Coronavirus

Los empresarios critican la falta de ayudas entre las medidas de la Junta de Andalucía

  • El presidente de la FOE hace un llamamiento para evitar que continúen las restricciones

Varias mesas de la terraza de un bar de El Rompido al completo al mediodía de ayer domingo. Varias mesas de la terraza de un bar de El Rompido al completo al mediodía de ayer domingo.

Varias mesas de la terraza de un bar de El Rompido al completo al mediodía de ayer domingo. / Josué Correa

El anuncio de las nuevas restricciones en Andalucía fueron ayer un mazazo para los empresarios en la provincia de Huelva. Desde el comercio, la hostelería y el turismo, principalmente, salieron críticas al presidente de la Junta, Juanma Moreno, por no incluir, junto a las medidas adoptadas, una batería de ayudas económicas para estos sectores, que destacan la profunda merma que sufrirán en su actividad económica, aun a pesar de que no se ha decretado el cese.

Aunque las medidas que entrarán en vigor a partir de este martes tienen un periodo inicial definido, hasta el 23 de noviembre, el efecto que tendrán en las empresas, aseguran, serán inmediato, con probables cierres y destrucción de empleo.

El presidente de la Federación Onubense de Empresarios (FOE), José Luis García-Palacios Álvarez, se mostró partidario ayer tarde de que “la Administración tome cartas en el asunto también poniendo a disposición de las empresas algunas medidas que coadyuven a superar esta situación”. En este sentido apeló a la “madurez suficiente” de las administraciones “para que pueda seguir perviviendo la actividad económica y empresarial a partir del 23 de noviembre”.

Para ello, García-Palacios habla de las “cargas impositivas” que tienen las empresas “por el simple hecho de estar dadas de alta, sin tener nada que ver con la facturación”, y deja entrever que es una posible vía de ayudas reducir esta carga, por ser competencia exclusiva de las administraciones.

“Hemos tenido que llegar a un punto en el que van a desaparecer decenas de miles de empresas y centenares de miles de puestos de trabajo, precisamente por el no acatamiento de unas medidas que, independientemente de valorar su validez o eficacia, es cierto que se ha incumplido”.

En ese sentido, el presidente de la FOE pone el foco en la sociedad, a la que ha hecho de forma expresa “un llamamiento al compromiso y al cumplimiento de estas medidas”, que eviten la aplicación de otras más drásticas.

“El peso es demasiado”, advierte. “Nuestra sociedad no puede seguir aspirando a una oscuridad tan grande a plena luz del día. No podemos dar argumentos desde la sociedad para que las administraciones sigan sosteniendo que el incumplimiento conlleva reforzar y poner medidas más restrictivas”.

Aspecto de una terraza en la Plaza de las Monjas de la capital. Aspecto de una terraza en la Plaza de las Monjas de la capital.

Aspecto de una terraza en la Plaza de las Monjas de la capital. / Josué Correa

Desde el Círculo Empresarial de Turismo, Rafael Barba apunta que la restricción de la movilidad entre municipios conlleva un “cese tácito de la actividad” en la hostelería, los alojamientos y toda la infraestructura turística de la provincia, “que viven de la demanda que llega de fuera”.

“Aunque queremos ser prudentes hasta conocer al detalle todas las medidas publicadas en el BOJA, nos sentimos muy decepcionados”, apunta Barba, “después de trabajar desde mayo con la Junta a distintos niveles para que ahora se anuncien estas medidas sin ningún plan de ayudas para el rescate del sector, cuando sí lo han hecho en Murcia o Galicia”.

Dice de un modo gráfico que en el empresariado no se sienten “jodidos; la palabra es arruinados”. “Respetamos las medidas que se toman por el bien de la salud pública, aunque puedan ser también discutibles, pero la Junta de Andalucía debe asumir sus responsabilidades y dotar a estos sectores de un plan B. Nunca hemos pedido ayudas directas pero la situación es insostenible”.

La Federación Horeca andaluza, del sector hostelero, denunció ayer en una nota la “persecución inaceptable de la Junta a más de 250.000 trabajadores de la hostelería”, al tiempo que reclama ayudas económicas urgentes. Esa demanda la llevarán a las calles, además, este jueves próximo en una concentración que también se realizará en Huelva capital.

El presidente de la asociación Bareca, Rafael Acevedo, asegura que “el 40% de la hostelería de la provincia tiende a desaparecer en un plazo muy breve de tiempo”. “Sin ayudas y con tantas limitaciones, nuestras horas están contadas. La hostelería quedará para el recuerdo. Estamos desesperados”.

Los hosteleros onubenses lamentan que sean “el sector más disciplinado y el más castigado”. “De nada nos vale hacer bien las cosas y ser un espacio seguro”, aseguran. “Todas las comarcas y pueblos de interior van a quedarse sin su clientela, que llega de otras localidades. Van a perderlo todo”.

El responsable del Consejo Empresarial de Turismo, Luis Arroyo, se mostró también muy crítico con la ausencia de ayudas entre las medidas adoptadas por la Junta ayer. “Entre toda la clase política, nadie mira por el tejido empresarial. Y los políticos de Huelva, no sabemos en qué mundo viven”.

“Estamos muy quemados. De aquí a diciembre va a haber miles de empresas que cierren y no vuelvan a abrir el año que viene. No hay un plan de acción para contrarrestar la situación”, lamenta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios