Huelva

"Por favor, que me devuelvan a mi nieta, que es la única que tengo"

  • La familia llama a los ayuntamientos a organizar concentraciones hoy a las doce

Comentarios 5

Se llama Mari Luz por ella, y ayer lo recordaba emocionada hasta el punto de caer enferma: "Por favor, que me devuelvan a mi nieta, que es la única que tengo. Que tengo muchas cositas para regalárselas cuando sea mayor"... Ese era el alegato desesperado de la abuela de Mari Luz Cortés en la tarde de ayer, una desesperación en la que pedía a los posibles secuestradores "que la suelten por favor, que como mi niña no aparezca yo también me voy detrás de ella".

La abuela resumía con estas palabras el sentir de toda una familia que ayer ya se venía completamente abajo. La madre no podía acudir a la manifestación y el padre lo hacía en mal estado físico y anímico, resistiendo con todas sus fuerzas hasta el final en el convencimiento de que "tenemos que transmitir fuerza para que no se cansen de buscarla". Las horas pasan y ayer se cumplían tres días de la desaparición de Mari Luz Cortés el pasado domingo cuando iba a comprar chucherías.

Juan José Cortés comparecía no obstante ante los medios de comunicación ayer por la tarde, junto a su mujer, Irene Suárez; su padre, Juan Cortés; y su madre, Mari Luz Fernández. Los familiares más directos de la pequeña se hacían una piña ante los numerosos periodistas congregados ante su puerta, pidiendo colaboración a medios, instituciones y ciudadanos con un mensaje: "Vamos a seguir buscando, el tiempo no nos va a hundir. Sé que mi hija va a aparecer. Sé que al final todo esto será una pesadilla", transmitía el padre.

Era el momento de recordar la alegría de la pequeña, en una descripción emocionada del padre que era seguida de la petición de la madre, "que pidan lo que quieran, que se le va a dar" pero "que la devuelvan, que necesita muchos mimos". "Que me la traigan ya, que necesito un abrazo de mi pequeña igual que ella necesita el mío. Que la monten en un taxi o que la suelten en un sitio público pero ya, que la necesito", rompía a llorar una madre desconsolada.

Los padres hablan en todo momento de alguien que se ha llevado a su hija aunque aseguran considerar "todas las hipótesis" y siguen recibiendo llamadas de apoyo, entre ellas las de los McCann, los padres de la pequeña Madeleine desaparecida el pasado año en el Algarve. Según explicó ayer Juan José Cortés, Kate McCann se ha puesto en contacto con ellos para transmitirles sus condolencias porque "sabe por lo que estamos pasando, yo ahora los entiendo a ellos".

Como los padres de Madeleine hicieron en su día, a la familia de Mari Luz le gustaría contar con una cuenta corriente en la que recoger fondos para la búsqueda de la pequeña porque "la familia es humilde". Pero en este caso, reclaman que sea una entidad aparte quien abra la cuenta, no tener nada que ver con el dinero porque "lo único que quiero es que mi hija tenga todos los medios".

El padre pedía posteriormente a los ayuntamientos del resto del país que organizasen concentraciones para hoy a las doce de la mañana porque "tenemos un pueblo que no lo hay, que vale mucho y hay que darle su sitio. Es quien está buscando a Mari Luz aparte de su familia y vecinos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios