Huelva

La crisis se prolonga con una subida del paro estimada del 2,8% para 2015

  • El CESpH adelanta en su dictamen trimestral que aún no se augura para el próximo año una ralentización en el desempleo El sector agrícola pierde fuerza y ya destruye empleo

Comentarios 5

La provincia de Huelva sigue en el túnel de la recesión y, lo que es más grave, sin ver aún luces en el horizonte. Tampoco brotes verdes ni indicios de que la crisis sea ya historia, como se ha dicho en Moncloa. Para ilustrar mejor la situación, una previsión para el próximo año 2015: el paro registrado se incrementará un 2,8%, con perspectivas de superar la barrera de los 63.000 parados en territorio onubense. Ni la contribución habitual de la agricultura en el empleo permitirá que Huelva siga la tendencia de recuperación que parece observarse en el resto del territorio nacional y andaluz.

La predicción forma parte del quinto dictamen publicado por el Consejo Económico y Social de la provincia de Huelva (CESpH), que lleva por título Análisis de la coyuntura del mercado de trabajo en la provincia de Huelva. Tercer trimestre 2014. Es el primero de la serie de estudios que elaborará este órgano dependiente de la Diputación de forma periódica, cada trimestre, para evaluar la situación laboral onubense y sus perspectivas de futuro.

En este estudio, elaborado por el profesor, y presidente del CESpH, Juan José García del Hoyo, se advierte de la "diversa evolución del mercado de trabajo en la provincia de Huelva en relación al conjunto nacional y andaluz", insistiendo en que "el desempleo sigue creciendo en nuestra provincia a pesar del tirón del sector agrario".

Las variables manejadas en el análisis, y aportadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, son corregidas por el profesor García del Hoyo para depurar la incidencia de factores estacionales e irregulares, habituales en el mercado laboral onubense, para ofrecer una visión general más acorde con la realidad. De ahí que en el estudio se introduzcan conceptos como "situación subyacente" y "crecimiento subyacente" para describir el comportamiento de las diferentes variables, tanto en las series actuales como en las proyecciones realizadas.

Este dictamen corresponde al tercer trimestre de 2014, ofreciéndose, pues, predicciones relativas al cuarto trimestre, que ahora acaba, y al próximo año 2015, según las tendencias observadas en cada campo. Por eso, más allá de los detalles técnicos, destaca el hecho de que la expectativa a medio plazo, para 2015, del número de parados -inscritos en las oficinas de desempleo, según la estadística del Ministerio- manifieste una tasa de crecimiento interanual del 2,8%, muy superior a la tasa media de 2013, que era del -1,3% interanual, siendo evidente "el deterioro de la situación".

Tomando como dato válido el crecimiento subyacente, ya depurado de otros factores, la previsión para 2015 aumenta aún más, hasta el 3,1%, elevando también la tasa de variación internual original para todo el año 2014, de un -0,9% al 1,1% positivo. Estas previsiones realizadas por el CESpH apuntan también a que en términos absolutos, el paro registrado se elevará, en el nivel subyacente, hasta las 63.208 personas en la provincia de Huelva. Es lo que en términos técnicos se considera un "crecimiento moderado", que indica, igualmente, que el año 2014 se cerrará con 61.504 parados inscritos en las oficinas de empleo.

El comportamiento de esta variable en el año es más evidente en el análisis mensual, en el que se observa más detalladamente el cambio de las perspectivas positivas que se habían mantenido en el primer trimestre de 2014, y que se truncaron con los datos correspondientes a los cinco últimos meses del año. En abril, el crecimiento subyacente volvió a ser positivo, con un 0,6%, y ha ido creciendo de forma paulatina hasta el 1,9% de septiembre. Las predicciones apuntan a que en el mes de diciembre que ahora acaba, se registrará un 2,6% de crecimiento subyacente, que se elevará en doce meses hasta el 3,5% previsto para diciembre de 2015.

Con estos datos, apunta el profesor García del Hoyo en el dictamen, "aún no se vislumbra un cambio de tendencia", aunque las expectativas que podían esteblecerse con la información de mayo pasado preveían un ritmo de incremento del paro más acusado, por encima del doble de la predicción actual para 2015.

De forma pormenorizada, el paro registrado en menores de 25 años experimentará un empeoramiento, con una expectativa de crecimiento a medio plazo internual cercana al 10%, "muy por encima del conjunto de parados y que contrasta con el promedio de 2013 del 1,9, manteniendo la situación observada en 2014".

Otra de las variables a considerar en el análisis del mercado de trabajo es la relativa a la afiliación a la Seguridad Social. En ésta se evidencia, en su evolución subyacente, una desaceleración de la senda creciente iniciada a finales de 2013, de forma que en agosto se registró una cifra por encima de los 5.000 trabajadores más respecto al mismo mes del año anterior, pero muy por debajo del nivel estimado para los primeros meses del año, apunta el dictamen del CESpH.

De esta forma, las predicciones del análisis estiman que 2014 se cerrará con un crecimiento subyacente del 2,2%, mientras que para 2015, disminuirá considerablemente hasta el 0,2%. La senda mensual refleja, de hecho, que en este mes de diciembre, dicho crecimiento será del 0,7%, por el 0,2% fijado para diciembre del próximo año.

Si los datos de la serie original se llevan a un gráfico, incluyendo los factores estacionales e irregulares, son muy evidentes los picos de afiliación correspondientes con los meses de máxima actividad de la campaña agrícola, muy acentuados desde 2008, con el inicio de la crisis. Sin embargo, en los dos últimos años se observa que los picos son cada vez más afilados y estrechos en su base, mostrando así la cada vez mayor dependencia de la actividad fresera en la provincia, limitada cada vez más en el tiempo, y la creciente precarización del trabajo en el campo.

Pero en el análisis que se hace de los datos de afiliación al Régimen Especial Agrario (REA) de la Seguridad Social, se observa una desaceleración del crecimiento, que supone una pérdida de empleo también en la agricultura. En la gráfica que saldría de la serie original, además de los picos afilados y cada vez más estrechos, que ya se observaban en la afiliación total, se contemplan valles cada vez más bajos.

Siguiendo los datos subyacentes, despojados de la estacionalidad y la irregularidad en los datos, la senda de crecimiento experimentada en 2014 va también decayendo, a pesar de la recuperación registrada tras el bache del año anterior. Tras un crecimiento del 17,8% en el pasado mes de agosto, la afiliación baja hasta el 14,4% según la predicción para este mes de diciembre, dejando la previsión global para 2014 en el 14,6%, que a su vez se reducirá hasta el 7,8% en 2015 según el análisis del CESpH.

La afiliación no agraria a la Seguridad Social, en cambio, también cerrará el año 2014 de forma positiva: un 0,8%, que supone un crecimiento desacelerado, frente al decrecimiento moderado previsto para 2015: -0,2%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios