Huelva

Un fallo de conexión pospone la declaración de los principales imputados del crimen de Cartaya

  • J.A.M.B. y J.M.P.P., que iban a testificar por videoconferencia desde la prisión, comparecerán ante el juez en septiembre

La familia de Samuel Vizcaya, el pasado miércoles a las puertas del juzgado de Ayamonte. La familia de Samuel Vizcaya, el pasado miércoles a las puertas del juzgado de Ayamonte.

La familia de Samuel Vizcaya, el pasado miércoles a las puertas del juzgado de Ayamonte. / Rafa del Barrio (Ayamonte)

Estaba previsto que el pasado miércoles prestaran declaración ante el titular del Juzgado de Instrucción 5 de Ayamonte los dos principales investigados por el doble crimen de Cartaya, J.A.M.B. y J.M.P.P, pero no fue posible. Iban a hacerlo desde el centro penitenciario de Huelva y por videoconferencia, pero un fallo en el funcionamiento de los medios técnicos impidió la conexión y ha acabado por posponer a septiembre la comparecencia, que para entonces será presencial.

El juez preguntará a estos dos imputados sobre asuntos concernientes a la pieza separada de medidas tecnológicas, en la que se desvelan las comunicaciones que los principales encausados y otras personas de su entorno mantuvieron el Domingo de Ramos de 2019, jornada en que fueron asesinados el onubense Samuel Vizcaya y el sevillano Manuel Granado en Cartaya.

Las fuentes consultadas por Huelva Información remarcan la importancia de esta sección de la causa, la única que ya no es secreta, puesto que el compendio de llamadas telefónicas, mensajes instantáneos, audios o posicionamientos de los móviles arrojan luz sobre el luctuoso asunto acontecido en el camino de Los Bayos hace un año y cuatro meses.

La familia de Samuel Vizcaya quiso estar presente el miércoles pasado ante la sede judicial ayamontina. Tres de las hermanas de la víctima onubense, Maite, Ana y María José Vizcaya; y su pareja, María José de los Ríos, mostraron una pancarta en la que podía leerse el mensaje "Justicia para Samuel Vizcaya. Prisión Permanente Revisable", flanqueado por dos fotografías del joven de La Orden y con un lazo negro.

La defensa de J.M.P.P. espera que el juez se pronuncie sobre su petición de careo entre los dos: "Va a ser determinante"

Los que sí prestaron declaración el miércoles fueron los dos testigos citados, concretamente el hijo de J.M.P.P. y el cuñado de J.A.M.B. El primero compareció a petición de la defensa de su padre, como quiere recalcar su representación jurídica a este periódico. "Entró como testigo y salió igual, no como imputado", subraya para dejar clara su desvinculación con el turbio asunto. Lo mismo ocurrió con el cuñado del otro investigado por el doble homicidio consumado.

Para la acusación particular, sus manifestaciones no fueron relevantes, si bien considera que hay detalles que no encajan con las pruebas objetivas que constan en el procedimiento.

La defensa de J.M.P.P. precisó que está a expensas de que el instructor del caso se pronuncie sobre su petición de careo entre los dos principales investigados. "Va a ser determinante y es muy necesario". Destaca que su relevancia radica en que "mi cliente no tiene nada que ocultar, se ha mostrado colaborador en todo y la otra parte solo ha guardado silencio".

Asimismo, quiso destacar que su representado llegó a participar incluso en una reconstrucción de los hechos, y que "nadie conoce a mi cliente del mundo de la droga".

Hay que recordar que en el caso hay, por el momento, dos personas más imputadas por el crimen: una es la novia de J.A.M.B., a la que se señala por un presunto encubrimiento y que atiende a las iniciales A.H.S.; y el otro es un hombre cuyo nombre figura en varias declaraciones, A.V.L., quien inicialmente fue llamado como testigo al procedimiento.

Los familiares de Samuel Vizcaya indicaron el pasado martes en primicia a este rotativo que "queremos que se haga justicia, que caiga todo el peso de la Ley sobre los que tiene que caer, sobre los presuntos asesinos y sobre todos los testigos implicados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios