Huelva

El envejecimiento de la población marca la caída de nacimientos en Huelva

  • El primer semestre de 2020 refleja una descenso del 10,7% en la natalidad onubense

Varias personas en las inmediaciones del Mercado del Carmen. Varias personas en las inmediaciones del Mercado del Carmen.

Varias personas en las inmediaciones del Mercado del Carmen. / Alberto Domínguez

Más muertes y menos nacimientos. Así se comportó el movimiento natural de población en la provincia de Huelva durante el primer semestre de 2020. Según los datos que refleja el Instituto Nacional de Estadística los nacimientos cayeron un 10,7% pasando de 2.221 contabilizados en 2019 a los 1.982 registrados el pasado ejercicio. Las defunciones se incrementaron un 2,4% pasando de las 2.277 a las 2.332. Son 55 más, por lo que el impacto del coronavirus en el territorio onubense se asemejó a los datos que ofrecía la Consejería de Salud y Familias a fecha de 30 de junio, cuando se contabilizaban 48 muertes. Aun así, el presidente del Consejo Económico y Social de la provincia de Huelva, Juan José García del Hoyo, remarcó a este periódico que “cada año la población está más envejecida y la tasa de mortalidad tiende a crecer”. Tanto es así que todos los grupos de edad (de 4 en 4 años) a partir de los 60 años tienen mayor número de personas viviendo en Huelva ahora que en 1998.

El crecimiento de fallecidos que se dio concretamente en la capital durante el primer semestre de 2020 fue de 25 personas, el resto (30) se dieron en la provincia. Por otro lado el pico de muertes se registró en enero con 501, bajó en febrero (382) y volvió a subir en marzo (407), algo que también ocurrió a nivel nacional, explicó García del Hoyo. Aunque el pico de fallecidos en España fue en abril. Como ya ocurriera el pasado año, en Huelva murieron entre enero y junio más hombres (1.184) que mujeres (1.148), y en ambos casos también fue enero el pico de defunciones.

Este crecimiento de fallecidos va en contraposición de los nacimientos. En parte es debido al envejecimiento paulatino de la población, por lo que se reduce el número de personas en edad fértil, cuenta el presidente del Consejo Económico y Social de la provincia de Huelva.

Hay que sumar también varios factores históricos que influyen en este descenso de la natalidad. Por ejemplo, la migración, que redujo parte de esta población. Aunque esta causa se frenó con la crisis. Aun así, a partir de ese momento la natalidad descendió pasando de “14 nacimientos por cada 1.000 habitantes en 1975 a 5-6 justo cuatro años después”, cuenta García del Hoyo. Un hecho provocado por la irrupción en la sociedad de los anticonceptivos. El Instituto Nacional de Estadística muestra cómo la cifra de nacimientos cayó sin cesar en la provincia de Huelva desde 1.978, cuando se contabilizaron 8.043, hasta 1.991 con 4.992. Hubo un repunte en la década que comprende desde 1998 a 2008. Pero desde la crisis la tendencia fue en caída libre hasta valores que no se habían dado en los últimos 45 años.

El presidente del Consejo Económico y Social no cree que influya tanto el menor poder adquisitivo de ahora con el de hace varios años para que la natalidad descienda. Simplemente “es por comodidad”. Una mayor libertad para otro tipo de cuestiones. Incluso, García del Hoyo señala que habría que analizar el descenso de la natalidad comparado con el aumento de animales domésticos.

Además, antiguamente “la tendencia era tener hijos porque sobrevivían muy pocos y eso ha ido cambiando progresivamente con el avance de la medicina”. Mientras que a finales de los años 60 la media era “unos 3-4 hijos, ahora están en 1-1,5”, explica García del Hoyo. Otra de las cuestiones que influye en el descenso de nacimientos con el paso de los años es “la incorporación de la mujer en el mercado de trabajo”. Antiguamente, era habitual que el hombre trabajase y la mujer se quedase en casa cuidando a los hijos. Y hoy en día eso ha cambiado. Son muchas las parejas que trabajan ambos. Ante esta situación es más complicado que uno de los dos se separe de su vida laboral por varios nacimientos, cuenta García del Hoyo.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios