas en función de la situación epidemiológica. De este modo, no será hasta hoy cuando los andaluces conozcan la decisión tomada por la Junta en relación a las restricciones horarias y de movilidad.

Un aspecto clave para el sector turístico es el mantenimiento de los viajes entre las comunidades autónomas. De hecho, la eliminación de los mismos sería “un jarro de agua fría” para el “maltrecho” turismo, según ha indicado a esta redacción el representante del Círculo Empresarial de Turismo de Huelva, Rafael Barba. En este sentido, los profesionales del sector coinciden en que la decisión “debe ser reflexionada con tranquilidad” y con la vista puesta “en la salud pública, pero también en la supervivencia de las empresas hoteleras”.

En relación a las restricciones en los viajes, el presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, explicó el pasado lunes que la decisión tendría un carácter “coordinado” y que, para ello, se antoja necesario el diálogo con los presidentes de las comunidades autónomas limítrofes, véase Murcia, Castilla La-Mancha y Extremadura. En este grupo no figura Portugal, dado que las fronteras con el país vecino permanecen abiertas. En este contexto, el Círculo Empresarial de Turismo vaticina la “paralización” de la demanda en el sector si se pierden conexiones “tan necesarias” como las mantenidas con la comunidad extremeña.

Se trata de una visión compartida también por el Consejo Empresarial de Turismo, integrado en la FOE. Así, su presidente, Luis Arroyo, considera que el cierre perimetral debería producirse “en situaciones muy extremas”, en tanto que el sector turístico sigue “sin levantar cabeza” después de un “flojo” verano.

La restricción horaria es otro escollo para el sector, ya que el ocio suma una nueva limitación, la cual se une a otras como la obligatoriedad de las mascarillas, la restricción del aforo en los establecimientos o la paralización de las actividades culturales. Por ello, una ampliación del toque de queda daría “vida” a la hostelería y a los hoteles, dos sectores muy ligados, según recoge Barba, quien añade que el escenario “no es propicio para el sector, dadas las múltiples restricciones de este momento”.

El Consejo Empresarial de Turismo solicita también que el toque de queda comience a partir de las 00:00, pues es el “autocontrol y el respeto por las medidas” es lo que marcará la propagación del virus. De este modo, Arroyo se muestra partidario de adelantar los horarios de la población para la adaptación a una vida “más temprana” que ayudará a “salvar” empresas.

Ante un escenario que se presume “catastrófico”, los hoteleros plantean dos peticiones a las autoridades competentes. La primera de ellas es el pago íntegro de los Ertes, por lo que piden a la Junta que se haga cargo de la diferencia existente entre las bonificaciones del Gobierno central y la cuantía total de los propios Ertes. En este contexto, los profesionales del sector lamentan también que los inspectores rechacen estos expedientes de empleo al justificar que “la actividad no ha sufrido ninguna limitación”, cuando la realidad es que “contamos con limitaciones de todo tipo a raíz de la crisis sanitaria”, explica Rafael Barba. Asimismo, el Círculo considera un “problema” la devolución de los ICO, cuyo reembolso debe realizarse entre marzo y abril, pese a que “el turismo sufre una parálisis”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios