Huelva

Estilismo con sello onubense

  • Revistas especializadas y diseñadores apuestan por la profesionalidad de David Quintana. El estilista cuenta con una amplia experiencia como maquillador de teatro y cine

Quintana peina a una clienta. Quintana peina a una clienta.

Quintana peina a una clienta.

A pesar de su juventud, el estilista onubense David Quintana cuenta con una extensa trayectoria profesional. Por sus manos pasan conocidas actrices, modelos y presentadoras de televisión. Revistas especializadas y diseñadores cuentan con él para sus proyectos, así como directores de teatro y cine.

Con tan sólo veinte años, en la Starlite de Marbella, peinó y maquilló a la modelo Naomi Campbell. Destaca que además “tengo la suerte de poder trabajar con Doble R, de Raquel Revuelta”. Aparte, “he hecho cosas para Canal Sur y para Antena 3, para maquillar a Eva González y realizarle el estilismo de ropa, maquillaje y de peinado”.

Una de sus especialidades es el maquillaje de cine y teatro, ha trabajado para rodajes de series y películas, maquilló a “Estefanía de los Santos para una película que dejó a medias” y “voy mucho a Madrid porque hago maquillaje de teatro con los Javis”.

Desde pequeño tuvo muy claro lo que quería estudiar, “que era peluquería, maquillaje y meterme en el mundo de la moda”. Su abuela, con la que se crió, se dedicaba al mundo de los trajes de flamenca, y su tío era barbero. Empezó ayudando a su tío en la peluquería. “ Siempre me ha gustado la moda, realzar la belleza de la mujer y el hombre. Se me daba bien”.

Comenzó a trabajar en desfiles, en Simof, ayudando a otro estilista onubense. Decidió formarse y compaginó los estudios con el trabajo. Cuando terminó sus estudios, estuvo viajando a Londres para ampliar sus conocimientos en corte, diseño, caracterización, peluquería y maquillaje, y en la capital inglesa hizo trabajos para revistas, “en las que ponía mis cortes y mis creaciones”.

Tras trabajar con una estilista muy reconocida en Italia, tomó la decisión de irse a Sevilla. Mientras trabajaba en una peluquería “empezaron a llamarme las revistas, Hola, Elle, Vogue...”

“Tuve un parón porque en la peluquería que estaba no querían que trabajara para las revistas, y tomé la decisión de montar mi propio salón”. Siguió formándose en Londres e Italia, “para realizar cursos de recogido y maquillaje, que impartía y recibía”, y hace tres años montó su peluquería en la Plaza del Duque, en Sevilla.

Señala que “el estilo se lleva dentro”, pero, “aparte, hay que realzar la belleza de la mujer, ver que le pega y que no le pega, junto a su forma de vestir, sus facciones y su forma de ser. Son aspectos muy importantes para hacerle un corte o un maquillaje”.

Una de sus frases, es “donde se ponga un buen tacón y un buen pelo, lo demás sobra”.

Lo primero que mira en sus clientes “es su forma de vestir, sus rasgos y empezamos a trabajar. Yo suelo preguntar su forma de vida, y le miro el estado de su pelo”. Lo que le caracteriza es su corte de pelo, “es un corte exclusivo para cada clienta”.

En el apartado de la caracterización, “me llaman mucho de Barcelona para hacer pelucas para mujeres con cáncer que están recibiendo el tratamiento. Hago pelucas para que parezcan lo más natural posible, que esas personas se sientan a gusto con un pelo lo más parecido al que tenían”.

Trabaja con la asociación Curadas de Espanto, en Sevilla, y con varias empresas de Barcelona que se dedican a la creación de pelucas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios