Huelva

El embalse de Aracena se recupera y está al 75% de su capacidad

  • La localidad serrana acumula ya 425 litros por metro cuadrado de lluvia a causa del temporal

El pantano de Aracena recibe un gran aporte de agua debido al temporal El pantano de Aracena recibe un gran aporte de agua debido al temporal

El pantano de Aracena recibe un gran aporte de agua debido al temporal / canterla

Los efectos del temporal Félix no se han notado de momento tanto en la Sierra como el anterior, el Enma, si bien hay que esperar a la jornada de hoy con el aviso amarillo por posibles fuertes precipitaciones, activo hasta las tres de la tarde, para conocer los resultados.

Desde que empezó el temporal de lluvia y viento , que lleva dos semanas en la Sierra, en Aracena han caído algo más de 425 litros por metro cuadrado, es decir, casi la mitad de la pluviometría habitual en los últimos años y una tercera parte de la media normal de hace no muchos años que siempre superaba los 1.000 litros al año.

El agua almacenada en los pantanos de Aracena (términos municipales de Puerto Moral, Zufre y Corteconcepción) y Zufre, siendo los dos más importantes en la comarca y que abastecen de agua sólo a Sevilla capital, se había reducido de forma notable pero ha subido en las últimas fechas.

El de Aracena, de menor capacidad que el de Zufre, antes de estos días de lluvia se encontraba al 55% y ahora está por encima del 75%, creciendo cada día de forma considerable. De hecho el embalse de Aracena tiene una capacidad total de 129 hm3 y ayer estaba con 98, es decir, 27 hm3 más que la semana anterior. Unas cifras para la esperanza y que aseguran el agua a Sevilla para varios años, pero aún así son diez puntos por debajo de la media de capacidad del pantano de la última década en estas fechas y rozando la media de capacidad en la última década.

La jornada de ayer transcurrió sin ningún incidente de relevancia. Con el anterior temporal sí hubo caída de ramas y pequeños árboles, desplazamientos de mobiliario urbano como contenedores, varios accidentes de tráfico de menor importancia y en la mayoría de casos provocados por la falta de visibilidad, mucha suciedad y barro en algunas calles, tormentas con muchas averías electrónicas, viento que provocó caídas de antenas y levantamientos parciales de algunos tejados y cubiertas de naves industriales, acumulación de agua en algunos espacios como el estanque de la zona de la Albuhera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios