coronavirus huelva

Los dentistas de Huelva calculan un 60% menos de facturación por el coronavirus

  • Las clínicas ya se encuentran operativas al 100% con protocolos especiales causados por las medidas preventivas

Un dentista un plena actividad. Un dentista un plena actividad.

Un dentista un plena actividad. / H.I. (huelva)

Los dentistas estiman, en una primera aproximación, que ha caído en un 60% su facturación como consecuencia del parón que tuvieron que efectuar en su actividad profesional, como consecuencia de la irrupción de la pandemia. Así lo señala el presidente del Colegio de Dentistas de Huelva, Víctor Núñez, quien da ese dato como una primera valoración a la espera de que esta entidad haga un estudio pormenorizado de las repercusiones que en distintos sentidos, ha tenido el coronavirus en las clínicas dentistas de la provincia.

A estas alturas, la inmensa mayoría de las clínicas ya se encuentran operativas, al menos las que no pertenecen a franquicias. Además, esa actividad se realiza “al 100%”. Esto no significa que las cosas hayan vuelto a la normalidad tal y como estaban antes del inicio de la pandemia del coronavirus. Núñez explicó que se han establecido protocolos que extreman, aun más si cabe, las medidas de higiene y seguridad a la hora de atender a los pacientes. Esto se traduce en una cierta ralentización de la dinámica de las consultas ya que “obviamente los pacientes siguen teniendo sus citas concertadas si bien se les exige una extrema puntualidad ya que una de las cosas que también tenemos que observar es el hecho de que no se congregue gente en las salas de espera”.

Preguntado el presidente de los dentistas onubenses sobre si el parón asistencial ha supuesto ahora un incremento notable en el número de pacientes, Víctor Núñez respondió que “nos estamos encontrando con dos situaciones que pueden considerarse que se encuentran en los dos extremos. En primer lugar, se encuentran aquellos pacientes que con motivo de la pandemia, vieron su tratamiento interrumpido y ahora han vuelto. Por otra parte, se encuentran aquellas personas que tenían pensado someterse a algún tipo de intervención o tratamiento y como consecuencia de la inseguridad económica los han suspendido”.

Respecto a las guardias realizadas durante las semanas más duras del estado de alarma, las intervenciones de estos sanitarios se quedaron prácticamente, en la mínima expresión ciñéndose a la prescripción de tratamientos ineludibles para algunos pacientes y de esta manera “se ha contribuido con los profesionales de la Sanidad pública descargándoles de algo de su trabajo”. Las clínicas dentistas han vivido durante estas semanas, una situación algo paradójica lo que han compartido con las de otros profesionales sanitarios.Al inicio del estado de alarma, los dentistas onubenses se pusieron en contacto con la Delegación del Gobierno andaluz, para proponerle un turno de oficio o un sistema de guardias para que no se colapsaran las Urgencias, lo que no se produjo finalmente, aunque por otras motivaciones.

Aunque las directrices del Ministerio de Sanidad estipulaban que las clínicas podían permanecer abiertas, la práctica totalidad de estos profesionales optaron por echar el cierreEstos profesionales sanitarios consideraron por una parte, que eran de los más expuestos a un posible contagio, por la enorme proximidad con la que trabajan con sus pacientes. El mensaje que transmitieron a la población fue de que a no ser que se tratara de un caso urgente, lo mejor era quedarse en casa. De este modo, se dotó de un teléfono de urgencias para atender aquellos casos que no admitan demora. Para ellos, esa era la mejor muestra de solidaridad que podían mostrar a la sociedad onubense al no poder realizarse una atención normalizada.

Además, había otro obstáculo que hacía inasumible su labor. Hay que recordar que al inicio del estado de alarma, había una enorme escasez de material preventivo, de manera que los proveedores de material y equipamiento de protección necesarios, estaban siendo derivados a la Sanidad pública, por lo que los profesionales no disponían ni podían acceder a ellos por falta de abastecimiento”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios