Sanidad

La espera para realizar una prueba preferente de TAC es hasta de un mes

  • El Juan Ramón Jiménez se ve obligado a derivar a pacientes a centros concertados

Mesa de control de un TAC. Mesa de control de un TAC.

Mesa de control de un TAC. / H.I. (Huelva)

Hasta un mes es lo que se debe esperar para que un TAC que va con la clasificación de Preferente, se haga. Además no es extraño que el paciente sea derivado a una clínica privada concertada con el SAS. Esta es la situación actual en la que se encuentra parte de las pruebas diagnósticas que se realizan en la provincia. Esto supone un nivel de demoras más que elevado al menos en lo que se refiere al Hospital Juan Ramón Jiménez.

El problema de este tipo de pruebas diagnósticas viene de lejos ya que Huelva cuenta con un conjunto de equipos que desde el punto de vista técnico, están considerados obsoletos con más de 25 años de vida. De hecho, está previsto que para el próximo año, el Juan Ramón Jiménez vea aumentar en uno su dotación de este tipo de equipamientos de los que a día de hoy, cuenta con 3, mientras que el Infanta Elena tiene 2 y el Hospital de Riotinto, 1.

Esa obsolescencia de los equipos hace que las averías hayan sido frecuentes de manera que los pacientes, en otras ocasiones, han tenido que ser derivados desde el Infanta Elena hasta el Juan Ramón Jiménez.Otra circunstancia que ha venido a agravar la situación que se vive en el Juan Ramón Jiménez viene de la mano de los pacientes oncológicos y de una planificación que se realizó con motivo de la ya finiquitada fusión hospitalaria. Con la fusión, los estudios que se debían realizar en un TAC pasaron del Juan Ramón Jiménez al Infanta. Se trataba de todos los casos de pacientes oncológicos que por destino, pertenecían al Infanta pero que su tratamiento se realizaba en el Juan Ramón.

Esa es la razón por la que en esos años, el equipo de Radiología de este último hospital vio de alguna manera alguna manera aligerada su carga. Con el proceso de desfusión, la situación también ha cambiado en este ámbito. Si hay tratamientos oncológicos de pacientes que pertenezcan a las zonas asignadas al Infanta pero que están siendo tratados en el Juan Ramón, los TAC de control han regresado a este hospital con lo que su carga de trabajo ha vuelto a ser más fuerte al tener que asumir un trabajo que se hacía en el Infanta.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que el plan de choque anunciado por la Consejería de Salud y que en Huelva arrancó el mes de abril, solo tenía como objetivo las intervenciones quirúrgicas pero excluyó tanto las consultas de especialistas como las pruebas diagnósticas de manera que se marcó el mismo ritmo aunque desde la Delegación Territorial de Salud se habló de un incremento en ambos ámbitos, de un 8% durante los meses estivales.

El pasado mes de abril, Salud anunció que se pondría en marcha un segundo plan de choque para las listas de espera en el que, en esta ocasión, sí quedarán incluidas tanto las consultas de especialistas como las pruebas diagnósticas. El proyecto de la consejería es que dicho plan entrara en ejecución antes de fin de año aunque hasta la fecha no se ha hecho anuncio alguno sobre ello.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios