Huelva

El 80% de la hostelería onubense está abierta y la afluencia empieza a despegar

  • El sector se muestra satisfecho con la respuesta de la ciudadanía una vez que la apertura de las barras está permitida en la fase 3

  • Recuerdan que la recuperación será de más de un año

Varias personas disfrutan de sus consumiciones en la barra del bar La Perdiz. Varias personas disfrutan de sus consumiciones en la barra del bar La Perdiz.

Varias personas disfrutan de sus consumiciones en la barra del bar La Perdiz. / Josué Correa

Hay gente que no entiende un bar sin una barra. El café de por las mañanas, apoyar el codo mientras se saborea una cerveza, o el simple hecho de actuar como un confesionario con los propios camareros. La vida es puede resumir en una barra de bar. Y su apertura en esta fase 3 ha sido unos de los principales motivos por los que muchos establecimientos hosteleros vuelvan a abrir sus persianas. Sencillamente, hay bares que viven de lo que se consume a través de la barra. Con este permiso de apertura -siempre con la distancia social- ha provocado que ya haya un 80% de establecimientos abiertos en la provincia, según estima el presidente de la Asociación de Hostelería de Huelva, perteneciente al Círculo Empresarial de Turismo, Antonio Ramón Macías. 

Esta novedad hostelera en el territorio onubense también ha servido para que la clientela acuda a los bares y restaurantes. Tan buena es la respuesta de la clientela que es incluso "mejor de lo que nosotros esperábamos". Se puede afirmar que la hostelería empieza a carburar de nuevo pero el camino de la recuperación del sector será lento y largo. Mínimo un año para estar al mismo nivel que al ya famoso 14 de marzo. "Ya se ve una mijita de luz al final del túnel", explica a Huelva Información el presidente de la Asociación Provincial de Bares, Restaurantes y Cafeterías de Huelva (Bareca), perteneciente a la Federación Onubense de Empresarios, Rafael Acevedo. "La gente se está animando más" y las personas de mediana y mayor edad tienen más confianza a la hora de entrar en un negocio hostelero". 

Todavía restan establecimientos por abrir a lo que Antonio Ramón Macías explica a este periódico que se debe por dos motivos fundamentales. Muchos bares y restaurantes han decidido esperar a que finalicen los Ertes el próximo 30 de junio (reivindican que se alarguen hasta final de año) y otros serán porque "cerrarán seguramente". Y es que no hay que olvidar que ahora empieza una cuesta arriba para el sector. "Nos queda pasar lo peor". Y muchos se verán abocados al cierre. Así, el presidente de la Asociación de Hostelería de Huelva recuerda que Hostelería España ha cifrado el cierre definitivo de un 30%-40% de los establecimientos hosteleros a causa del coronavirus. "Todavía no se está ganando dinero", asegura Acevedo, aunque se muestra satisfecho de la respuesta de la gente y apunta a su sensibilidad para que el dinero se quede en Huelva. 

La fase 3 también ha llegado con la novedad de los viajes interprovinciales dentro de Andalucía. Un hecho que "en realidad le viene bien a todo el mundo" y sobre todo a los negocios del litoral onubense. Para hacer frente a la distancia social de dos metros, Macías agradece el permiso de ayuntamientos de la provincia para la ampliación de las terrazas, que ha permitido dar pasos hacia delante para el sector. Si bien, esta distancia social se verá acortada a 1,5 metros en la nueva normalidad. Iniciativa que aplauden desde el sector y que ya están a la espera de que se ejecute. Otra buena noticia para el sector es el permiso de cubrir dos tercios del aforo, que ha anunciado la Junta de Andalucía. 

Uno de los bares que ha abierto sus puertas en esta fase 3 es La Perdiz, en el barrio de Las Colonias. Y lo ha hecho gracias a la posibilidad de que los clientes puedan estar en la barra del bar ya que si no "es muy complicado". Si bien, el establecimiento ha estado funcionando en semanas previas a través de la comida para llevar. Además, ahora creen que la gente le ha perdido el miedo a salir y tiene la esperanza de que la recuperación "va a ser rápida. Lo que se ha perdido no se va a recuperar pero creo que el verano va a ser bueno". Mascarilla y productos desinfectantes serán los compañeros de viaje en esta nueva normalidad. Los mismos que se ven en Mono Bombín donde incluso "he contratado a dos personas más por la afluencia de público". 

Cierto es que el teletrabajo de muchas empresas "me ha hecho daño por la mañana" a la hora de los desayunos pero con la afluencia por las tardes y noches "estoy encantado". Eso sí, desde el establecimiento aseguran que la recuperación "va a ser lenta" ya que muchos consumidores no cuentan con ese dinero para ocio que antes sí. "Pero soy optimista". Además "la gente es responsable y madura, y no creo que volvamos al confinamiento". En el Rey del Barril también señalan que con la nueva fase la actividad funciona mejor, aunque con el buen tiempo la mayoría de la clientela prefiere la terraza y no tanto la barra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios