Huelva

La hostelería de Huelva vaticina la “muerte” del sector por el toque de queda

  • Los bares y restaurantes piden la ampliación de la restricción de movilidad hasta las 00:00 para “salvar las cenas”

  • El comercio de proximidad llama a “evitar” las grandes superficies

Ambiente en un bar del centro de la capital onubense durante el día de ayer. Ambiente en un bar del centro de la capital onubense durante el día de ayer.

Ambiente en un bar del centro de la capital onubense durante el día de ayer. / Alberto Domínguez (Huelva)

La hostelería onubense vaticina la “muerte” del sector en el caso de que no se amplíe el toque de queda hasta la media noche. Así lo ha augurado el presidente de la Asociación Provincial de Bares y Cafeterías de Huelva (Bareca), integrada en la FOE, Rafael Acevedo, quien considera que la restricción de la movilidad nocturna a partir de las 23:00 supone “la puntilla” para los establecimientos hosteleros.

La petición de ampliación del toque de queda en Huelva no encontrará respuesta hasta mañana, dado que, tal y como avanzó ayer el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, “no será hasta el miércoles” cuando se tomen nuevas decisiones sobre la ampliación o no de la restricción a la movilidad nocturna y, por consiguiente, sobre los viajes entre comunidades autónomas. El motivo de ello radica en la “necesidad” de conocer los datos de esta semana, así como sus efectos, según precisó Moreno Bonilla. En este contexto, es necesario recordar que el nuevo estado de alarma decretado por el Gobierno central abre un nuevo panorama en el territorio nacional, dado que, a diferencia del promulgado en el mes de marzo, el actual contempla que las autonomías articulen sus respuestas en función de la situación epidemiológica.

Mientras tanto, Huelva, que es la provincia andaluza con menor incidencia de coronavirus, contará con el toque de queda decretado por el Gobierno en el Boletín Oficial del Estado publicado el 25 de octubre, el cual prohíbe las salidas a la calle, salvo para las acciones autorizadas, entre las 23:00 a las 06:00. Se trata de un horario “temprano” desde el punto de vista de los hosteleros, quienes piden a la Junta de Andalucía que “mire de forma diferente a una provincia en la que los casos son mucho menores al resto”. Por ello, Bareca, en declaraciones a Huelva Información, espera que el toque de queda se amplíe hasta las 00:00 y se puedan “salvar las cenas”, puesto que si la población tiene que estar en sus hogares a las 23:00 “los restaurantes tienen que desalojar a las 22:15 y estaríamos ante la sentencia del sector”, considera Rafael Acevedo.

Los locales que más asfixiados están y que “se encuentran lejos de la supervivencia” son los bares dedicados al ocio nocturno, en tanto que “el mediodía y la tarde no son suficientes para evitar las pérdidas” de los mismos, resalta el presidente de Bareca, quien insiste en que “el virus no desaparece de 23:00 a 06:00”. En este sentido, Acevedo recalca que estos establecimientos “ya sufrían” con el cierre de los mismos a la 01:00, por lo que un adelanto del horario de dos horas supondrá “su hundimiento”.

Un camarero atiende a una mesa en un bar. Un camarero atiende a una mesa en un bar.

Un camarero atiende a una mesa en un bar. / Alberto Domínguez (Huelva)

De otro lado, el sector hostelero, el cual se ve “muy golpeado” por la crisis, pide al Gobierno central que se haga cargo de los Ertes al 100%, al tiempo que solicitan el impulso de una inyección económica “para sobrevivir”. Asimismo, la hostelería ha mostrado su “descontento” con la recomendación del presidente, Pedro Sánchez, de permanecer en los hogares, “dado que no podemos perder más clientes”, finaliza Acevedo.

Por su parte, la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Huelva, perteneciente al Círculo Empresarial de Turismo, pese a que aplaza su valoración hasta que la Junta de Andalucía tome una decisión sobre el toque de queda en Huelva, ha confirmado a este diario que si no se permite la movilidad de las personas hasta la media noche los restaurantes “morirán”. Por ello, confían en la demora de su servicio en una hora, la cual “nos daría vida al permitirnos ofrecer las cenas”, apunta su presidente, Antonio Ramón Macías, quien reconoce que los bares de copas “sí están finiquitados con este nuevo estado de alarma”. Así, la petición de extender el toque de queda se ancla en que “la hostelería no es la culpable de la propagación del virus, tal y como atestiguan diversos estudios científicos”, expresa Macías.

La restricción a la movilidad ciudadana también supone un “perjuicio” para los comerciantes, tal y como asegura el presidente de Huelva Comercio, Antonio Gemio. Si bien es cierto que los establecimientos comerciales no ven afectados sus horarios de apertura y cierre, el “miedo” a salir a la calle por el estado de alarma decretado “trae consigo una reducción de los clientes”.

En esta línea, Gemio hace un llamamiento a la población para que “apuesten por el comercio de proximidad”, dado que las grandes superficies “favorecen el contacto entre las personas”. De este modo, desde Huelva Comercio destacan que “desde que se abrieron los negocios el pasado 11 de mayo, se han potenciado las medidas de seguridad”, véase el mantenimiento de la distancia social, la obligatoriedad de la mascarilla o la puesta en marcha de dispensadores de gel hidroalcohólico. En este sentido, Antonio Gemio recuerda que en cuatro meses no se han contabilizado casos de Covid-19 en ningún comercio de la provincia y que, “en base a la seguridad que ofrecemos, pedimos a la población que acuda a nosotros y evite también la crisis económica que azota al sector”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios