Huelva

El embudo de la comunicación

El embudo de la comunicación El embudo de la comunicación

El embudo de la comunicación

La competencia más responshábil que existe es sin duda, para mí, la comunicación. Es la más poderosa, y como suele pasar con todo lo que es poderoso, también la más peligrosa.

Todos los trabajos implican competencias comunicacionales. De hecho, si gestionas personas, comunicarte es en sí tu trabajo. Y hacerlo bien es muy efectivo, pero hacerlo mal puede ser desastroso por lo que denominamos el embudo de la comunicación.

Ese embudo viene a explicar que de lo que yo digo a lo que otro entiende puede haber un abismo, y que, en comunicación, lo importante no es lo que dice A, sino lo que entiende B.

Aquí van tres claves a tener en cuenta al comunicarte gestionando personas.

La primera es que después de dar instrucciones claras, confirmes que te han entendido, y no sólo preguntando si lo han hecho. La segunda que escuches mucho, que escuches con todo tu cuerpo, no sólo con los oídos. Escucha el tono de voz, la velocidad al hablar, el lenguaje no verbal, incluso escucha los silencios, porque a veces dicen más que las palabras. Y la tercera: haz preguntas abiertas, esas que no se resuelven con un sí o un no, y da holgura a las personas.

No son todas las claves, pero sí las más importantes para lograr acortar el embudo de la comunicación y conseguir que los demás te entiendan. ¡Suerte!

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios