HUELVA INFORMACIÓN En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Huelva

Una casa emblemática nacida de la fiebre edificadora de principios del XX

  • Los arquitectos Gonzalo Aguado y José María Pérez Carasa lo diseñaron para Quintero Báez

El actual edificio del Colegio de Arquitectos es producto de la fiebre edificadora de principios del siglo XX en la capital. Los arquitectos Gonzalo Aguado y José María Pérez Carasa diseñaron esta suntuosa casa en 1916 para su propietario, el entonces alcalde Juan Quintero Báez, como inmueble familiar. Se trata de una de las viviendas burguesas que más sobresale en la isleta que domina toda la vía, dándole un perfil renovado a la calle Puerto a principios del siglo XX, en una época de prosperidad para la ciudad. La casa de Quintero Báez pronto fue conocida como 'la Casa del Millón', porque según las crónicas populares fue el precio que costó en aquella época la nueva vivienda. En cuanto al Palacio de Mora Claros, se trata de un palacio de principios del siglo XX diseñado por el arquitecto Moisés Serrano y Mora en 1912, siendo reformado en 1919 por Pérez Carasa, quien le daría la belleza que hoy ofrece. El Palacio de Mora Claros nació como consecuencia de la aparición de una burguesía acomodada por el desarrollo de la minería, y junto al actual Colegio de Arquitectos, la casa de Antonio Checa (actual sede de la UGT) y el desaparecido ayuntamiento, conformarían el gran espacio urbano de la Huelva de principios del siglo XX.

La emblemática calle Puerto, importante zona arqueológica de la ciudad, fue primero el camino hacia el puerto de la ciudad (de ahí su nombre), y comunicaba la zona baja de la población con la zona alta del castillo de los Condes de Medina Sidonia. A partir del siglo XIX se convertiría en la arteria más importante de la vida pública de la ciudad con el traslado del Ayuntamiento de Huelva, en el lugar que hoy ocupa el pasaje Manuel Machado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios