Huelva

Un dispositivo especial de la Guardia Civil controlará los accesos y las concentraciones de jóvenes en Matalascañas

  • Alarma en Matalascañas por los botellones y fiestas “incontroladas”

  • Los empresarios hoteleros piden al Ayuntamiento que tome medidas

El lugar donde se concentran los jóvenes los fines de semana en Matalascañas. El lugar donde se concentran los jóvenes los fines de semana en Matalascañas.

El lugar donde se concentran los jóvenes los fines de semana en Matalascañas. / Alberto Domínguez (Huelva)

Las redes están llenas de vídeos y fotografías de botellones y fiestas en Matalascañas de los últimos fines de semana. La situación, unida a los rebrotes en otras provincias vinculados al ocio nocturno y las aglomeraciones de jóvenes, ha hecho saltar la alarma entre los empresarios del sector hotelero. Contagios, cancelaciones y ruina es la secuencia sobre la que alertan los miembros de la Asociación Provincial de Hoteles de Huelva, que ha enviado una carta al Ayuntamiento de Almonte avisando del peligro al que se enfrenta el sector si no se pone remedio a los hechos que se repiten en las últimas semanas.

La primera medida será la aplicación por parte de la subdelegación del Gobierno de un plan especial de seguridad para controlar los accesos y las concentraciones de personas tanto en Matalascañas como en El Rocío por su cercanía y conexión. La Guardia Civil será desplegada para asegurar que no se repitan las imágenes de los últimos fines de semana. El desarrollo de todo el dispositivo será analizado en la reunión de la junta de seguridad local convocada para el próximo viernes. Al final de la misma, el Ayuntamiento mantendrá un encuentro con los hoteleros para trasladarles todo el despliegue. El consistorio almonteño no quiso pronunciarse ayer y emplazó a las conclusiones de esta reunión.

En la misiva remitida al consistorio almonteño, los hoteleros denuncian “la gran preocupación que está asaltando al sector turístico de nuestra provincia en general y al sector hotelero, al que represento en particular, sobre los hechos que se viene produciendo en la playa de Matalascañas en estos últimos fines de semana, relacionados con la celebración de botellones y fiestas incontroladas por parte de un gran número de personas, y que han trascendido de manera inmediata a los medios de comunicación y redes sociales”.

Los empresarios recuerdan al consistorio “el gran esfuerzo que desde el sector hotelero de nuestra provincia y en particular los que desarrollan su actividad en ese enclave turístico”. Todo ello a pesar de la baja ocupación que registran por las restricciones y la crisis generadas por la pandemia de Covid-19 “lo cual nos pone a todos en una muy difícil situación en cuanto a poder intentar generar cifras de rentabilidad positivas durante la misma” para lo cual “realizamos un esfuerzo ímprobo por parte de los empresarios del sector por mantener la empleabilidad y generar una cierta actividad turística de la cual se puedan beneficiar cuantas actividades complementarias al alojamiento participan de la oferta del destino”. Sin embargo, lamentan que no se pongan los medios necesarios para evitar este tipo de concentraciones que pueden derivar en el cierre de los establecimientos de ocio, tal y como ha avisado la Junta de Andalucía.

Así, en la carta que firma José Manuel Díaz-Sánchez Matamoros, la Asociación de Hoteles de Huelva muestra “la gran preocupación que estas concentraciones, así como su escaso control y vigilancia por el cumplimiento de las normas de distanciamiento social y prevención por parte de las fuerzas de seguridad tanto locales como las dependientes del estado, están produciendo tanto en los empresarios como en nuestros clientes, los cuales ven en este tipo de comportamientos una seria amenaza la salud pública, cuestión esta que, como era previsible, está generando un rechazo al destino además de numerosas cancelaciones de reservas realizadas con anterioridad”.Por todo ello, los hoteleros reclaman “un control efectivo de la aplicación de las normas dictadas por la Junta de Andalucía respecto a este tipo de concentraciones y una actuación contundente para evitar las mismas, ya que de nos ser así, mucho nos tememos que en breve podría saltar a la palestra algún tipo de noticia negativa señalado posibles contagios o rebrotes en el destino, cuestión esta que terminaría por dar al traste a una temporada que por otra parte ya de por sí va a ser muy pero que muy complicada a efectos del mantenimiento de la actividad turística”.

El presidente de los hoteleros está convencido “al cien por cien que esta preocupación es asumida con responsabilidad” por el ayuntamiento almonteño, por lo que “estamos convencidos de que en breve se pondrán en marcha las medidas oportunas para garantizar el cumplimiento de las normas que por otra parte no hacen más que profundizar en la prevención de los contagios, y que son absolutamente necesarias para dotar de cierta normalidad una situación tan complicada como la que estamos desafortunadamente padeciendo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios