Escuelas de Familia El Ayuntamiento ofrecerá formación a los internos para su reinserción

  • El Consistorio presenta tres programas sociales que ofrecerá a los reclusos de la UTE, jóvenes y mujeres durante este año

Alicia Narciso presenta los programas junto con Inmaculada Gallardo y Noel Alfaro. Alicia Narciso presenta los programas junto con Inmaculada Gallardo y Noel Alfaro.

Alicia Narciso presenta los programas junto con Inmaculada Gallardo y Noel Alfaro. / M.G.

El Ayuntamiento de Huelva, de la mano de la Asociación Hacán-Doctor y la Asociación Caminar, llevará durante este año hasta tres programas sociales al Centro Penitenciario. Esta iniciativa, encuadrada dentro del II Plan Municipal de Adicciones trasladará las Escuelas de Familia –una acción que está implantada en los centros sociales de la capital y que ayuda en la convivencia y en la prevención de conflictos– a los módulos del Centro Penitenciario. La concejala de Políticas Sociales e Igualdad del Consistorio onubense, Alicia Narciso, indicó que este trabajo es uno de las propuestas que llevan encima de la mesa desde hace tiempo y que no es un reto fácil “pero para el que hemos encontrado todo el apoyo de la prisión”.

Cada programa contará con ocho sesiones de dos horas de duración y beneficiará a unas 20 personas. La Asociación Hacán-Doctor implantará Padres Responsables que estará dirigido a los internos de la Unidad Terapéutica Educativa (UTE) con problemas de adicciones y que ya de por sí están inmersos en un proceso educativo y de reinserción. A través de sesiones individuales y grupales los reclusos abordarán los estilos educativos, el trato con sus hijos en la adolescencia, la parentalidad positiva o incluso el ocio y el tiempo libre ya que “hay que enseñar a la gente divertirse de manera sana”, señaló el presidente de la asociación Noel Alfaro.

Esta misma entidad desarrollará el programa Ruta Joven en La Ribera que está dirigido al módulo que integran reclusos que tienen entre 18 y 25 años, en concreto a aquellos que proceden de familias desestructuradas con perfiles de toxicomanías. La asociación abordará con los internos temas como la adolescencia con las drogas, la educación emocional, el autocontrol o la autoestima, entre otras cuestiones.Uno de los objetivos principales es ofrecer con estos programas una serie de recursos y herramientas educativos, emocionales, familiares o de prevención a los internos. Noel Alfaro señaló que encara esta iniciativa “con el propósito de generar un motor de cambio en los participantes en estas escuelas, haciéndoles conocer sus posibilidades y también debilidades, dotándolos de herramientas y de pequeños estímulos para poder cambiar su mundo”.

La iniciativa está encuadrada en el II Plan Municipal de Adicciones

El tercer programa que llegará al Centro Penitenciario enmarcado en el II Plan Municipal de Adicciones es Caminando Juntas. Lo desarrollará la Asociación Caminar, que trabaja por la integración laboral de la mujer y está dirigido al módulo de mujeres. La presidenta de la asociación, Inmaculada Gallardo, señaló que las destinatarias son personas que incluso antes de entrar en la cárcel “tienen carencias de muchos tipos (emocional, familiar, educativo...)”, además de representar a un colectivo en riesgo de exclusión. La pretensión es trabajar con ellas “dándole herramientas para que puedan afrontar, una vez que salgan, problemáticas con las que se van a encontrar”. Por ello, una de las pretensiones de este programa es “crear vías de comunicación entre ellas y el entorno entorno en el que están y la sociedad que está fuera”.

Inmaculada Gallardo señaló la importancia de trabajar la perspectiva de género por lo que “queremos empoderarlas, que tengan una autoestima consolidada para que puedan afrontar todas las situaciones, sobre todo de desigualdad. Entre los temas que se abordarán en las sesiones están las habilidades y estrategias de comunicación familiar, el apego y parentabilidad positiva, la educación emocional familiar, el uso positivo de las TIC, la prevención de la drogodependencia desde la familia, las estrategias educativas y necesidades del menor en función de la edad y los estilos educativos.

Por ejemplo se explicará la educación enfocada a sus hijos en el aspecto de las drogas “para que no recaigan y no sigan en el camino que ha seguido su madre”. Asimismo la labor no terminará en estas ocho sesiones, Gallardo apuntó que la Asociación Caminar estará en un futuro a su disposición como un recursos para, una vez que salgan de prisión, puedan insertarse en el mundo sociolaboral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios