Huelva

Los estudiantes onubenses reciben formación en reanimación cardiovascular

  • El IES Alto Conquero acoge a 1.000 alumnos de 12 centros educativos con ánimo de concienciar sobre la parada cardíaca

Formación en reanimación cardiovascular para los estudiantes onubenses. Formación en reanimación cardiovascular para los estudiantes onubenses.

Formación en reanimación cardiovascular para los estudiantes onubenses. / Alberto Domínguez (Huelva)

El gimnasio del instituto Alto Conquero ha convertido sus instalaciones en un escenario destinado a salvar vidas. Con motivo del Día Europeo de concienciación ante la parada cardíaca, los profesionales del 061, junto a los alumnos de Enfermería de la Universidad de Huelva y voluntarios de Cruz Roja y Protección Civil, han formado a 1.000 estudiantes onubenses en soporte vital básico.

En el espacio deportivo se dibujaban hileras con varios alumnos pertenecientes a 12 centros de la capital, que rodeaban a los maniquíes sobre los que se practicaba la reanimación cardíaca. En el taller masivo los profesionales han transmitido dos de los cuatros eslabones sobre los que se vertebra la cadena de supervivencia.

La primera parte de la formación tenía como pretensión la instrucción relativa al reconocimiento de la parada cardíaca, con la consiguiente llamada a los servicios sanitarios. En vista al tiempo que puede tardar el 061 en llegar al lugar donde se ha producido la parada, resultaba necesario formar a los alumnos en el siguiente eslabón, la reanimación cardiopulmonar. La misma se realiza para impulsar la circulación de la sangre a través de dos insuflaciones y treinta compresiones torácicas.

La Delegación de Salud se une, así, con la de Educación para apaciguar los nervios que puedan desencadenarse en los jóvenes en graves situaciones que requieran la asistencia de los servicios sanitarios. Igualmente, la formación en tales prácticas en edades tempranas es “necesaria” por la asimilación de conceptos y por la “transmisión de los mismos a otras personas del entorno”, apuntaba Juan Chaves, representante del 061. A su vez, resaltaba que “no dejan de ser prácticas sencillas”, por lo que los jóvenes pueden interiorizar conocimientos “en un taller que se extiende a lo largo de toda la mañana”.

Este era el caso de Alejandro Pérez, estudiante del IES Pintor Pedro Gómez, quien aseguraba que esta formación puede ayudar en situaciones que aparentemente carecen de peligro como “un simple atragantamiento con la comida”. Igualmente, su compañera Paula se mostraba muy satisfecha por el desarrollo de la jornada, porque después del aprendizaje recibido se sentía capaz para “salvar una vida durante el tiempo que tarda en acudir el 061”.

Las delegadas territoriales de la Junta de Salud y Familias y de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Manuela Caro y Estela Villalba, respectivamente, también quisieron ser partícipes de los talleres de reanimación cardiorespitaroria.

En relación al trabajo conjunto entre ambas áreas, Caro destacaba la importancia de “dar a conocer técnicas básicas que salvan vidas” a los jóvenes, quiénes deben acostumbrarse a realizar este tipo de actividades, promovidas por los centros educativos a los que pertenecen. Asimismo, Villalba añadía que “el futuro” dependía, en gran medida, de las prácticas que realizan los estudiantes, por lo que es “vital” que aprendan a tomar “decisiones oportunas mientras llegan los servicios sanitarios”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios