Turismo

Los hoteleros de Huelva rechazan el plan aprobado el martes por el Gobierno

  • El sector exige que se diseñe un plan de rescate específico que contemple medidas inmediatas

Entrada a un céntrico hotel de Huelva. Entrada a un céntrico hotel de Huelva.

Entrada a un céntrico hotel de Huelva. / Josué Correa

La Asociación Provincial de Hoteleros, miembro del Círculo Empresarial de Turismo, y representante en la provincia de Huelva de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) lamenta que el plan Medidas urgentes de apoyo al sector turístico, la hostelería y el comercio, aprobado el martes por el Consejo de Ministros, no se ajuste a la dura realidad que está atravesando el sector alojativo.

Los hoteleros destacan que han estado mucho tiempo esperando un paquete de medidas específicas y no se sienten representados ni satisfechos con las propuestas del Ejecutivo puesto que contemplan iniciativas de apoyo y no un plan de rescate, que es lo que necesitan en estos momentos los hoteles y alojamientos turísticos.

El sector incide en que su situación actual es muy crítica: “Los recursos son cada vez menos y las bocas son cada vez más”. Así lo ponen de manifiesto los datos de noviembre facilitados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que señala que en 2020 hubo un 50,4% menos de establecimientos abiertos que en 2019, habiéndose alcanzado picos como el actual, en el que el 85% de los hoteles están cerrados y los abiertos se encuentran al 10% de ocupación. A esto se suma que el ingreso medio diario por habitación disponible (RevPAR), que está condicionado por la ocupación registrada en los establecimientos hoteleros, alcanza los 13,7 euros, con una bajada del 72,7%, según el INE.

Además, durante los 11 primeros meses de 2020 las pernoctaciones han disminuido un 72,9% con respecto al mismo período de 2019, lo que significa que sólo ha habido un 20% de pernoctaciones en el periodo de enero a noviembre respecto al año anterior.

Atendiendo a estos datos, el sector hotelero señala que “la situación que vivimos es muy clara: tenemos un paciente −el turismo− que está en la UCI afectado por la covid-19. Con la llegada de la vacuna, parecía que iba a poder levantarse, pero, tras el anuncio de la nueva cepa y del cierre de los mercados, tendremos que volver a dormirlo prolongando el tratamiento que veníamos aplicándole y administrarle incentivos para que no se muera en forma de medidas muy concretas y adaptadas a la casuística que viven las empresas del sector”.

En línea con ello, CEHAT señala que hay medidas que ya estaban funcionando, como los ERTE, los créditos ICO y las carencias hipotecarias, gracias a las que se han podido salvar a muchas empresas del cierre definitivo.

Sin embargo, desde la asociación se manifiesta que se deben poner en marcha medidas complementarias con carácter inmediato para evitar la destrucción masiva de empleo, aumentando la flexibilidad. “El sector alojativo se desangra. Muchos establecimientos llevan más de 9 meses cerrados, con cero ingresos y haciendo frente a gastos que no tienen sentido en un contexto de parón total de la actividad alojativa. Necesitamos un plan de recuperación específico e inmediato; no son necesarios muchos cambios estructurales, pero sí la adopción de medidas coyunturales que permitan volver a renacer cuando la situación se normalice”.

Dentro del plan específico para el sector alojativo, los hoteleros demandan, en primer lugar, medidas a nivel laboral que protejan a los trabajadores del sector. Así, desde CEHAT se reivindica la extensión de los ERTE de manera inmediata durante todo 2021 y la extensión de la bonificación de la Seguridad Social a cargo de la empresa para los trabajadores afectados.

A nivel fiscal, se demanda la suspensión y exoneración de impuestos cuando no haya actividad, como el IAE, la Tasa Residuos Urbanos de Actividades, la Tasa de Paso de Vehículos, la Tasa de Ocupación de Vía Pública o el IBI, para lo que el sector solicita la modificación de la legislación nacional que impide a los ayuntamientos la exoneración de cuotas del IBI. En este sentido, los hoteleros recuerdan que este tipo de medidas son fundamentales para proteger la liquidez de las empresas: “Necesitamos que no salga ni un euro de la caja, puesto que estamos en las últimas”. De igual modo, solicitan la exoneración de tasas municipales dependiendo del volumen de actividad y el aplazamiento de las multas e intereses por pagos atrasados de impuestos.

Con respecto a las medidas de carácter económico y financiero, se solicita la suspensión de los costes fijos de contratación de potencia eléctrica, la ampliación del plazo de la moratoria en el pago de la devolución del principal en los créditos hipotecarios, con la ampliación de este mecanismo a otros productos de financiación a medio y largo plazo, y la aplicación de tipos de interés bajos o nulos para los préstamos ICO.

Estas medidas a corto plazo deberán venir acompañadas de otras iniciativas a futuro cuando se reactive la demanda, como son la habilitación de un programa de bonos turísticos y de un pasaporte sanitario digital para facilitar que puedan viajar aquellas personas que estén vacunadas o testadas o la reducción del IVA y demás impuestos indirectos al sector para el año 2021 como un elemento de incentivación de la demanda, entre otras.

Por último, los hoteleros solicitan una reunión con el presidente del Gobierno para que conozca de primera mano la realidad del sector e intentar que la situación se corrija.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios