Huelva

El director de Doñana desvincula a Matalagrana de la afección del acuífero

  • Juan Pedro Castellano declara en el juicio contra 13 agricultores y los exalcaldes Bella y Domínguez que los problemas se plantean “fuera del Espacio Natural”

Los acusados de Matalagrana, en el plenario del Penal 1 de Huelva.

Los acusados de Matalagrana, en el plenario del Penal 1 de Huelva. / Alberto Domínguez (Huelva)

El director conservador del Espacio Natural de Doñana, Juan Pedro Castellano, señaló ayer –en el juicio que se sigue en el Penal 1 contra 13 agricultores con parcelas en la finca Matalagrana y los exalcaldes de Almonte Francisco Bella y José Antonio Domínguez– que no han identificado dentro del parque "afecciones concretas" vinculadas a la zona de Matalagrana, así como que casi todos los informes plantean que los problemas se dan "fuera del Espacio Natural".

En este sentido, Castellano aclaró que aunque en el parque no han detectado "afección", considera que "si no se toman medidas fuera del espacio, a la larga puede afectar" porque "cada vez que hay extracciones hay una afección al agua", al tiempo que remarcó que el arroyo de la Rocina es una zona "especialmente sensible", pero que las amenazas de Doñana "han ido cambiando desde los años 70".

Así, añadió que conoce el proyecto de agricultura ecológica de Matalagrana y que una misión internacional, compuesta por representantes de la Unesco, Red Ramsar y Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza visitó en 2015 la explotación de la finca, aprovechando su paso por Doñana para el seguimiento del Patrimonio Mundial, y que el proyecto tuvo "buena acogida" por parte de las autoridades internacionales.

De este modo, subrayó que "nadie disiente con que hay un problema con el agua", sino que el planteamiento es si "se está afrontando adecuadamente o no".

En una línea similar se pronunció ayer el que fuera el director del Espacio Natural de Doñana desde 2007 a 2013, Juan Carlos Rubio, quien indicó que "no existe un consenso científico sobre el problema de la situación del acuífero", pero que "existe preocupación en Europa" por este tema, ya que "el agua es el sustento ecológico de los recursos de Doñana", al tiempo que recalcó que no ha tenido pruebas "fehacientes" de que las explotaciones de Matalagrana hayan supuesto "un problema" para el parque.

En este punto, destacó que "la explotación de los recursos del hombre en el medio ambiente no tiene por qué ser perjudicial en sí mismo", al tiempo que manifestó que esta finca se destinó a la agricultura ecológica para "extraer el máximo rendimiento con el mínimo impacto" y "un uso respetuoso del agua".

Explicó además que el control sobre la calidad del agua es "escaso", por lo que considera "básica" una agricultura "respetuosa" en este sentido y que la agricultura ecológica lo es "al no usar fitosanitarios". Finalmente, Rubio añadió que la conclusión que sacó la misión internacional de 2011 cuando él era el director eran que el parque "mantenía las características ecológicas que determinaron la declaración de Reserva de la Biosfera".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios